Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria
  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • Google plus (en nueva ventana)
  • RSS Avisos
Búsqueda en los contenidos de la web

lunes 24 de julio de 2017

Reportajes
26/06/2017

El porcino bate sus récords (I)

  • Aunque muchos se plantean el modelo y si será sostenible para el futuro o debemos adaptarlo

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

El sector productor de ganado porcino continuó durante 2016 con la tendencia observada en los últimos años: una disminución progresiva en el número total de explotaciones y un incremento no homogéneo de su capacidad productiva en función de la dimensión y tipología de las granjas. Eso es lo que se desprende del amplio informe de indicadores macroeconómicos realizado por el Ministerio de Agricultura.

Tanto el censo de animales, como la producción de carne y derivados, así como las exportaciones, con una considerable dependencia de China (45,8% del total exportado), marcaron niveles de récord histórico, lo que contrasta con una fuerte atonía del consumo interno de carne y transformados, y de los precios unitarios medios percibidos por nuestros productores.

La Producción Final Porcina (PFP) alcanzó durante el pasado año un valor corriente a precios básicos en origen de 5.965,3 millones de euros, una cifra que es un 5,8% y 326,3 millones mejor que la de 2015, pero que, siendo aún provisional, queda por el momento detrás de las de 2013 (6.202,2 millones) y de 2014 (6.014,1 millones), debido a precios unitarios de venta inferiores. Representa más de un tercio (36,4%) del valor corriente de la Producción Final Ganadera (PFG) de 2016 y un 12,7% del de la Producción Final Agraria (PFA).

De acuerdo a los datos del Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA), a 1 de marzo de este año había de alta 86.641 explotaciones de ganado porcino, un 79,6% y 68.980 eran de cría intensiva; otro 16,4% y 14.213 granjas de cría extensiva, y el 1,7% y 1.511 explotaciones de carácter mixto. Por número, Galicia (32,6%) es la Comunidad que con más explotaciones, casi un tercio del total, con 28.214, seguido de Extremadura (15,2% y 13.186); Andalucía (14,4% y 12.504); Castilla y León (11,7% y 10.165); Cataluña (7% y 6.086); Aragón (4,9% y 4.221); Baleares (3% y 2.585); Asturias (1,9% y 1.652); Castilla-La Mancha (1,8% y 1.520); Región de Murcia (1,7% 1.511); Navarra (1,6% y 1.412), etcétera.

El mayor número de ganaderías de cría intensiva, la mayor parte de carácter integrado, se encuentra en Galicia (27.820), Castilla y León (7.927), Extremadura (7.678); Cataluña (6.045) y Andalucía (5.787). Donde hay más granjas porcinas de extensivo, en general ligadas al ibérico de la dehesa, es en Andalucía (6.583), Extremadura (5.501) y Castilla y León (1.026), mientras que las de carácter mixto predominan en Baleares (479); Castilla y León (393); Cantabria (198); Andalucía (125) y Canarias (117).

En los últimos diez años (2007-2016) han desaparecido en España 12.920 granjas de producción de ganado porcino, casi un 13% del total. En 2007 se contabilizaban 96.561. Los descensos no han sido iguales en todos los sistemas productivos, ni paulatinos a lo largo de estos años. Las explotaciones de intensivo aumentaron un 5,5% y en 738 granjas en este periodo, al pasar de 13.475 en 2007 a 14.213 en 2016. En 2012 hubo un descenso, debido a la aplicación obligatoria de la nueva normativa UE sobre bienestar animal a partir de 2013; las de cría extensiva, por el contrario, bajaron un 16,5% y en 13.668 explotaciones en ese periodo, desde 82.648 a 68.980, mientras que las de carácter mixto se redujeron casi un 17% y en 302, desde 1.813 a 1.511 explotaciones.

De acuerdo a su capacidad productiva, un 22,1% y 19.935 son explotaciones son de explotación reducida (no superior a 4,80 Unidades de Ganado Mayor), con un descenso del 68,6% y de 13.315 entre 2007 (32.710) y 2016 (19.395); otro 20,9%  y 18.338 granjas, son del Grupo 1 (con una capacidad de hasta 120 UGM), que han descendido un 32,6% y en 5.973 en esta última década, desde 2007 (24.311) y 2016 (18.338); otro 9,3% y 8.130 explotaciones son del Grupo 2 (con capacidad productiva entre 120 y 360 UGM), con un incremento del 8,04% y de 654 granjas en el periodo desde 7.476 (2007) a 8.130 (2016); otro 2,1% y 1.855 explotaciones son del Grupo 3 (capacidad entre 360 y 864 UGM), con un aumento del 23,2% en y en 430 granjas en el periodo, desde 1.425 a 1855 y, por último, en Otras (Grupo Especial y desconocido), con un 45% del total y 39.835 granjas, con un aumento del 15,6% y de 6.196 granjas, de 33.639 a 39.835, entre 2007 y 2016. En el Grupo Especial se incluyen las explotaciones de selección y las de multiplicación, los centros de inseminación artificial; las explotaciones de recría de reproductores, las de transición de reproductoras primíparas y los centros de cuarentena.

