feria meat
Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

sábado 27 de mayo de 2017

Reportajes
02/02/2017

Alimentos funcionales: 'extras' en una dieta equilibrada

Manel González. Periodista

En los últimos años ha ido aumentando progresivamente el número de consumidores que ven en los conceptos ‘dieta’ y ‘salud’ una relación que debería ser inquebrantable. Además, las posibilidades de acceso a la información no son las de hace 30 años. Hoy disponemos de multitud de estudios, informes, datos, pruebas fehacientes a un solo clic que nos recuerdan a todas horas que el bienestar personal comienza con una alimentación equilibrada.

En nuestro país, así como en todos los de la Cuenca Mediterránea, tenemos la gran fortuna de contar con una de las dietas más sanas y variadas que existen. La dieta mediterránea, a la sazón un estilo de vida, se basa en un tipo de grasa saludable y deliciosa, el aceite de oliva, y en los importantes nutrientes que nos aportan cereales, vegetales y frutas, así como las carnes y pescados de nuestras tierras y mares.

Está suficientemente documentado y demostrado que un patrón alimentario como este, acompañado de ejercicio regular, proporciona a nuestro organismo numerosos beneficios. Sin embargo, no todo es coser y cantar. En muchos casos, el estilo de vida actual provoca que nos olvidemos de la importancia de una dieta equilibrada y no incluyamos en nuestra alimentación los nutrientes necesarios en su medida adecuada.

¿Qué son los alimentos funcionales?

Esa falta de equilibrio en nuestra alimentación la compensan los denominados ‘alimentos funcionales’, definidos como “aquellos que, con independencia de aportar nutrientes, han demostrado científicamente que afectan beneficiosamente a una o varias funciones del organismo, de manera que proporcionan un mejor estado de salud y bienestar” en la Guía de alimentos funcionales del Instituto Omega 3, coordinada por el doctor Javier Aranceta y el profesor Lluís Serra Majem, de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Siguiendo esta descripción, podemos concluir que la misma dieta mediterránea proporciona de manera natural alimentos funcionales, ya que los productos que la conforman también juegan un rol preventivo al reducir los factores de riesgo que provocan la aparición de enfermedades.

La innovación constante en la industria alimentaria posibilita además el abastecimiento de los supermercados con productos novedosos etiquetados con la denominación de alimentos funcionales. Así, los productos lácteos enriquecidos con ácidos grasos omega-3, con ácidos oleico y fólico, con calcio, con vitaminas; los zumos enriquecidos con vitaminas y minerales; los cereales con fibra añadida, los huevos con omega-3; o la sal yodada, entre muchos otros, son los mejores ejemplos de la categoría.

“El problema es el precio, ya que comprar estos productos regularmente me supone un gasto extra a final de mes”, traslada a Qcom.es Laura, una joven diabética de 26 años que consume diariamente panes integrales y galletas sin azúcar.

Son precisamente las personas que forman parte de colectivos con riesgo de padecer determinadas enfermedades como la diabetes, la osteoporosis o los problemas cardiovasculares o gastrointestinales los principales “clientes” de estos productos, además de las personas con necesidades especiales, como los niños y las embarazadas, o las que padecen estados carenciales o intolerancias.

El grado de implantación de los alimentos funcionales, como ya se ha comentado, crece progresivamente desde que fueran “inventados” por los japoneses en los años 80. Al menos, fueron los primeros que tuvieron conciencia de ellos como tales, siendo los primeros en crear un sistema de valoración y publicar una reglamentación específica (Food for Specified Health Uses, FOSHU). Hoy en día gozan de un gran éxito en el país nipón y en otros países como EE. UU. y Canadá, donde según la Guía de alimentos funcionales un 40% de la población ya los ha incorporado a su dieta diaria.

¿Y en España?

Tomando como referencia el comportamiento en el mercado durante 2016 de varios tipos de productos funcionales, como las leches, los yogures, los cereales, los panes integrales, las galletas integrales/dietéticas o las bebidas funcionales, observamos diversos comportamientos.

