Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 28 de julio de 2017

Reportajes
20/09/2016

Beneficios de la mejora genética en el sector agrario europeo

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

¿Qué hubiera sucedido en los últimos 15 años si no hubiesen aplicado técnicas de mejora de obtención vegetal en el sector agrario europeo? ¿Cuál han sido las consecuencias de esa aplicación? ¿Qué papel han tenido los avances de la investigación en las técnicas de cultivo y reproducción de plantas?

Estas y otras preguntas son las que intenta dar respuesta un reciente estudio publicado por la empresa de asesoría científica HFFA Researh GmbH, bajo el título de 'The economic, social and environmental value of plant breeding in the European Union' (El valor económico, social y medioambiental de la obtención vegetal en la UE), por encargo de la European Plant Technology Platform (EPTP), un foro de encuentro de la industria, las academias y el sector agrario comunitarios.

Nos referimos a la investigación aplicada a la mejora de las técnicas de cultivo de las plantas a nivel global, no solo a la modificación genética propiamente dicha, los organismos modificados genéticamente, a la que no menciona el informe directamente entre tales técnicas, pero sin que ello suponga, como parece de  toda lógica, su rechazo explícito.

Una de las conclusiones más llamativas de este curioso estudio es la que revela que la Unión Europea hubiese necesitado 19 millones de hectáreas más de tierras agrícolas para producir la misma cantidad de productos alimentarios sin técnicas de mejora de obtención vegetal (fito-mejoramiento) y que la innovación en este ámbito tiene un gran importada, como lo demuestra que los avances han sido responsables del  74% del incremento de la productividad global agraria europea en los últimos 15 años, equivalente a un aumento de los rendimientos productivos medios del 1,24% anual.

El estudio viene a demostrar también que la mejora genética de los cultivos en la UE ha reforzado durante todo este tiempo de manera significativa la economía de la Unión, añadiendo más de 14.000 millones de euros a su  Producto Interior Bruto (PIB) -unos 9.000 millones solo al sector agrícola- y contribuyendo a la creación de empleo -casi 70.000 puestos de trabajo creados- y al aumento de los ingresos de los agricultores, así como a la mejora en un 30% de la renta agrícola anual.

Según las conclusiones, aproximadamente un 30% del ingreso anual del agricultor -una media de 7.000 euros adicionales- se han obtenido mediante la mejora genética de los cultivos en los últimos 15 años.

Toda la cadena de valor se ha visto beneficiada de hecho, desde los proveedores de insumos agrícolas, hasta los consumidores finales.

Otras de las consecuencias de fito-mejoramiento, según sus autores, es que el incremento productivo derivado de los avances en mejora genética ha ayudado a estabilizar los mercados agrícolas, a reducir la volatilidad de los precios y a incrementar el suministro de alimentos en el mundo.  De hecho, las mejoras genéticas en los cultivos herbáceos durante todo este tiempo aseguraron, al menos en el plano teórico, la disponibilidad adicional de carbohidratos, proteínas y aceites vegetales para poder alimentar a entre 100 y 200 millones de seres humanos.

Freno al uso de tierras

También dentro de los logros es que tales avances tecnológicos aplicados a la agricultura han logrado poner frente a la expansión de tierras destinadas a cultivo o aprovechamiento agrario, preservando de esta forma esas 19 millones de hectáreas adicionales que, de otra manera, hubiese sido necesario destinar a fines agrarios, con lo que, además, de contribuir a la conservación de los hábitats naturales y a mantener la biodiversidad, se ha evitado la emisión de 3,4 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2), de gases de efecto invernadero, mediante la limitación en el cambio de uso del suelo y de la tierra de cultivo.

Sin mejoras genéticas de obtención vegetal en los cultivos de la UE en los últimos 15 años se habría perdido biodiversidad global equivalente a 6,6 millones de hectáreas de selva tropical brasileña o a 9,4 millones de hectáreas de selva tropical de Indonesia, resalta el análisis de la consultora científica HFFA Research GmbH que, añade, incluso se hubiesen necesitado adicionalmente 55 millones de metros cúbicos más de agua.

En otros términos, con la mejora de las técnicas de obtención o de reproducción vegetal se han derivado beneficios sustanciales para el medio ambiente, al contribuir al ahorro de los escasos recursos de tierras del planeta, al generar mayores rendimientos por unidad de superficie en los cultivos herbáceos. Sin los avances técnicos aplicados a estos cultivos, los rendimientos y, en consecuencia, la producción de cultivos herbáceos en la UE durante estos 15 años hubiese sido más de un 16% más bajo.

El estudio calcula que unas 47 millones de toneladas más de cereales y otras 7 millones de toneladas más de semillas oleaginosas se han podido producir en la UE durante todo este tiempo, gracias al fito-mejoramiento. Sin estas técnicas o en ausencia de las mismas, la Unión Europea se habría convertido en un importador neto de los principales cultivos herbáceos.

Los beneficios y los valores añadidos del fito-mejoramiento son incluso mucho más elevados si se tiene en cuenta su aplicación en la mejora del cultivo y de los rendimientos no solo en los cultivos herbáceos, sino también en otros cultivos, como las frutas y hortalizas o los forrajes  temporales.

De cara al futuro, la perspectiva no cambia o lo hace solo ligeramente. La mayor parte de los indicadores que han sido analizados en relación a la mejora genética en la obtención vegetal para los principales cultivos herbáceos de la UE en los últimos quince años muestran un valor más alto o bastante más estable si se aplica al fito-mejoramiento para los próximos 15 años, es decir, hasta el 2030.

Esto permite concluir que la innovación de las mejoras genéticas aplicadas con éxito a los cultivos en la UE han sido y serán esenciales para garantizar los beneficios económicos, sociales y medioambientales a gran escala y de hecho deben considerase como algo eficaz para adaptarse a los nuevos retos y a los comportamientos dinámicos del futuro.

Escepticismo político

Sin embargo, el estudio no se para en analizar solo las consecuencias de estos avances técnicos para la mejora genética vegetal, sino que también alerta sobre la postura política de escepticismo que existe ante los mismos, lo que podría socavar el fututo socioeconómico europeo y privar a la UE de los beneficios medioambientales derivados de su aplicación.

Al respecto, los autores del estudio afirman que los obtentores de variedades vegetales y los agricultores europeos se enfrentan a una política y a un marco regulatorio bastante difícil, cuya superación no deja de ser un importante reto. Debería animárseles a invertir en nuevas tecnologías, en lugar de obstaculizar sus inversiones, añade.

Según el estudio, los grandes beneficios que genera la aplicación de mejoras técnicas a la obtención vegetal para la sociedad deben ser reconocidos y apoyados políticamente, a través de una Administración apropiada, una legislación sólida, un mayor apoyo financiero y una concienciación global.

Por eso, indican, los resultados del análisis llevado a cabo deben ayudar a mejorar la información y a facilitar un debate público imparcial sobre la importancia de las mejoras genéticas pasadas, actuales y futuras de los cultivos, con el fin de lograr objetivos socio-económicos y medioambientales específicos.

Como tal, el estudio debe considerarse un primer paso y la investigación debe continuar con el análisis de los distintos valores y beneficios desde un punto de vista más global, lo que ayudaría también a identificar medidas prometedoras adicionales destinadas al crecimiento futuro de la productividad en la UE y en la agricultura mundial.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017