En resumen, las explotaciones porcinas según capacidad productiva se redujeron un 13,72% y en 12.008 entre 2007 (99.561) y 2016 (87.553), pero su descenso no ha sido homogéneo. La disminución se ha centrado en las explotaciones con menor capacidad de producción, las reducidas y las del Grupo 1 de hasta 120 UGM, mientras que las del resto de grupos y las del Grupo Especial han venido aumentando durante este periodo. Estamos, por tanto, en esta evolución ante un número inferior de granjas, pero éstas mucho más profesionalizadas, con un alto grado de tecnificación y de mayor dimensión productiva.

Censo récord de animales

Esto se traduce en que en 2016, España logró un récord en su censo de animales porcinos, con un total de 29.231.000, un 3% y 864.000 animales más que en el año anterior y casi 13,45 millones de cabezas más que en el año 1986 (15,78 millones), cuando nuestro país entró en la entonces Comunidad Económica Europea (CEE), aunque la evolución a lo largo de todos estos años ha tenido sus altibajos y no ha sido homogénea según categorías, sí ha tenido un comportamiento mucho más estable desde el año 2006 hasta 2014.

Del censo total de 29,23 millones de animales porcinos en 2016, un 42% corresponde a los cerdos en cebo de 50 kilos o más, con más de 12,85 millones. De estos, casi 5,48 millones eran cerdos de 80 a 110 kilos; casi 5,15 millones, de 50 a menos de 80 kilos; y 1,56 millones, de 110 kilos o más.

Otro 8,3% y 2.415.000 a hembras reproductoras de 50 kilos o más, de las cuales 1,417 millones no estaban cubiertas y 501.000 eran hembras jóvenes. Además había 247.000 cubiertas y 250.000 que lo eran por primera vez.

Un 27,7% del censo total y 8,1 millones eran lechones de menos de 20 kilos; otro casi 21,9% y casi 6,4 millones eran cerdos de 20 a 50 kilos, y el 0,11% y 33.000 animales porcinos restantes eran verracos.

Por CC.AA. la que contaba en 2016 con un mayor número de animales porcinos era Cataluña, con 7,617 millones (26,1%), seguido de Aragón, con 7,048 millones (24,1%); Castilla y León, con 3,895 millones (13,3%); Andalucía, con 2,563 millones (8,8%); Región de Murcia, con 1,863 millones (6,4%); Castilla-La Mancha, con 1,67 millones (5,7%); Extremadura, con 1,438 millones (4,9%); C. Valenciana, con 1,143 millones (3,9%); Galicia, con 1,078 millones (3,7%); Navarra, con 647.000 efectivos (2,2%), etcétera.

Un 10,8% del censo total de ganado porcino durante el pasado año era de carácter extensivo/ibérico, con 3.158.7820 animales, un récord histórico total, con un aumento de 2,3 puntos porcentuales sobre el de 2015 (casi 2,42 millones). La mayor proporción entre censo porcino total y animales de cría extensiva/ibérico se alcanzó en 2007, cuando fue del 11,4%, aunque entonces con un número menor de efectivos, con 2,96 millones de animales.

En cuanto al número de hembras reproductoras ha mantenido cierta estabilidad en los últimos años, en 2016 sumaban 2.414.982 efectivos, de los que un 87,7% y cerca de 2,12 millones eran de cría intensiva de capa blanca, y el 12,3% restante y 297.069 de cría extensiva y de raza ibérica.

El mayor número de hembras reproductoras de porcino se alcanzó en el año 2010 (recuento de mayo), con un total de 2.520.481, de las que 2.276.934 eran de intensivo de capa blanca y 243.507 de extensivo ibérico. El menor en 2012 (recuento de noviembre), con 2.250.132 efectivos, de los que 1.9292.148 eran de cría intensiva de capa blanca y 257.984 de cría extensiva de ibérico.

España, a la cabeza de la UE

A finales de 2016, España ocupó el primer lugar del podio en cuanto al censo de animales porcinos con casi un 20% (19,8%) del total de la UE y 29,31 millones, por delante de Alemania (18,5% y algo más de 27,37 millones de efectivos); Francia (8,7% y 12,79 millones); Dinamarca (8,3% y 12,28 millones); Países Bajos (8% y 11,88 millones); Polonia (7,5% y casi 11,1 millones); Italia (5,7% y casi 8,48 millones); Bélgica (4,4% y casi 6,51millones); Rumania (3,2% y 4,72 millones); Reino Unido (3,1% y 4,54 millones); Hungría (2% y casi 2,89 millones), etcétera.

