Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

viernes 28 de julio de 2017

Reportajes
18/10/2016

Cítricos para todos los usos y destinos en la nueva campaña 2016-17 (I)

  • La producción citrícola española vuelve a normalizarse en la nueva campaña 2016/17. Esto quiere decir también que se renuevan los problemas para su comercialización, aunque en esta ocasión habrá para todos: naranjas y mandarinas de mayor o menor calibre para su consumo en fresco o directamente para zumos, y limones y pomelos suficientes para volver a conquistar los mercados por su calidad, ante los inconvenientes que la oferta turca está teniendo en la UE por la aparición de partidas con elevados residuos de pesticidas

Ricardo Migueláñez. @rmiguelañez

Como es costumbre, a finales de septiembre apareció el primer aforo de cosecha de la Comunidad Valenciana, con una previsión  para su territorio de 3.953.226 toneladas, un 23,6% más que en la anterior campaña. Siguieron casi a la par los aforos de Andalucía, con unos 2.059.883 tn, un 10,5% más que en 2015/16, y de la Región de Murcia, con 871.000 tn, un 25% más y, finalmente, Cataluña, aun con datos del sector, que prevé unas 195.000 toneladas, entre un 25 y un 30% más.  En conjunto, cerca de 7,1 millones de toneladas, algo por debajo de los casi 7,11 millones que vaticinó la Junta de Andalucía para toda España, y a la espera de ver si las últimas lluvias han servido o no para engordar los calibres, que crean mucha dudas en esta campaña. Respecto a los 5,77 millones de toneladas de cítricos de 2015/16, según datos del Magrama, estamos ante una cosecha citrícola un 21,3% más elevada.

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) apuntó en un comunicado que “el tonelaje nacional que se podrá comercializar en el mercado en fresco será sensiblemente inferior al estimado en estos primeros aforos de las tres CC. AA., que fueron realizados en julio y agosto”. Esta organización valenciana, dedicada al comercio citrícola, confirmó también que “la calidad de naranjas y mandarinas será excepcional y que el menor volumen para fresco se debe a la falta de lluvias, los aclareos de fruta para hacer caer la de menor tamaño y mejorar la que queda en árbol, y el amplio margen que existe esta campaña para destinar la fruta a zumo”.

Para el CGC, “la sequía, una primavera y un verano excepcionalmente cálidos y el déficit de precipitaciones histórico han provocado que un importante porcentaje de la cosecha –sin dar cifras- tenga ya o vaya a padecer probablemente serios problemas de calibre, lo que provoca el rechazo de la gran distribución y podría disparar las mermas”.

El presidente de la Sectorial de Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias, Cirilo Arnandis, señaló que “la producción estimada es similar a una campaña de referencia, como la 2014/15, pues la pasada fue escasa debido a las altas temperaturas en el momento del cuajado, y debe ser suficiente para atender adecuadamente a los clientes nacionales e internacionales”. Además, es de “óptima calidad” y, es posible, que si las precipitaciones llegan cuando deben llegar, puede que se incrementen estas estimaciones.

Grupos de cítricos

Por grupos de cítricos, en naranjas (tanto dulce, como amarga), la previsión de los tres aforos realizados, más Cataluña, nos dan 3.602.829 toneladas, un 20,9% más que en 2015/16 que, según datos MAGRAMA, fue de 2.979.800 tn de naranja dulce, y un 3,4% más que en la anterior 2014/15, de algo más de 3,48 millones de toneladas. De este tonelaje previsto, sobre 1.850.478 tn, prácticamente la mitad corresponde a la Comunidad Valenciana; 1.560.351 tn (42,4%) a Andalucía; 157.000 tn (4,3%) a la Región de Murcia, y alrededor de 35.000 tn (0,95%), según datos del sector, a Cataluña.

La previsión nacional para el conjunto de las mandarinas es de 2.446.245 toneladas, un 24% más que la producción de 2015/16 que, según datos MAGRAMA, fue de 1,97 millones de toneladas, y un 2,4% superior también a la cosecha de 2014/15, que rozó los 2,4 millones. De este volumen, 1.792.407 tn, un 68,5% del total, corresponde al aforo de la Comunidad Valenciana; otras 356.839 tn (13,6%) a Andalucía; 157.000 tn (6%) a la Región de Murcia, y 160.000 tn, (6%), según previsión del propio sector, a Cataluña.

En limón, los aforos dan una producción de 905.582 toneladas, un 20,8% más que el dato MAGRAMA de 2014/15, que fue de 749.700 tn, pero un 16,8% inferior a la cifra de 2014/15, que se acercó a los 1,1 millones de toneladas. No obstante, hay que matizar que la Interprofesional del Limón y Pomelo (Ailimpo) estima que la cosecha en este cítrico llegará a 980.000 tn, un 22% más que la de la campaña 2015/16 anterior, que fue, según esta organización, de unas 802.680 toneladas.

