Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

miércoles 28 de junio de 2017

Reportajes
23/06/2016

Heineken le pone alma al Veles e Vents de Valencia

  • La cervecera y La Sucursal crean un nuevo espacio gastronómico y cultural

Manel González. Periodista

Las letras del poema ‘Veles e Vents’ del trovador medieval valenciano Ausiàs March (1397-1459) viajaron unos cuantos siglos por el tiempo hasta materializarse en 2006 en un minimalista pero no por ello menos imponente edificio, construido por los arquitectos David Chipperfield y Fermín Vázquez en plena Marina Real de Valencia, sede aquel año de la Copa América. Desde entonces, sus cuatro plantas flotantes de hormigón y sus 11.000 m2 presumen orgullosas mirando al Mediterráneo.

Sin embargo, no fue hasta hace apenas dos semanas cuando el espacio, huérfano de uso, abrió sus puertas al público y pasó a convertirse, en cuestión de días, en uno de los principales puntos de atracción turística de la ciudad.

Ha sido gracias a Heineken España y Grupo la Sucursal, estrechamente vinculadas a esa región. La colaboración de ambas ha puesto a disposición de valencianos y foráneos una intensa oferta cultural, gastronómica y formativa, que busca impulsar el carácter cosmopolita de la ciudad a través de la creatividad y la innovación.

“Queremos que Veles e Vents sea un nuevo punto de encuentro que contribuya a revitalizar la zona de la Marina Real y a generar riqueza económica, social y cultural para la Comunidad”, explicó durante la presentación el director regional de Relaciones Institucionales de Heineken España, Pablo Mazo.  

Veles e Vents quiere convertirse en un dinamizador e impulsor de la cuenca mediterránea, un punto de encuentro para aficionados y amantes de la cultura y la gastronomía tanto a nivel nacional como internacional, así como un nuevo centro de formación e innovación culinaria que cuenta con la colaboración de la Escuela de Hostelería de la Fundación Cruzcampo y de la Universitat de València.

Destacan desde la cervecera que se trata de un proyecto que integra el tejido productivo primario, la industria agroalimentaria, el sector hostelero y el sector turístico, y que cuenta con una inversión total estimada de 5,5 millones de euros en 7 años.

El Veles e Vents nos depara varias sorpresas. De entrada, nos topamos con el Amstel Art, la zona ubicada en la planta baja del edificio, donde conviven de una forma única la rama más contemporánea de las artes plásticas, las artes escénicas y los actos culturales. Dos amplios espacios, que suman cerca 1.000 m² en la planta de acceso, convierten el edificio en un centro de referencia más en la ciudad, en permanente transformación para ofrecer diversas e innovadoras propuestas artísticas locales, nacionales e internacionales, tanto de contrastado nivel y reconocimiento consolidado, como artistas emergentes valencianos.

Miquel Navarro y Jorge Muñoz, artistas valencianos, son los responsables de las exposiciones inaugurales ‘Figuras para la Batalla’ y ‘El Clot’, que desde ya se pueden visitar en el Veles e Vents. Además, artistas de reconocido prestigio en el ámbito local, nacional e internacional como Björn Dahlem o Secundino Hernández también expondrán sus obras en el espacio cultural.

Las artes escénicas tendrán también cabida en a través de numerosas acciones como conciertos, teatro, danza y microteatro. Entre otras actividades, Veles e Vents será una de las sedes del Circuito Bucles de Danza Contemporánea en espacios no convencionales. Para empezar a abrir boca, dentro de la programación estival, Veles e Vents brinda el ciclo de conciertos en directo Dijous a Veles, en un entorno con olor y sabor a mar.

La gastronomía mediterránea, presente

Por último, y como no podía ser de otra forma, Veles e Vents apostará por la gastronomía. El edificio acogerá tres espacios culinarios diferentes pero complementarios sin perder el enfoque de cocina mediterránea de calidad, tradicional y vanguardista. La sinergia entre Heineken España, cervecera líder en el sector de hostelería a nivel nacional, y el Grupo La Sucursal, capitaneado por los hermanos Javier y Jorge de Andrés, toma aquí cuerpo. Así, el foodie de turno podrá elegir el restaurante mediterráneo La Marítima, que nace bajo el concepto de ‘kilómetro cero’, la microcervecería Malabar y el restaurante de La Sucursal.

Además, el edificio de Chipperfield y Vázquez se constituirá en la nueva sede de la Escuela de Hostelería en Valencia, en la que Heineken España y su Fundación Cruzcampo prestarán a los estudiantes su amplio conocimiento en el ámbito de la hostelería.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

26/06/2017