Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 22 de junio de 2017

Reportajes

Los españoles gastamos menos en comida

Manel González. Periodista

El gasto total en comida de los españoles alcanzó los 98.052 millones de euros durante 2014, un 3,2% menos que en el año anterior (101.250 millones). Esta es la principal conclusión que se extrae del último Informe del Consumo de Alimentación en España elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). El descenso es más pronunciado en el consumo doméstico que en el de fuera de casa.

Consumo doméstico

Dentro de los hogares de nuestro país se han gastado 66.443 millones de euros, un 3,5% menos que en 2013. Según se estipula en el Informe, esta evolución es resultado del descenso en el consumo (-2,3%) junto con el menor precio medio de los alimentos (-1,2%). Por persona, consumimos 662 kilos/l y gastamos 1.482,3 euros de media al año.

Otra curiosidad que revelan los datos del Magrama es la tendencia a cocinar menús más ligeros y sencillos. Nos gusta comer de plato único, pero al mismo tiempo incorporamos más ingredientes.

El canal preferido para la compra de alimentos es el supermercado, con un 43% del total (la cifra asciende a 51,8% si hacemos referencia a los productos envasados). En cuanto a la adquisición de productos frescos, nos gusta acudir a establecimientos especializados -carnicerías, pescaderías, etcétera- (36,4%).

Por tipo de alimento, en los datos obtenidos por el departamento destacan: el mayor consumo de aceite de oliva virgen frente al descenso del aceite en general; el mantenimiento del volumen y el descenso del valor de la bollería, la pastelería, las galletas, los cereales y el azúcar; el descenso en el consumo de productos lácteos, la carne fresca, el pescado, el pan, las frutas frescas, las patatas, las hortalizas, las legumbres, la pasta, los huevos y el arroz; y la evolución al alza del consumo de cerveza, frente al del vino, los zumos y los néctares, que cae. El agua envasada y las bebidas refrescantes se mantienen.

Consumo extradoméstico

Fuera de casa, los españoles hemos gastado en 2014 31.609 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 1,3% menos que el año anterior. El descenso, sin embargo, es menos acusado que en pasados ejercicios.

El número de visitas a restaurantes alcanzó la cifra de 6.548 millones, un 1,6% menos que en 2013. El gasto medio por persona en estos establecimientos subió mínimamente, un 0,4%, hasta los 4,83 euros.

Dentro de la diferencia de gasto con respecto a 2013, el 60% corresponde a restaurantes de servicio completo, “establecimientos que concentran prácticamente la mitad de las ventas del sector (48,9%)”, se especifica en el Informe.

Por un lado, progresa el consumo de bebidas fuera del hogar, cerveza y vino sobre todo. Por el otro, en cuanto a los alimentos, existe una cierta tendencia alcista hacia los productos “más básicos y funcionales” (pasta, bollería, pollo, base pan…) en detrimento de otros de mayor elaboración en cocina (carne, pescado).

La disminución de la población consumidora y del número de hogares, la tendencia decreciente del IPC general y el crecimiento del sector restaurador han sido, a juicio de los expertos ministeriales, los hechos que han marcado toda esta evolución, tanto en el consumo doméstico como en el extradoméstico.

Hábitos de compra

Según el Informe del Consumo de Alimentación, los tres factores principales que influyen en la elección del establecimiento de compra son la calidad de los productos, la proximidad del local y los precios.

Por norma general, hacemos compras más responsables, elaborando listas antes de realizar las adquisiciones (72% de los casos). Además, los españoles más mayores y de núcleos de población menores de 50.000 habitantes compran menos por internet que los más jóvenes y residentes en zonas más pobladas.

“La crisis económica y la revolución tecnológica han sido los dos grandes sucesos generadores de nuevos hábitos de vida y, por tanto, de consumo en los hogares españoles. A ello se une la creciente libertad de los españoles y la creciente heterogeneidad de los hogares, cambios ya consolidados en la sociedad española”, apunta el Informe.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

15/06/2017