Entre 2008 y 2016, el censo de hembras reproductoras porcinas bajó un 13,3% en la Unión Europea, pasando de casi 13,95 millones a 12,09 millones de efectivos. Este descenso se produjo en todos los principales países productores. Destaca Polonia, con una caída de casi un 33%, de casi 1,28 millones a 859.000 animales; Alemania, con un descenso del 16,9% en el periodo de casi 2,3 millones a poco más de 1,9 millones; Francia, un 16,6% menos, de 1,2 millones a un millón de efectivos; España, un 4,6% menos, de 2,53 millones a casi 2,47 millones; Dinamarca, un 4,1% menos, de 1,27 millones a casi 1,24 millones, y Holanda, un 0,3%, de 1,025 millones a 1,023 millones de efectivos.

Récord de sacrificios y de carne

De acuerdo a los datos del MAPAMA, durante el pasado año se realizaron 47,7 millones de sacrificios de animales porcinos, cifra récord casi un 4% y 1,815 millones más que en el año 2015, en el que ya se alcanzó un récord y la evolución ha continuado siendo positiva, aunque algo más atenuada, en lo que llevamos de 2017.

En su informe, el MAPAMA no ofrece un desglose de esos sacrificios en 2016, pero según los realizados un año antes (45,889 millones), la mayor parte, con un 95,9% corresponde a cerdos comerciales de cebo (43,16 millones) y reproductoras de desecho (847.000), con algo más de 44 millones de animales, con un peso medio canal de 86 kilos por cabeza (152 kilos por cabeza en las reproductoras), y el 4,1% a lechones, con 1,882 millones de efectivos sacrificados, con un peso medio canal de 6,5 kilos por cabeza.

En la Unión Europea se sacrificaron durante el pasado año un total de 257,15 millones de animales porcinos. Alemania encabezó esos sacrificios, con un 23% del total y 59,26 millones de animales, seguido de España, con un 18,6% del total y 47,7 millones. Ya más lejos se situaron Francia (9,3% y casi 23, 82 millones); Dinamarca (7,1% y casi 18,23 millones); Holanda (6,1% y 15,58 millones); Italia (4,6% y casi 11,85 millones); Bélgica (4,3% y 11,18 millones); Reino Unido (4,3% y 10,98 millones); Portugal (2,2% y casi 5,7 millones); Austria (2% y casi 5,23 millones); Hungría (1,8% y cerca de 4,7 millones); Rumania (1,6% y algo más de 4 millones), etcétera.

La producción nacional de carne de porcino alcanzó en 2016 casi 4,06 millones de toneladas de peso canal, un 5,5% más que los 3,85 Mtn del año anterior y nuevo récord histórico. Por CC.AA., según los datos de 2015, la mayor productora de carne de cerdo con diferencia fue Cataluña, con un 42,2% del total de los sacrificios y 1,625 millones de toneladas, seguida de Castilla y León, con un 14,1% y 542.600 tn; Aragón, con un 10,4% y 402.700 tn; Castilla-La Mancha (8,3% y 320.800 tn); Andalucía (7,7% y 295.600 tn); Región de Murcia (7,4% y 286.500 tn); Comunidad Valenciana (3% y 117.200 tn); Galicia (2% y 78.300 tn), etcétera.

En la UE, la producción de carne de porcino alcanzó 23,23 millones de toneladas durante el pasado año. Alemania concentró un 24% del total, con casi 5,57 millones; seguido de España, con un 17,5% y cerca de 4,1 millones; Francia (8,6% y cerca de los 2 Mtn); Polonia (8,4% y 1,96 millones); Dinamarca (6,7% y 1,57 Mtn); Italia (6,6% y 1,54 Mtn); Holanda (6,3% y 1,47 Mtn); Bélgica (4,6% y 1,06 Mtn); Reino Unido (4% y 919.000 tn); y el resto de países productores de la UE otro 13,3% y cerca de 3,1 millones de toneladas.

En  la Unión Europea, la producción de carne de porcino alcanzaba en 1986 los 12,48 Mt en la UE-12 (España tenía una cuota del 11,3% entonces); subía a 22,56 Mtn en la UE-27 (cuota del 15,3% de España) en 2008, y alcanzaba el récord indicado de 23,23 Mt en la UE-28 (17,5% España) en el pasado año.

A nivel mundial, según los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y de la CE, la producción de carne de porcino fue en 2016 de 108,2 millones de toneladas, un 1,85% y algo más de 2 millones por debajo de la del año anterior (110,24 Mtn) e inferior también al récord mundial que se alcanzó en 2014, con casi 110,6 millones.

Cerca de la mitad (47,9%) de la producción mundial se produjo en China, con 51,85 millones de toneladas; otro 21,6% en la UE-28, con 23,35 Mtn, y otro 10,4% en los Estados Unidos, con 11,3 millones. Les siguió ya lejos, Brasil (3,4% y 3,71 Mtn); Rusia (2,6% y 2,77 Mtn); Vietnam (2,3% y algo más de 2,5 Mt); Canadá (1,8% y 1,97 Mtn); Filipinas (1,3% y 1,44 Mtn); Japón (1,2% y 1,27 Mtn), mientras que el 7,4% y los 8 Mtn restantes la producción de otros países.

(Continuará en una segunda entrega)

<< volver

MÁS EN Reportajes

17/07/2017