Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

domingo 23 de abril de 2017

09/03/2017

'El Decálogo podría ser un referencial de sostenibilidad'

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

El director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, considera la sostenibilidad integral como una necesidad para que la industria alimentaria española sea eficiente y competitiva. En este sentido, el departamento que dirige se vuelca para ayudar a las empresas a evaluar y mejorar su nivel de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Ricardo Migueláñez.- ¿En qué consiste la estrategia del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y medio ambiente para la sostenibilidad integral de la Industria?

Fernando Burgaz.- La estrategia para la sostenibilidad integral de la Industria Agroalimentaria tiene como objetivo fomentar la competitividad y eficiencia de la industria alimentaria a medio y largo plazo a través de una mejora de su sostenibilidad en sus tres vertientes ambiental, social y económica.

Durante la anterior legislatura y en lo que llevamos de esta se han venido diseñando, desarrollando y optimizando un conjunto de herramientas con objetivo de continuidad, ya que consideramos que el concepto de la sostenibilidad integral va a convertirse en un elemento clave para nuestra industria, pasando de ser una oportunidad a una necesidad.

Aunque es cierto que han existido otras iniciativas en materia de sostenibilidad, esta es la primera vez que se aborda, por un lado, una actuación integral, es decir, que abarca las vertientes ambiental, social y económica, ya que anteriores actuaciones se centraban, fundamentalmente, en la sostenibilidad ambiental.

Por otro lado, esta actuación va dirigida específicamente a la industria agroalimentaria, pues las anteriores actuaciones, que las ha habido, afectaban a otras partes o a la totalidad de la cadena alimentaria, lo que difumina el impacto en la propia industria.

R. M.- ¿Qué es y qué posible aplicación tendrá el Decálogo de la Sostenibilidad de la Industria Alimentaria planteado por el Ministerio?

F. B.- El Decálogo de Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria es un conjunto de diez principios que consideramos fundamentales en el ámbito de la sostenibilidad integral de la industria alimentaria y se ha diseñado con un objetivo de verificación del nivel alcanzado por la empresa y de su compromiso de mejora en este ámbito.

La base de este decálogo ha sido el sistema de valoración cualitativo eSIAB y ha sido testado en pruebas piloto y sometido a consulta de las entidades representativas, así que podemos decir que el contenido final es fruto del consenso general.

En cuanto a posibles aplicaciones en el futuro, este Decálogo pudiera evolucionar a ser un referencial en el ámbito de la sostenibilidad integral para la industria agroalimentaria. Con ese objetivo y como primer paso vamos a poner en marcha ya durante este año 2017 un protocolo de evaluación de conformidad del Decálogo.

R. M.- ¿Cómo y quiénes pueden adherirse a él?

F. B.- El documento del Decálogo es público y ya se encuentra disponible en la web de este Ministerio junto con el documento de adhesión al mismo.

Para adherirse al Decálogo, las empresas tienen que darse de alta en el cuestionario de autoevaluación de su nivel de sostenibilidad integral denominado eSIAB y cumplimentarlo en su totalidad.

R. M.- ¿Qué ventajas ofrece adherirse a este decálogo para las empresas?

F. B.- Las industrias, cuando se adhieren al Decálogo tras cumplimentar el eSIAB, adquieren un compromiso de mejora de su nivel de sostenibilidad en los tres aspectos: social, económico y medioambiental, lo que pasa por evaluar sus niveles en eSIAB al menos anualmente.  

Además, la puntuación obtenida en eSIAB genera un resultado sobre el cumplimiento de cada uno de los principios y del Decálogo en general. El MAPAMA verificará el cumplimiento o no por parte de las empresas adheridas y aquellas que lo cumplan pueden figurar, si así lo desean, en un listado público que ya está disponible en la página web del MAPAMA.

Ese listado, que ha sido publicado recientemente y se irá actualizando a medida que las industrias se vayan adhiriendo al Decálogo, es un importante avance en nuestra estrategia de fomento de la sostenibilidad al dar un reconocimiento público y una visibilidad para estas empresas, que apuestan y se comprometen con la mejora constante de sus indicadores sociales, económicos y medioambientales

R. M.- Dichos diez principios están basados en los indicadores de sostenibilidad de eSIAB. ¿Cómo explicaría el funcionamiento de esta herramienta a los lectores que todavía no la conozcan?

F. B.- Es una herramienta online de autoevaluación del nivel de sostenibilidad integral de la industria agroalimentaria, por lo que valora por tanto las tres dimensiones: económica, social y medioambiental. Los resultados son confidenciales.

