Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 22 de junio de 2017

Reportajes
25/05/2016

El peso de la industria alimentaria española aumenta hasta el 1,9% del PIB

Manel González. Periodista

La industria alimentaria española, la quinta de los países europeos en valor de ventas tras Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, ya conoce sus datos relativos al periodo 2014-2015, facilitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). En nuestro país se trata la primera rama industrial, según la última Encuesta Industrial de Empresas del Instituto Nacional de Estadística (INE), a 31 de diciembre de 2014. Supone el 20,5% de las ventas netas del producto, el 18,3% de las personas ocupadas, el 17,8% de las inversiones en activos materiales y el 15,5% del valor añadido.

Según el informe, existen actualmente 28.278 empresas (un 14,3% del sector industrial español) que dan empleo a 353.965 personas (un 18,3% del sector industrial), con 93.396 millones de euros de ventas netas (20,5% del sector industrial) y 19.721 millones de euros de valor añadido (15,5% del sector industrial). Todo ello se traduce en una representación del 1,9% del PIB español en 2015, una décima más que en 2014.

La gran mayoría de las compañías (96,3%) cuenta con menos de 50 empleados, mientras que el 79,6% de ellas tiene menos de 10 trabajadores. A este respecto, el número de ocupados en la industria alimentaria disminuyó un 0,4% respecto al año anterior, situándose en los citados 353.965 (1.356 trabajadores menos). Los subsectores que experimentaron con más fuerza el descenso fueron los de pan, pastelería y pastas alimenticias; aguas y bebidas refrescantes; y productos de molinería, pese a los incrementos en ocupación en industrias cárnicas y conservas vegetales.

Las ventas netas de producto de la industria de alimentación y bebidas experimentaron un incremento del 2,1% en 2014, hasta los 93.396 millones de euros.

Sigue ocupando el primer lugar el subsector de industrias cárnicas con 20.079 millones de euros (21,5% del total) seguido por las grasas y aceites (11,0%), la alimentación animal (9,4%) y las industrias lácteas (9,2%). Los sectores de conservas de frutas y hortalizas y de pastelería y pastas alimenticias alcanzaron los 8.247 y 6.567 millones de euros respectivamente, lo que supone el 8,8% y el 7,0% del total de las ventas netas de producto de la industria alimentaria.

En lo que respecta al comercio exterior alimentario transformado, el informe destaca las buenas cifras registradas en 2015 respecto al año anterior. Las exportaciones ascendieron a 25.472 millones de euros (+6% con respecto a 2014) y las importaciones a 19.432 millones de euros (+7,3% con respecto a 2014). El saldo comercial, por tanto, es positivo, con 6.040 millones de euros (un 2% mayor que en 2014), mientras que la tasa de cobertura es mayor que la registrada en los últimos años, situándose actualmente en el 131%.

El top 5 de productos exportados en 2015 lo encabeza el aceite de oliva (2.825 millones), seguido por la carne de porcino (2.704 millones), las legumbres y hortalizas conservadas (2.698 millones), los vinos (2.638 millones) y las preparaciones alimenticias diversas (1.399 millones). Por su parte, los principales productos importados en el mismo periodo han sido aceites no de oliva (1.336 millones), preparaciones alimenticias diversas (1.118 millones), legumbres y hortalizas conservadas (1.091 millones), langostinos congelados (934 millones) y quesos (864 millones).

Destacan los aumentos del 10,7% en las exportaciones de la industria cárnica; del 6,8% en conservas vegetales; y del 4,4% en vinos. Sin embargo, han retrocedido en exportación las grasas y aceites (-3,4%). Entre los subsectores con saldo negativo se sitúan las conservas de pesca, las industrias lácteas, el azúcar, chocolate y confitería, la alimentación animal y las bebidas refrescantes y espirituosas.

El informe señala que el ratio de valor de las exportaciones en el subsector de industrias cárnicas sobre la facturación del sector es del 63,1%, superior al registrado en el año 2014 (57,9 %). En el subsector de vinos, ese ratio es del 45,1 %, también mayor al de 2014 (41,6 %).

Por comunidades, las ventas han aumentado sobre todo en Madrid, la Región de Murcia y Andalucía y han caído en Castilla-La Mancha, La Rioja y Aragón.

Cataluña y Andalucía son las regiones con más cierres de empresas. En el lado contrario, han aumentado las aperturas en la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana. No obstante, según apunta el estudio, el ratio ventas/empresa en Cataluña y Andalucía ha crecido, situándose en 6,4 y 2,5, respectivamente (6,1 y 2,4 en 2014).

Por último, en 2014 la industria alimentaria española ha aumentado en productividad un 3,9%, con un valor añadido por trabajador de 55.700 euros, y ha mejorado su margen bruto alcanzando el 9,9% de media, en especial por los incrementos en la industria cárnica, pan, pastelería y pastas alimenticias, vinos y bebidas refrescantes.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

15/06/2017