Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

jueves 20 de julio de 2017

Reportajes
05/06/2017

ACO Iberia: experiencia demostrada en diseño higiénico de drenajes

Eduard Herrero. ACO Iberia

En los últimos años, el sector de la alimentación ha evolucionado hacia el uso de menos conservantes en los alimentos buscando ser cada vez más saludables. Es por este motivo que el diseño higiénico en drenajes se ha convertido en uno de los puntos más relevantes de todo nuevo proyecto en la industria alimentaria para poder asegurar la inocuidad en este campo, resultado de los recientes estudios que han constatado que el 70% de los casos de listeriosis provienen del drenaje. ACO lleva años trabajando en esta línea para que los drenajes cumplan al máximo los requisitos EHEDG (European Hygienic Engineering and Design Group), y garantizar de esta forma la inocuidad alimentaria:

  • Sistema Edge-in-fill para facilitar la integración con el pavimento, reduciendo de esta forma roturas que podrían alojar contaminación.
  • Radios internos mínimos de 3 milímetros que evitan el alojamiento de sólidos.
  • Evitar el contacto metal con metal mediante la colocación de elastómeros y juntas higiénicas.
  • 100% de drenabilidad mediante un sifón extraíble que permite el acceso directo a los conductos en caso de obstrucción, lo que al mismo tiempo elimina la necesidad de colocar arquetas cerca de los sumideros (las arquetas son focos altamente peligrosos para posibles casos de contaminación).

La línea de productos HygieneFirst, además de cumplir con estos requisitos, reciben un tratamiento de electropulido y pasivado. El electropulido busca la rugosidad mínima para que incluso después de los procedimientos de limpieza, no queden restos que puedan generar contaminación mediante la proliferación de biofilms. La pasivación es el procedimiento por el cual los productos están bañados en ácido nítrico para que queden protegidos del cloro, el gran enemigo del acero inoxidable, y un tratamiento de molibdeno que nos protege de la corrosión por picaduras. Estos productos están especialmente indicados para zonas en donde se realice elaboración de productos, y por tanto, pueda existir un contacto directo con los alimentos.

La reja de barras acaba imponiéndose por su diseño higiénico, puesto que sus soldaduras higiénicas y sus curvaturas benefician la inexistencia de refugio para las bacterias, al mismo tiempo que facilitan el proceso de limpieza. El usuario por tanto, puede beneficiarse de un producto seguro, fácil de limpiar y al mismo tiempo, con una durabilidad que la hace totalmente rentable al mismo tiempo que no expone la higiene y la seguridad, al mismo tiempo que permite el tráfico pesado en distintas clases de carga.  

Esta gama higiénica que cumple los requisitos de EHEDG ha sido la incluida en el Proyecto ECODHYBAT, en donde han participado empresas referentes del sector alimentario español como Calidad Pascual y Pescanova, y dirigido por Ainia, el centro tecnológico valenciano representante de EHEDG en España. Los resultados de dicho estudio han sido gratamente sorprendentes puesto que han certificado que un diseño higiénico de equipos e instalaciones aumenta la productividad disminuyendo el tiempo destinado a la limpieza, y consecuentemente una reducción de hasta el 40% del consumo de agua en los procedimientos de limpieza, mejorando la calidad de las aguas residuales que lleva asociada una reducción del consumo de energía de hasta el 20%, y consecuentemente una reducción de emisiones de CO2 de hasta el 30%.  El diseño higiénico de instalaciones conlleva, por tanto, unos beneficios a nivel de sostenibilidad más que destacables.

Cabe señalar que la industria de procesamiento de alimentos requiere una enorme cantidad de agua, que es usada como ingrediente, agente de limpieza, para hervir y enfriar, para transportar y acondicionar las materias primas... Y precisamente uno de los principales problemas es la cantidad de agua residual continuamente producida en las plantas de alimentación.

Es fundamental también vigilar la eficacia de los sistemas de saneamiento, verificarlos de forma periódica, ya sea mediante inspecciones de revisión previas o tomando muestras microbiológicas del entorno y las superficies que entran en contacto con los alimentos, y examinarlos con regularidad para adaptarlos a posibles cambios de condiciones. Buscando la prevención de contaminación por listeria o salmonelosis, uno de los servicios que ofrece departamento de ACO Service es el DSA (Drainage System Assessment). Este servicio está especialmente indicado para responsables de mantenimiento y directores de planta de la industria alimentaria o gerentes de cocinas de restauración colectiva, que quieran conocer el estado actual de sus drenajes, y conocer los puntos más conflictivos en dónde podría existir o facilitar algún tipo de contaminación. No es en ningún caso una auditoría, sino más bien un informe que permite gestionar de forma gradual las acciones que se quieren realizar sobre el drenaje por zonas.

Continuamente ampliando la gama higiénica de drenajes, ACO ha presentado este pasado mes de mayo la nueva reja ranurada, una tapa estanca a prueba de olores, un canal higiénico extra profundo para reducir superficie de reja manteniendo su capacidad y un nuevo método de conexión para permitir a los instaladores certificados ACO soldar higiénicamente de canales durante la instalación en planta.

<< volver

Noticias
20/07/2017
Noticias
20/07/2017
14/05/2014

MÁS EN Reportajes

17/07/2017