Así, según datos facilitados por IRI a este periódico, las ventas de pan de molde integral de noviembre de 2015 a noviembre de 2016 aumentaron un +1,54% interanual en valor, hasta los 125 millones de euros, y un +0,4% en volumen, hasta 47,9 millones de kilos.

También aumentaron las ventas en el segmento de palitos tostados integrales; en concreto, un +4,2% en volumen, hasta 5,1 millones de kilos, y un +2,7% en valor, hasta 16,2 millones de euros. La marca de distribuidor (MDD) domina este segmento, con 4,2 millones de kilos vendidos.

Peor le ha ido a los segmentos de panecillos sin sal y panecillos integrales. Los panecillos sin sal han caído en valor un -8,98%, hasta los 280.599 euros, y en volumen un -12,49%, hasta los 83.930 kilos, mientras que la joya de la corona de la categoría, los panecillos integrales, se retraen un -1,34% en volumen (1,7 millones de kilos) y un -0,41% en valor (6,73 millones de euros).

Por su parte, la categoría de leches funcionales experimentó en 2016 un impulso tanto en volumen (+3,8%, hasta 585,7 millones de kilos) como en valor (+0,75%, hasta 583,6 millones de euros) gracias al segmento de las sin lactosa, que alcanzó una facturación total de 224 millones de euros (+21%) por los 230,8 millones de kilos vendidos (+27,46%). Fue, de hecho, el único segmento de las leches funcionales que creció, frente a las caídas de los segmentos calcio, corazón, crecimiento y restantes.

La marca de distribución, con 321,7 millones de kilos vendidos y 257,1 millones de euros facturados, encabeza el top de fabricantes de leches funcionales, seguida por Lactalis, Calidad Pascual, Kaiku y CAPSA.

En yogures funcionales, donde el total cae un -4,08% en volumen (262,9 millones de kilos) y un -4,3% en valor (833,7 millones de euros), y al igual que ocurre con las leches, la categoría sin lactosa es la que crece con más fuerza: en sólidos, aumenta un +68% en valor, hasta 14,4 millones de euros, y un +65,1% en volumen, hasta los 4,6 millones de kilos; en líquidos, la subida es del +20% en valor (2,2 millones de euros) y del +30,6% en volumen (574.270 kilos).

El resto de segmentos que crecen, lo hacen de forma significativa pero sobre una base de mercado todavía pequeña.

Danone es el mayor fabricante de yogures funcionales, con 150,5 millones de kilos vendidos en 2016 por 576 millones de euros. La marca de distribuidor, Kaiku, Triballat y Nestlé le suceden en el ‘top 5’.

En lo relativo a cereales funcionales, según los datos facilitados por IRI relativos al TAM 27 de noviembre las ventas cayeron tanto en valor (-8,65%, hasta 122,3 millones de euros) como en volumen (-4,85%, hasta 28,9 millones de kilos). De las cuatro subcategorías computables (fibra, línea, muesli suelto y avena), solo se percibe crecimiento en la última. Los cereales de avena suben en ventas un +11,92% en valor (13,3 millones de euros) y un +17% en volumen (5,8 millones de kilos).

Kellogg’s, con una facturación de 45,5 millones de euros, es el principal fabricante de cereales funcionales, seguido de la marca de distribuidor, Nestlé, Weetabix y Koelln.

En el total galletas funcionales, el crecimiento observado (+1,98% en volumen, hasta 56,5 millones de kilos, y +2,61%, hasta 222,8 millones de euros) se debe sobre todo al alza de las galletas integrales de desayuno (+0,47% en volumen, hasta 44,7 millones de kilos, y +2,34% en valor, hasta 145,2 millones de euros) y a las integrales no de desayuno (+10,24% en valor, hasta 10,7 millones de kilos, y +7% en valor, hasta 65,9 millones de euros), y a pesar de la fuerte caída de las galletas dietéticas (-9,73% en volumen, hasta 1 millón de kilos, y -15,97% en valor, hasta 10,6 millones de euros).

El podio de fabricantes de esta categoría lo lidera Gullón, con una facturación de 67,2 millones de euros, seguido por la marca de distribuidor y Mondelez.

