Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

2 DE julio DE 2018

La digitalización y la sostenibilidad: retos de las empresas de envases y embalajes

Ángel Marqués de Ávila. Periodista

La sostenibilidad y la digitalización de la industria del envase y el embalaje son los dos grandes retos que se han marcado las empresas para los próximos años.

Estos sectores estratégicos para la economía española, gozan en la actualidad de una buena salud económica, creando un clima de negocio favorable para cerrar acuerdos comerciales, que van ayudar a dinamizar las exportaciones de tecnología española de packaging.

El de los envases fue uno de los pocos sectores que se recuperó con relativa rapidez en la crisis económica. Es una industria omnipresente en el día a día, dado que todo está empaquetado y a su vez este sector cada vez es más interesante para el márketing y la creación de marca.

Desde hace ya una década España se mantiene entre los países europeos de mayor volumen de producción de cartón ondulado, concretamente en cuarto lugar por detrás de Alemania, Italia y Francia. En 2017, nuestro país produjo 5.201 millones de metros cuadrados de este material, un 5,02% más que en el ejercicio de 2016.

Las empresas que forman parte de la industria consumieron un total de 3.078 miles de toneladas de papel, según se desprende del informe sectorial de la Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado (AFCO).

La facturación total del sector, tanto directa como indirecta, alcanzó el año pasado los 4.867 millones de euros con un total de 71 empresas onduladoras y 89 fábricas dedicadas a la fabricación de este material en toda la geografía española. Éstas emplearon en 2017, entre puestos de trabajos directos e indirectos a más de 23.500 trabajadores. En Europa, la cifra de puestos directos asciende a 100.000.

El sólido volumen de negocio que manejan las empresas del sector y el crecimiento de las demás actividades económicas apuntalan a este sector como una industria sólida.

Retos del sector

El sector está sufriendo un significativo cambio a mejor, nos apunta Joaquín Fernández Peláez, Director de desarrollo estratégico en Uniq (AFCO),  “desde el cartón ondulado nos hemos sumado a la ola, la cual estamos totalmente convencidos que no va a ser un repunte ocasional. Varios son los factores que han impulsado este comportamiento, en particular en el sector hortofrutícola el cual ha pasado a ser el caballo de batalla en la gran distribución, fijándose en el buen hacer de mayoristas y minoristas. También a tener en cuenta el propio embalaje en cartón ondulado por sus características tanto de uso, reciclabilidad, sostenibilidad, fiabilidad, de un único uso, dinamizador de ventas. Si continuamos haciendo las cosas como hasta ahora, la tendencia va a ser fiable y en constante aumento”.

Para el directivo de AFCO, el reto que tiene por delante este sector pasa por “seguir con una línea continuista, ampliar el liderazgo que ya tenemos en los mercados y captar esa cuota que ha dado entrada a otros materiales que no son tan competitivos como el cartón ondulado”.

AFCO, nos dice, trata de aumentar el protagonismo del sector, trasladando tanto a la Administración Pública y a grupos de interés como al consumidor final, una nueva visión del valor que aporta la industria del envase y embalaje a España. El trabajo de la asociación ha sumado para impulsar el conocimiento y la visibilidad de un sector que apuesta por la excelencia y contribuye al desarrollo medioambiental responsable.

Ecodiseño

En la actualidad la tendencia que marca la evolución del envase y el embalaje y que está vinculado también al ecodiseño,  es el uso de materiales reciclables y biodegradables y el ahorro de materias primas.

En este sentido desde ECOEMBES, nos apuntan que España tiene por delante un gran reto en cuanto a reciclaje de residuos urbanos, a través de un Plan de Acción para la Economía Circular, la Unión Europea ha fijado ambiciosos objetivos a sus países miembros. Por ejemplo, en 2025 tendremos que reciclar el 55% del total nuestros residuos urbanos y, en 2035, el máximo de residuos que lleguen al vertedero no podrá superar el 10%, lanzando así un mensaje claro de que debemos ver los residuos como recursos. Unos porcentajes que se traducen en una cantidad enorme de trabajo por hacer, teniendo en cuenta que, en la actualidad, España se sitúa en un 29,7% y en un 56,7%, respectivamente.

A pesar de que la cifra de reciclaje de envases domésticos, es del 77,1%, lo que nos  sitúa por encima de los objetivos marcados por Europa, todavía nos queda mucho camino por recorrer en lo relativo a otras fracciones. Por ello, necesitamos sentar las bases para que todos los residuos reciclables que actualmente no se están gestionando adecuadamente se incorporen a la senda del reciclaje.

