Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes

Heineken con paso firme

Teresa Sánchez 

Heineken avanza con paso firme hacia el liderazgo de la industria cervecera en España ante la caída del grupo Mahou-San Miguel. De acuerdo con los datos de Cerveceros, la asociación que integra a todo el sector, en 2012 la compañía madrileña alcanzó una cuota de mercado del 36,9 por ciento, con una producción de 12,2 millones de hectólitros. Tenía garantizado el primer puesto porque su competidora holandesa, propietaria de Cruzcampo, quedaba a más de siete puntos, con una participación del 29 por ciento y una producción de 9,8 millones de hectólitros.

El problema para Mahou es que desde entonces no ha parado de perder cuota. En 2013 su participación se redujo ya por primera vez por debajo de los 12 millones de hectólitros y en el último ejercicio ha caído hasta 11,8 millones. Es justo lo contrario de lo que ha sucedido con Heineken, que ha conseguido superar la barrera de los 10 millones y se le acerca cada vez más rápido.

Así, según los datos de Cerveceros de España correspondientes al último ejercicio, el grupo Mahou-San Miguel tendría una cuota del 34,3 por ciento y Heineken le pisaría los talones con una participación que se acerca ya casi al 30 por ciento del mercado.

Al cierre de 2014, la tercera empresa del ranking es la catalana Damm, con una producción de 8,3 millones, ligeramente por encima de la que alcanzó en 2013, y una cuota del 24 por ciento, recortando por lo tanto también posiciones a Mahou-San Miguel, que no ha conseguido rentabilizar así la compra de Cervezas Alhambra a finales de 2006 y vuelve prácticamente al mismo nivel de producción y ventas que tenía antes de cerrar dicha adquisición.

Al margen de Heineken y Damm, otra de las empresas que también le está comiendo el terreno a Mahou, con un crecimiento espectacular en los dos últimos años, es Estrella Galicia, que ha pasado de producir 1,2 millones de hectólitros a alcanzar 1,77 millones, lo que le ha permitido aumentar su cuota de mercado desde el 3,6 por ciento que tenía en 2012 al 5,2 por ciento de 2014, todo un récord en un momento muy complicado para el sector en general por la caída del consumo, especialmente a raíz de la crisis en lo hostelería y el cierre de bares y restaurantes.

Mahou San Miguel elevó un 1,8 por ciento su beneficio en 2014, hasta los 168 millones, pero redujo sus índices ligeramente sus índices de rentabilidad con un crecimiento de las ventas ligeramente superior, del 3 por ciento, hasta 1.153 millones de euros. Mahou San Miguel elevó un 1,8% su beneficio en 2014, hasta los 168 millones

El pasado mes de mayo, durante la presentación de sus resultados, la empresa que dirige Alberto Rodríguez Toquero recalcó que estas cifras vienen impulsadas por el crecimiento registrado en todas sus líneas de negocio. No obstante, admitió también que el negocio nacional de cerveza aumentó sus ingresos tan sólo un 1,5 ciento. De hecho, el crecimiento de la compañía viene sobre todo por las ventas en el exterior, con un incremento del 12 por ciento, y por su área de agua y refrescos -Mahou es propietario de la marca Solán de Cabras- con un 10,6 por ciento de aumento.

Por su parte, la filial española de Heineken ganó 59 millones de euros en 2014 frente a los 25 millones del año anterior (más del doble, un 136 por ciento más). Con ello, logró consolidar la senda del beneficio tras las pérdidas de 142 millones que había registrado en 2012 debido a una cuestión contable por la depreciación en la valoración de los activos de la portuguesa Sagres, que había sido adquirida por la multinacional cervecera.

Además, superó también el crecimiento en ventas de Mahou, elevando su facturación un 4,4 por ciento, hasta 907 millones de euros. Para la empresa, lo más importante sin embargo es con este volumen vuelve a superar los 900 millones, barrera de la que bajó en 2013, cuando se quedó en 869 millones. En 2012 todavía se mantuvo por encima -906 millones- y en 2011 se situó en una cifra algo superior, 919 millones de euros.

A la espera de que se cierre el año 2015, todo indica que esta siendo un buen ejercicio para el sector, con un crecimiento generalizado gracias a la recuperación de la hostelería, que pese al cierre de bares sigue aumentando ventas gracias al crecimiento de las grandes cadenas de restauración organizada.

En ese contexto, además, según explican en el sector, Heineken podría estar recortando aún más la diferencia con su rival Mahou-San Miguel. Aunque los datos definitivos no se conocerán hasta el año que viene, esa sería una de las razones por las que ésta última empresa ha apostado por acelerar su crecimiento más allá de nuestras fronteras.

En este sentido, el pasado mes de abril anunció que había alcanzado el 100 por cien de la compañía india Arian Breweries & Distilleries -ya poseía la mitad desde 2012-, y tratando de crecer también con la marca San Miguel a nivel internacional. Todo para compensar la pérdida de cuota en España, con el liderazgo del mercado más cuestionado que nunca.

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017