Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 28 de julio de 2017

Reportajes
12/05/2016

Arla, quesos del norte de Europa

  • La empresa sueco-danesa apuesta por la calidad diferenciada de sus productos
  • Coloca en el mercado español unas 20.000 toneladas de productos de la leche

Vidal Maté. @trigolimpio_VM

Arla Foods es el resultado de la fusión en 2000 de la compañía danesa DM Foods y la cooperativa sueca Arla, cuyos orígenes se remontan a un siglo atrás, lo que dio lugar a la formación de un grupo inicialmente con unos 11.000 ganaderos. En contra de lo que sucede en España, donde al cabo de más de una década de contactos fueron incapaces de ponerse de acuerdo para la formación de un grupo de mayor tamaño las cooperativas Covap, Iparlat, Feiraco o la propia Central Lechera Asturiana, Arla ha seguido con su proceso de incorporación de nuevos grupos hasta convertirse en la tercera cooperativa láctea en el marco comunitario.

Actualmente, tras las últimas fusiones con EGM Walhorn de Bélgica, AMCo Hansa Milch de Alemania, con la sueca Milko, MUH de Alemania y Milk Link en el Reino Unido, el grupo ha pasado a contar con 13.400 ganaderos, con instalaciones de producción e industrialización en doce países, empleo a casi 20.000 personas, con ventas en un centenar de países por un volumen de unos 10.000 millones de euros.

El interés de Arla por el mercado español para distribuir, no para elaborar, los productos derivados de la leche, no es de ayer, sino que se remonta ya a los noventa cuando comercializaba los mismos a través posiblemente del mayor operador de queso en España procedente de la importación, el Grupo TGT, con una facturación de casi 500 millones de euros, del que todo el mundo sabe que existe, pero del que no se conocen muchos datos sobre su actividad importadora dado el incomprensible hermetismo del grupo, a la que se suma el desarrollo en España de un grupo industrial en el mismo sector de los productos de la leche. Este conocimiento del mercado español de los productos derivados de la leche a través de un operador y sus posibilidades de futuro, hizo que desde 2003 la cooperativa apostara más directamente por este mercado y que se instalara en el país con la constitución de la empresa Arla Foods España a cuyo frente se hallaba y se mantiene Ignacio Cuadrado.

En base a las importaciones, el grupo Arla se ha situado entre los principales operadores de los productos derivados de la leche en España, fundamentalmente de quesos de diferentes tipos y formatos, cremosos, amarillos, rayados o azul, mantequilla y leches con sabores con unas ventas que se sitúan en unas 20.000 toneladas por un valor superior a los 100 millones de euros, frente a unas importaciones totales de queso en España de unas 240.000 toneladas

Aunque la empresa, por razones lógicas de la competencia, dé algunos datos sobre su posición en el mercado, el grupo señala haber tenido en los últimos años una línea de permanente crecimiento con un incremento de la facturación que en 2015 fue del 5% y con unas cuotas medias en el mercado en sus diferentes productos que van del 5% hasta superar en algunos casos el 10%.

Del conjunto de las ventas del grupo en España, aproximadamente una tercera parte corresponde a productos para su utilización por la industria. Otra tercera parte se comercializa bajo la marca de varios grandes grupos de la distribución y, finalmente, otra tercera parte corresponde a las ventas de los productos bajo la enseña de la firma con marcas como Arla, Castello y Lurpak, junto su partenariado con Starbucks en cafés refrigerados.

La comercialización de los productos del grupo Arla se realiza en un 90% en el marco de la gran distribución. De cara al futuro, el objetivo es aumentar las ventas en el canal Horeca y en conjunto de los establecimientos food service.

Arla da un gran valor a la promoción de sus productos. De acuerdo con esta política, anualmente destina aproximadamente un 5% de su facturación al desarrollo de diferentes campañas de comunicación. Para este ejercicio se plantea un incremento de esa parida en un 15%.

Los responsables del grupos son conscientes del momento y de los problemas de excedentes que existe en el conjunto de los mercados de la leche y de los productos derivados, con excedentes y bajos precios, con productos baratos, donde existe una clara presión bajista para solventar la situación, en muchos casos con ventas a pérdidas. Frente a esta coyuntura, la firma ha puesto en marcha una campaña encaminada a poner en valor el conjunto de sus productos desde la perspectiva de que trata de ofertas con una calidad diferenciada gracias a un proceso de control y buen hacer que va desde las granjas de sus ganaderos a los procesos meticulosos de elaboración. En la misma línea, el grupo trabaja en ofrecer a los consumidores la máxima información sobre la importancia de la leche y productos lácteos en relación con la salud, la nutrición y los hábitos saludables, para lo cual se utilizan las redes del blog Naturarla.es, así como el Facebook.

Con el objetivo final de dar valor a la marca, entre otras acciones, se encuentra el sello Farmer Owned, que se ha convertido en una diferenciación competitiva para que los consumidores puedan distinguir con ese sello los productos procedentes de sus propias granjas. Como grupo su estrategia con el horizonte de 2020 se concreta en inspirar una alimentación saludable en el sector apoyándose en ocho categorías, leche, leche con sabores, quesos de untar y yogures, mantequilla, especialidades de quesos, mozzarellas e ingredientes, con seis focos prioritarios: Europa, Oriente Medio y norte de Africa, China y el sudeste asiático, Estados Unidos, África Subsahariana y Rusia.

En el marco de esa estrategia, los objetivos del grupo para 2016 se concretan en lograr un importante crecimiento en base a sus marcas más importantes como Arla, Lurpak y Castello; mejorar el consumo en la Europa central; fortalecer sus posiciones en los mercados mundiales y muy especialmente en China, Estados Unidos, Oriente Medio y África norte; reducir los niveles de costes sin perder calidad y, en definitiva, seguir fortaleciendo la cooperativa incrementando sus producciones en 400 millones de kilos de leche para su venta, tanto en la gran distribución como en el food service.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017