Por último, la categoría de bebidas funcionales ha sufrido descensos del -7% en volumen (179,4 millones de kilos) y del -7,4% en valor (183,9 millones de euros) a raíz de las caídas en sus dos segmentos, base agua (-10% en volumen, 42,3 millones de kilos, y -7,55% en valor, 51,5 millones de euros) y base leche (-6,14% en volumen, 137,1 millones de kilos, y -7,42% en valor, 132,4 millones de euros).

La marca de distribuidor encabeza el ranking de fabricantes de bebidas funcionales gracias a una facturación de 56,5 millones de euros. Le siguen Calidad Pascual y Schweppes.

Los funcionales de Nestlé

Nescafé Vitalissimo: en sus versiones natural y descafeinado, ayuda a reducir el cansancio y la fatiga, un beneficio especialmente relevante para adultos de más de 40 años. Todo ello, sin renunciar al aroma y sabor de Nescafé.

El magnesio es un mineral indispensable para la nutrición humana. En el organismo, forma parte principalmente de los huesos. Además, es un mineral con multitud de beneficios que interviene en más de 300 reacciones de nuestro metabolismo.

Una taza con 2g de Nescafé Vitalissimo y 200 ml de leche semidesnatada aporta un 15% del VRN (Valor de Referencia de Nutrientes), que ayuda a conseguir la cantidad de magnesio necesaria cada día.

EKO Magnesio: deliciosa mezcla de cereales enriquecidos con magnesio para tomar con leche. Cada taza preparada aporta un 15% del VRN diario de este mineral.

Tomar una taza al día de EKO Magnesio ayuda, junto con una dieta variada y equilibrada, a alcanzar el valor de referencia diario de este valioso mineral, mientras se disfruta del delicioso sabor de los cereales.

“El mercado de los productos funcionales está en auge” (Mar Doñate, directora de Marketing de Calidad Pascual)

Qcom.es.- ¿Qué valoración hace de la situación en que se encuentra el mercado de productos funcionales?

Mar Doñate.- El mercado de los productos funcionales está en auge. Los hábitos de vida saludable se han convertido en uno de los principales motores de valor añadido en el desarrollo de productos de la industria alimentaria, también en los productos funcionales. El consumidor busca productos innovadores que se adapte a su estilo de vida.

En Calidad Pascual trabajamos para adaptarnos a las nuevas tendencias de consumo y a cada tipo de consumidor, ofreciéndole productos que se adapten a sus gustos y  necesidades.

Estamos acercando al gran consumo productos que, o bien no existían o que se circunscribían a nichos de mercado (personas con diabetes, intolerantes o alérgicos a la lactosa, etc.).

Qcom.es.- ¿Qué tipos de productos dentro de esta categoría comercializan ustedes?

M. D.- Cada consumidor tiene unas necesidades diferentes, por ello, Calidad Pascual cuenta con una variedad pensada para cada tipo de consumidor.

La Leche Pascual 0% fue elegida el año pasado como la mejor desnatada por su sabor. Nuestra Leche Calcio aporta el 50% de la ingesta diaria de referencia de calcio en cada vaso. Por su parte, Leche Pascual PRO, con un 50% más de proteína natural de la leche que una normal y 0% materia grasa. Además, en breve tendremos novedades de nuestra Leche Pascual Sin Lactosa.

Folic B y Flora Pro.Activ son las bebidas lácteas que ayudan a controlar el colesterol fruto de la alianza de Calidad Pascual y Unilever.

Por su parte, Vivesoy es la marca que te ayuda a disfrutar más del mundo de las bebidas vegetales con sus variedades de avena, almendra, soja y arroz.

Fruto de la innovación también contamos con DiaBalance, una gama de productos para las personas que necesiten controlar los niveles de glucosa.

Qcom.es.- ¿Qué papel cree que desempeña la innovación en la producción de productos funcionales?

M. D.- La innovación está cambiando sustancialmente la forma en que marcas y consumidores construyen sus relaciones. Ahora, las marcas buscan innovar y diferenciarse aportando más valor al consumidor, también en los productos funcionales.