La magnitud de los desafíos a los que tenemos que hacer frente requiere tanto de grandes políticas como de la acción individual. En este sentido, necesitamos que desde la agenda política se incentiven aquellos aspectos que nos ayuden a impulsar la economía circular y a promocionar los hábitos de consumo sostenibles. Por ejemplo, facilitando la recogida selectiva en ámbitos públicos y privados, fomentando el pago por generación -que se rige bajo la máxima de que quien contaminada paga- e imponiendo la obligatoriedad de la recogida selectiva de envases tanto en el hogar como fuera de él.

Para el Director de Desarrollo Estratégico en Uniq (AFCO), las empresas del sector están cada día trabajando en mejorar en todo lo relativo al reciclaje, “somos ambiciosos ya que, aunque más del 80% del cartón es reciclado y los nuevos embalajes se realizan casi en su totalidad con papel reciclado. Queremos que estas cifras vayan en aumento. El reciclaje y la sostenibilidad son pilares en nuestra industria”.

El 80% del impacto ambiental de un producto se determina en la fase de diseño. En este sentido, el ecodiseño no sólo es una respuesta al agotamiento de los recursos, sino también una potente herramienta económica que reposiciona los productos por ser más sostenibles (y rentables) y a la propia empresa como una organización responsable y comprometida con el medio ambiente y con el consumidor.

Economía circular

Este sector empresarial juega un papel clave en la transformación de España y en la transición hacia una sociedad realmente circular. La necesidad de alcanzar este modelo social, empresarial y económicamente responsable hace imprescindible la absoluta implicación de las empresas en materia medioambiental.

Son muchas las iniciativas que las empresas que colocan productos en el mercado pueden adoptar para promover una economía circular con mejores criterios de ecoeficiencia, innovación y protección ambiental. Sin duda, el ecodiseño es una de la principales, pues de cómo se piensen, diseñen y fabriquen los productos, incluyendo los envases, dependerá en gran medida su huella de carbono, pero también su huella de materiales o su huella de agua.

En nuestro país, la transición hacia la economía circular empieza a ser una realidad. Aunque se trata de un documento sobre el que aún hay que trabajar, según ECOEMBES, “esperamos que la Estrategia Española de Economía Circular, elaborada por el anterior Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, responda a la urgencia de avanzar hacia una sociedad en la que la economía circular y el reciclaje global de residuos estén plenamente implantados”.

Para el presidente de AFCO, Leopoldo Santorromán : “El liderazgo del cartón se debe a que es un material que ofrece una solución de envase ligero, capaz de optimizar el almacenaje, la logística y el transporte de productos. Su fabricación con recursos reciclables, biodegradables y renovables, lo convierten además en un referente en el nuevo modelo de sostenibilidad y Economía Circular”.

Desde AFCO, nos comenta su ejecutivo Joaquín Fernández, que constantemente se realizan todo tipo de controles en las plantas de fabricación, cumpliendo sobradamente con los requisitos solicitados. Por si esto fuera poco, “desde la asociación, velamos por que se cumplan las garantías y calidades que requerimos, realizando con auditorías externas, controles tanto en origen como en destino. El fin es que el producto llegue al destino final en perfectas condiciones”.

Desde ECOEMBES, nos apuntan que gracias a los Planes de Prevención y ecodiseño que esta organización  desarrolla desde 1999 con muchas de sus empresas adheridas, “conseguimos producir envases más sostenibles que hoy ya pesan de media un 17,9% menos y con los que hemos logrado ahorrar casi 500.000 toneladas de materias primas. Igualmente, hace un año abrimos en La Rioja, TheCircularLab, el primer centro de innovación sobre economía circular de Europa, donde trabajamos conjuntamente con universidades, científicos y emprendedores para avanzar, entre otros proyectos, hacia lo que llamamos el “envase del futuro”, que será pensado desde el origen con criterios circulares y sostenibles.

Este conjunto de transformaciones suponen una verdadera oportunidad económica y ambientalmente hablando. Según datos de la propia Unión Europea, la mejora en la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos a lo largo de las cadenas de valor podrían reducir los consumos de materiales necesarios actualmente entre un 17% y un 24% para 2030, con un potencial ahorro de 630.000 millones de euros y reduciendo las emisiones de C02 entre un 2% y un 4%.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas