Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 29 de junio de 2017

Reportajes
21/04/2017

Frutas y hortalizas: España como destino

  • Marruecos, Países Bajos y Francia, principales proveedores

Vidal Maté. @trigolimpio_VM

España, a pesar de la mayor competencia en los mercados comunitarios por el aumento de las importaciones desde terceros países, así como por el incremento de las superficies de cultivo y elevados rendimientos en otros Estados miembros, se mantiene como uno de los principales países exportadores de frutas y hortalizas -en este último caso, casi la mitad de las mismas procedentes de los invernaderos. Sin embargo, los datos sobre el comportamiento en los mercados de algunas de las producciones más significativas como el tomate ponen de manifiesto que las ventas desde el año 2000 en el marco comunitario se han mantenido prácticamente estabilizadas frente al crecimiento de la competencia. Así, entre los años 2000 y 2016, las ventas españolas de tomate en el comercio comunitario pasaron de 863.00 a 894.000 toneladas con un incremento del 4%, mientras las de los Países Bajos lo hicieron el 58% desde 589.000 a 931.000 toneladas y Marruecos un163% desde 149.000 a 394.000 toneladas.

España, además de no crecer en las ventas en el exterior igual que otros países por un problema de competitividad por la menor eficiencia de sus estructuras y, en el caso de Marruecos, también por el mayor coste de la mano de obra, se ha convertido también en un país destino de frutas y muy especialmente de hortalizas con un incremento en 2016 del 17% en valor hasta los 2.313 millones de euros y de un 12% en volumen hasta los 2,8 millones de toneladas, 1,6 en frutas y 1,2 millones en hortalizas. La competitividad de los invernaderos constituye actualmente uno de los motivos más importantes de preocupación en el sector ante la existencia de unas estructuras viejas en relación con una competencia que funciona con sistemas de cogeneración y calor para apoyar el crecimiento de las plantas con unos rendimientos por metro cuadrado que llegan a multiplicar hasta por cinco los obtenidos en España.

En el caso de Marruecos, las importaciones españolas de frutas y hortalizas en 2016 experimentaron un crecimiento de 20,4% pasando las mismas de 242.000 a 291.600 toneladas. Entre las importaciones de hortalizas más importantes destaca, en primer lugar, la judía, con un volumen en ese periodo de 87.200 toneladas y un incremento del 11%sobre el año anterior, lo que ya ha consolidado a los productores de Marruecos como los líderes indiscutibles del mercado de la judía en España. Pimiento y tomate se consolidan con más de 35.000 toneladas cada uno como otros grandes productos importados, con un crecimiento anual superior al 24% En la misma línea de aumentos se halla el calabacín con 12.000 toneladas, un 31%de incremento sobre el año anterior.

En el caso de las frutas, las mayores entradas de productos procedentes de Marruecos corresponden a sandías con más de 35.000 toneladas. La fresa ocupa el segundo lugar con más de 10.000 toneladas, y son destacables las compras de frutas como la frambuesa con más de 9.000 toneladas y los arándanos con casi 8.000 toneladas, lo que supone igualmente la evidencia de que también ese país tiene clara su apuesta por frutas en auge con un fuerte recorrido y donde España también tiene hecha su apuesta en su política de diversificación y de búsqueda de nuevos consumidores para nuevos productos.

En la reciente jornada celebrada en Madrid para analizar la situación de los invernaderos y la actividad hortícola se puso de manifiesto la capacidad competitiva de las instalaciones puestas en marcha en otros países que superan claramente a las españolas, donde junto a un porcentaje reducido de invernaderos modernos en tecnología, hay una mayoría de superficies, unas 40.000 hectáreas, que aunque pueden operar y se computen como la forma de invernaderos, en realidad se trata simplemente de cultivos con una cierta protección bajo plástico pero sin disponer de otros servicios para impulsar su productividad en situaciones climatológicas desfavorables. La jornada de análisis celebrada a iniciativa de la Administración no supuso ningún compromiso en materia de planes de actuación sobre el sector, aunque puso en evidencia la necesidad de innovar y de una mejorar de estructuras.

En el marco comunitario destacan las exportaciones realizadas desde Francia con un volumen de 797.000 toneladas que suponen un incremento del 6% por 315 millones de euros y donde destaca en primer lugar la patata refrigerada justamente coincidiendo con el empalme de campaña entre la patata tardía y la extra temprana seguida de otras producciones como la manzana y hortalizas. Holanda, aunque ha sido desplazada en la patata por Francia, mantiene el segundo puesto en las exportaciones hacia España con 199.000 toneladas por 142 millones de euros con producciones como patata, tomate, calabacín, pera, naranja y limones. Portugal es el tercero con 213.000 toneladas por 132 millones de euros. Italia es el cuarto exportador hacia España con 156.000 toneladas, especialmente en hortalizas y manzana por valor de 134 millones de euros y Bélgica sigue la línea ascendente en hasta las 117.00 toneladas.

Fuera de la UE y a un lado de Marruecos están las importaciones de frutas tropicales o de fuera de temporada como uvas, melones, sandías, manzanas, piñas, aguacates o de hortalizas como espárragos donde destacan Perú, Chile, Argentina, México, Costa Rica, Nueva Zelanda o Sudáfrica.

<< volver

Noticias
28/06/2017
Noticias
26/06/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

26/06/2017