De acuerdo a los aforos de producción de las CC. AA., unas 550.000 tn, más del 60% del total, se cosecharán en la Región de Murcia; otras 288.080 tn (un 32%) en la Comunidad Valenciana, y 103.285 tn (11,4%) en Andalucía.

Por último, en pomelo, los aforos de las tres CC.AA. señaladas suman 80.368 toneladas, un 17% más que el dato Magrama de 2015/16, que fue de 68.700 toneladas, y un 3,2% más que en la campaña 2014/15 anterior, que alcanzó las 77.900 toneladas. Por el contrario, la interprofesional Ailimpo confirma para este cítrico en su segunda estimación apenas 67.000 tn, un 6% menos que las 71.400 tn de la cosecha 2015/16, según datos de esta organización.

Comercialización

La recuperación de la cosecha citrícola en su conjunto a los niveles de normalidad de campañas anteriores ha traído cierto nerviosismo sobre las operaciones iniciales de compraventa, con cotizaciones que se han orientado a la baja sobre las del año anterior por estas mismas fechas, sobre todo en las mandarinas satsumas en donde se prevé un importante incremento de la cosecha.  

Para el responsable sectorial de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, la campaña ha empezado con rapidez y quizás de forma anticipada en determinadas zonas de Almería, cercanas a Murcia y se puede torcer si no llueve suficientemente en toda la zona del Levante, por lo que las previsiones de los primeros aforos autonómicos pueden incluso ser “excesivamente optimistas”.  

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, opina que la campaña citrícola en la principal comunidad productora ha arrancado con unas cifras “absolutamente decepcionantes” para los productores, con una caída del 20% en los precios de las primeras variedades negociadas en el campo respecto a lo registrado en el año anterior, y un incremento del 8% de los costes de producción, sobre todo por la necesidad de más regadío y por los fungicidas. En algunos casos, como las satsumas extratempranas, como las clausellinas, okitsus e iwasakis, el hundimiento de cotizaciones es del 50% respecto al curso precedente, con precios que oscilan entre los 0,11-0,21 euros/kilo.

Aguado insiste en que el tonelaje existente es asumible por los mercados a precios razonables, pero “nos hemos encontrado con una demanda muy parada”, debido quizás “a que no ha hecho demasiado frío en Europa, que es un factor que contribuye mucho al consumo de mandarinas y naranjas, y a que también “existe aún bastante presencia en los supermercados de cítricos procedentes de Sudáfrica, que juegan en contra de los nuestros”.

El responsable de AVA-Asaja considera que aún se está a tiempo de revitalizar la campaña y de que las cotizaciones se sitúen en niveles más razonables para el conjunto de los agentes de la cadena de valor, sobre todo trasladando si no totalmente, sí parte del importante incremento de los costes de producción que ha habido. Se está ante una recuperación de la campaña respecto a la baja oferta de la anterior, pero el volumen previsto es asumible por los mercados e inferior a la campaña 2014/15 precedente, y, además, hay que tener en cuenta que se espera un alto nivel de destríos.

Desde esta organización agraria se demanda a las Administraciones públicas y muy especialmente a la Agencia de Control e Información Alimentarios (AICA), que estén atentas ante el inicio de las cosecha para evitar prácticas abusivas y alternaciones del mercado que repercutan a la baja en los precios. Por eso, se recuerda a compradores y vendedores las obligaciones de la Ley 12/2013 de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, sobre todo la de formalizar contratos de suministro, con referencia a precios, volúmenes y plazos de pago.

Estamos ante una campaña de comercialización en la que se tendrá que hilar fino. Hay oferta suficiente para todos los usos, tanto para consumo en fresco, con fruta de mucha calidad, como para su transformación  industrial, sobre todo para la industria de zumos. La previsión es de un aumento de las variedades citrícolas con propiedades mejores y más adecuadas a los gustos del consumidor, como la Navel (Washington navel, Thomson navel, Navelina), y las Blancas tardías, como la Valencia Late o Berna, u otras, como la Comuna, Cadenera, Castellana, Salustiana… etcétera.  

La principal preocupación para el consumo en fresco de los cítricos, sobre todo en naranjas, está en el calibre que logrará el fruto, que puede venir más bajo de lo normal y provocar un alto porcentaje de destrío, debido a la escasez de precipitaciones de primavera y verano durante el momento del cuajado y porque algunas parcelas no hayan podido completar todo el ciclo de regadío por la falta de suficiente agua. Su rechazo comercial por su tamaño y presencia, no por su calidad, podría derivarlas principalmente hacia la industria del zumo, aunque a precios bajos.

Entre el sector productor existe el temor de que la recuperación de los aforos de cosecha citrícola retraiga las compras inicialmente, afectando a los precios. Se insiste en que no hay que confundir volver a niveles normales de producción, con un exceso de oferta en el mercado y, además, se exige más controles sobre las importaciones de Sudáfrica y Marruecos, además de vigilancia para que no se saquen al mercado con exceso de precipitación cítricos en verde y sin la correcta maduración, porque eso  provoca rechazo y retraimiento de la demanda.

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017