Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 29 de junio de 2017

Reportajes

El Sector Cárnico hacia la Internacionalización

Redacción Qcom.es

La industria cárnica es el cuarto sector industrial de España, sólo por detrás de sectores de la dimensión de la industria automovilística, la industria del petróleo y combustibles y la producción y distribución de energía eléctrica. Hasta 3.000 empresas agrupadas en la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE) que están distribuidas por toda la geografía española, especialmente en zonas rurales.

La estructura industrial sigue registrando año a año un suave descenso en el número de instalaciones autorizadas, principalmente mataderos, que según el registro de AECOSAN, a comienzos de 2014 son alrededor de un 2,8% menos que un año antes, mientras que el número de salas de despiece y el de establecimientos de transformación, se han mantenido prácticamente estabilizado.

El consumo de carnes y elaborados es el más importante de la cesta de la compra de los españoles, como lo demuestra el hecho de que de los 66.527 millones de euros que alcanzó el gasto alimentario en el hogar en España en 2012, un 22% correspondió a las carnes y derivados, muy por encima de los otros sectores principales de productos como son el pescado, la leche y derivados lácteos o las frutas y hortalizas frescas y transformadas.

La producción cárnica española

En 2014, la producción de carne de porcino creció un 4%, superando por primera vez los 3,5 millones de toneladas, lo que marca un nivel histórico. Por el contrario, las producciones de carne de vacuno y ovino/caprino siguieron la tendencia descendente de los últimos años. Es notorio pues, que la producción porcina es la primera actividad cárnica. Esta representa el 83,5% de las carnes de ungulados producidas en 2014. El 61,3% si incluimos avicultura y cunicultura. Con este volumen de producción, que representa el 3,4% de la producción mundial, España se consolida como el cuarto mayor productor de carne de porcino, por detrás de China, EEUU, y Alemania y, por delante de Brasil, Rusia, Vietnam y Canadá. En cuanto a la Unión Europea, España está colocada como el segundo país europeo, representando el 16% del total de la UE por delante de Francia, Polonia, Dinamarca, Italia y Países Bajos.

La carne de vacuno ocuparía el tercer lugar en volumen mundial (tras la carne de ave) con el 10% de la producción nacional de carnes. España representa el 8% de la producción europea por detrás de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

A pesar de que la producción de carne de ovino y caprino se encuentra en declive ya desde hace varios años, España es el segundo productor europeo con casi un 18% del total, por detrás del Reino Unido y por delante de Grecia y Francia.

En cuanto a la producción de elaborados cárnicos, España se sitúa en cuarto lugar en la Unión Europea con 1,3 millones de toneladas anuales, por detrás de Alemania, Italia y Francia. Por productos, destacan en volumen los fiambres cocidos y en valor los jamones y paletas curados blancos e ibéricos.

Comercio exterior cárnico.

La industria cárnica ha pasado, en apenas 25 años, de no hacer ventas exteriores a convertirse en el primer sector exportador de la industria agroalimentaria española y en una potencia en el mercado mundial de productos cárnicos. Las exportaciones se han configurado ya desde hace años como una variable estratégica para el sector, como una apuesta decidida de futuro y crecimiento y en otros casos para superar la difícil situación del mercado nacional.

Las dos terceras partes de las exportaciones se dirigen todavía a la Unión Europea, y de este porcentaje, la mayor parte de los productos va a Francia, Portugal e Italia. De aquí que el sector tenga dos retos importantes en este terreno: incrementar de forma rápida las ventas exteriores a los mercados extracomunitarios y crecer en productos elaborados de mayor valor añadido que diferencien a la industria española de sus competidores.

El sector cárnico español exportó en 2014 un total de 1,71 millones de toneladas de carne y productos elaborados de todo tipo por valor de 4.467 millones de euros a mercados de todo el mundo, con una balanza comercial muy positiva del 460%, dato que muy pocos sectores económicos pueden registrar.

España es el cuarto exportador mundial de porcino con el 8% en cuanto a sus ventas exteriores de casi 1,4 millones de toneladas y solo por detrás de Alemania, Estados Unidos y Dinamarca. Y lo que resulta más favorable para el sector del porcino es el crecimiento de las exportaciones a terceros países en un 30% en volumen y un 33% en valor. Todo ello, en un año con el mercado ruso cerrado. Tras el cierre de Rusia, las empresas exportadoras han sabido reorientar sus ventas hacia mercados alternativos asiáticos y de otros terceros países.

<< volver

Noticias
28/06/2017
Noticias
26/06/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

26/06/2017