Está accesible a través de un enlace en nuestro portal de internet Redsostal, a través de la web del MAPAMA o directamente a través de la dirección esiab.redsostal.es. Las empresas se registran gratuitamente y pueden cumplimentar el cuestionario de 100 preguntas para cuyo diseño se ha realizado un análisis de las distintas herramientas existentes y se han llevado a cabo pruebas piloto en una serie de industrias colaboradoras.

Es un cuestionario muy completo donde cada una de las tres dimensiones se descompone en cinco líneas temáticas diferentes, con cuatro comunes para todas que son Gobernanza, Cadena de suministro, Agentes de interés y Consumidores y una línea específica según la dimensión (recursos económicos, ambientales y humanos)

Una vez cumplimentada la autoevaluación, las empresas obtienen un informe personalizado al que llamamos recomendador, que se ha desarrollado para apoyar a las empresas en el proceso de mejora continua y les permite obtener, en base al resultado obtenido, un conjunto de hasta 170 sugerencias a implantar para mejorar su nivel de sostenibilidad.

R. M.- ¿Cuántas empresas se han registrado ya en eSIAB desde su puesta en marcha?

F. B.- A día de hoy existen registrados más de 420 usuarios de los que casi la mitad, corresponden a empresas alimentarias y más de 20 a asociaciones.

Desde 2015, año en el que la herramienta comenzó a estar operativa para las empresas, venimos realizando un importante esfuerzo de difusión así como de perfeccionamiento técnico de la propia herramienta.

Para incrementar la difusión de la herramienta contamos con nuestro portal REDSOSTAL y además hemos organizado, con gran éxito de resultados, una serie de jornadas en centros tecnológicos del territorio nacional, con las que pensamos continuar durante este año 2017.

Por otro lado, animamos a que las empresas culminen sus análisis ofreciendo ayuda y nuevos desarrollos que redunden en un mayor efecto práctico, como por ejemplo el recomendador al que antes hacía alusión.

Otro aliciente adicional para entrar en el sistema es la visibilidad pública que obtienen en caso de poder figurar, según comentábamos antes, en el listado de empresas adheridas al Decálogo comprometidas con la sostenibilidad, que se acaba de publicar en la página web del MAGRAMA.

R. M.- Otra de las medidas contempladas en el Programa para la sostenibilidad integral de la Industria Agroalimentaria es la formalización de un grupo de trabajo interministerial. ¿Quién lo compone y cuáles son sus funciones?

F. B.- Su función es fomentar la comunicación y coordinación de las partes interesadas en sostenibilidad agroalimentaria con el objetivo de Y abordar temas relacionados con la sostenibilidad de la industria alimentaria, intercambiar opiniones y presentar sus iniciativas relacionadas con la materia Inicialmente fue concebido como una Comisión mixta Intra-Ministerial Medio Ambiente/Alimentación donde participarían también las entidades representativas sectoriales, pero luego se estimó que, dado que los ámbitos cubiertos por el Programa para la sostenibilidad de la Industria Agroalimentaria (social, económico y medioambiental) están relacionados con el desempeño de las funciones de otros departamentos ministeriales con los que habitualmente se colabora desde la DGIA, convenía ser transformado en interministerial.

La primera reunión fue en junio de 2016 y la segunda se celebrará en este mes de marzo.

R.M.- Asimismo, el MAPAMA pone a disposición del sector el portal www.redsostal.es. ¿Con qué finalidad lo pueden visitar las empresas?

F.B.- Este portal se ha creado con el objetivo de facilitar el contacto y el diálogo sobre sostenibilidad entre empresas y entidades públicas y privadas del sector agroalimentario implicadas e interesadas en este asunto.

Creemos, y queremos, que sea una vía fácil y efectiva de comunicación entre los agentes, que sirva para difundir programas, iniciativas y ejemplos sostenibles de empresas que apuestan por la sostenibilidad.

Además, también deseamos que se convierta en un foro de debate para todo aquel que quiera expresar su opinión o su experiencia con la sostenibilidad.

Hemos realizado un importante esfuerzo en la generación y dinamización de contenidos y en la integración de nuevos canales de comunicación. También se generan periódicamente boletines de noticias y boletines monográficos adicionales, se editan vídeos e infografías sobre el programa y sus herramientas y temas relacionados que consideremos de interés para los usuarios.

<< volver

MÁS EN En Portada

18/04/2017