Pascual ha sido tradicionalmente un impulsor de la innovación del sector agroalimentario español. Tratamos de buscar nuevas maneras de satisfacer las necesidades de los consumidores, cada vez más exigentes, adaptándonos a los nuevos hábitos de vida. No todos los consumidores son iguales ni tienen las mismas necesidades y gustos; por ello es fundamental innovar en búsqueda de aquel producto que se adecué a cada tipología de consumidor.

Además, en 2016 hemos impulsando la innovación colaborativa, con los Premios Pascual Startup. Lo que nos lleva a innovar conjuntamente para lograr mejores productos, adaptados a esos gustos cambiantes y nuevas necesidades.

En definitiva, hoy en día es el consumidor, y no la empresa, quien decide lo que se vende.

“Las personas estamos cada vez más concienciadas de lo importante que es alimentarse correctamente para disfrutar de una buena salud” (María García, directora general AMC Innova)

Qcom.es.- ¿Qué valoración hace de la situación en que se encuentra el mercado de productos funcionales?

María García.- Los alimentos y bebidas funcionales están perfectamente integrados en la sociedad. Las personas estamos cada vez más concienciadas de lo importante que es alimentarse correctamente para disfrutar de una buena salud. La falta de tiempo y el ritmo acelerado que llevamos hacen que busquemos -porque las necesitamos- soluciones prácticas que suplan nuestros déficits en determinados nutrientes, o bien que palien los excesos, que también los hacemos. Por eso, los alimentos funcionales, además de solucionar un problema particular de determinada persona, desempeñan una “función” clave en la sociedad de hoy, en todos los rangos de edad y de estilo de vida.

El segmento de la alimentación funcional experimentará un gran auge en los próximos años de la mano de los proyectos y avances en ciencia y tecnología en nutrición y salud, que están dando origen a verdaderos súper alimentos con propiedades beneficiosas muy superiores a las que se consiguen a través de la correcta nutrición clásica. Estamos ante una nueva era que permitirá ayudar a la prevención de enfermedades y al mantenimiento de la salud complementando dieta y alimentos funcionales dentro de un estilo de vida saludable.

Qcom.es.- ¿Qué tipos de productos dentro de esta categoría comercializan ustedes?

M. G.- Nuestros zumos y bebidas funcionales a base de frutas y verduras abarcan todo tipo de necesidades nutricionales y se benefician de ellas consumidores de todo el mundo.

Entre otros ejemplos, podemos citar: bebidas naturales para la práctica del deporte, zumos con alto contenido en fibras procedentes de la propia fruta, bebidas con proteínas, bebidas para la reducción de factores de riesgo cardiovascular, para el control de peso, bebidas nutricosméticas de alta eficacia… Y así un largo etcétera.

Algo muy importante y de lo que nos sentimos muy orgullosos es que nuestros productos no sOlo ayudan a las personas a mantener o mejorar su salud, sino que además, están muy buenos, un equilibrio que no es nada fácil de conseguir. Estamos hablando de alimentos, no de medicinas, y la experiencia de consumo debe ser siempre placentera para que el consumidor los integre en su alimentación diaria.

Qcom.es.- ¿Qué papel cree que juega la innovación en la producción de productos funcionales?

M. G.- Sin innovación no existirían los productos funcionales. Pero ha de ser una innovación práctica, destinada a satisfacer necesidades reales del consumidor y que merezca su total confianza. Lo explicaré con un ejemplo: El cuidado de la piel se había tratado hasta ahora solo con cremas y cosméticos tópicos. Y de la necesidad de cuidar este órgano tan importante actuando también desde dentro surgieron nuestras bebidas nutricosméticas Beauty & Go (Skin Revive, Skin Detox, Skin Brilliance, Skin Vitality y Winter Skin), que están enriquecidas con ingredientes altamente antioxidantes procedentes de las frutas, los MacroAntioxidantes.  Estas bebidas están avaladas por el CSIC y su eficacia ha sido testada y demostrada por dermatólogos de prestigiosos hospitales y por el Instituto Madrileño de Alimentación (IMDEA).

<< volver

14/05/2014

MÁS EN Reportajes

26/05/2017