Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

26 DE junio DE 2018

La industria española del dulce, un sector de presente y futuro

Olga Martínez, directora de Asuntos Corporativos de MARS Iberia y Presidenta de Produlce, la Asociación Española del Dulce

La industria española del dulce confirma año a año su fortaleza y proyección, consolidando su posición como sector económico de referencia en nuestro país; una solidez que se sostiene especialmente en dos grandes pilares: la buena acogida por parte del consumidor nacional de productos de mayor valor añadido y el espectacular comportamiento de las exportaciones.

En este sentido, en un momento de cierta recuperación económica, pero con un estancamiento demográfico que viene de hace años, el crecimiento del gran consumo –y con él, el del sector del dulce- es una estupenda noticia.

Ya con las cifras de 2017 (último ejercicio cerrado) en la mano, podemos ver que, a pesar del mencionado estancamiento demográfico que vive España, la producción derivada al mercado nacional en el sector del dulce alcanza ya las 880.000 Tm y crece un 0,7% respecto a 2016. Con ello podemos confirmar que el sector del dulce ocupa la sexta posición en producción de la industria de alimentación y bebidas, líder industrial en España. Así, la relevancia del sector del dulce se consolida como actor destacado para toda la economía nacional.

Además, podemos confirmar que en valor este crecimiento se duplica (+1,4%) hasta los 3.545 M€. Por otro lado, el consumo per cápita se mantiene y alcanza los 24,34 Kg/persona/año en el total de categorías.

La competitividad en el mercado interior se refuerza también con el potente desempeño fuera de nuestras fronteras, y es que en 2017 hemos alcanzado un hito: por primera vez se ha sobrepasado el medio millón de toneladas vendidas en mercados exteriores y con esta cifra se prueba el carácter internacional del sector, que destina a estos mercados un 37% de su producción anual.

La exportación muestra crecimientos del 7,4% en volumen y 5,4% en valor, lo que permite al sector alcanzar las 514.825 de toneladas exportadas, con una facturación de 1.301 M€. Además, el ligero descenso en la penetración de importaciones sitúa al dulce a la cabeza de sectores con mejor balanza comercial, duplicando las exportaciones a las importaciones.

En cuanto a los mercados exteriores, en 2017 sorprende el espectacular avance de EE.UU., ofreciendo el mayor crecimiento en términos absolutos y un crecimiento del 28,3% respecto a 2016. Reino Unido, a pesar de la incertidumbre generada por el Brexit, también muestra un importante avance (+12% hasta las 52.083 Tm). Cabe destacar igualmente Italia (+14,6% hasta 33.487 Tm), Países Bajos (+34.4% hasta 10.895 Tm), Polonia (+54.4% hasta 7.101 Tm) y Suecia (+167% hasta 4.232 Tm).

Fuera de la Unión Europea es cierto que se puede observar el impacto que está teniendo la imposición de barreras técnicas y comerciales en ciertos países. Ejemplo de ello es Argelia, donde las exportaciones han caído casi un 20%, mientras que en China superan el 30%.

Sin embargo, es precisamente en este contexto donde comprobamos el carácter internacional del sector y su capacidad de reacción, pues estos impactos se ven contrarrestados por el aumento de exportaciones a países como Marruecos (+211%), Mauritania (+26%), Australia (+21%), Jordania (+21%) y Cuba, además de la consolidación de otros con mayor peso como Israel (+4,5%) y Canadá (+12,3%). En conjunto, las ganancias en estos mercados ascienden a 10.066 Tm extras vendidas en 2017 respecto a 2016.

No podemos olvidar el carácter empleador de esta industria, que da trabajo ya a más de 24.000 personas de forma directa. Además, la relativa dispersión geográfica de sus empresas lo convierte en motor de desarrollo rural y en potente generador de empleo indirecto. Para nosotros es muy importante esta cuestión, ya que está en el ADN de nuestras empresas contribuir positivamente al crecimiento del país, impulsando el tejido industrial de todas las regiones enriqueciéndolas tanto directa como indirectamente ejerciendo de pilar esencial en toda la cadena de valor, desde el campo a los hogares.

Este desempeño se ve, sin duda, promovido por el carácter innovador de las compañías del sector. Sabemos que la apuesta por la I+D+i es esencial para el futuro de cualquier sector, beneficiando directamente el desarrollo industrial y la adaptación a las necesidades y demandas de un consumidor cambiante y cada vez más exigente.

En este sentido, sólo en 2017 vieron la luz 1.850 nuevos productos, un 6% más respecto a 2016, creciendo especialmente el porcentaje de innovaciones radicales (+15%), las reformulaciones (+14%) y las extensiones de marca (+14%).

Desde Produlce, la Asociación Española del Dulce, de la mano de nuestras empresas, estamos firmemente convencidos de que estas cifras son resultado del esfuerzo diario de los grandes profesionales que trabajan en el sector, que día a día dan lo mejor de sí mismos partiendo de un firme e inequívoco compromiso con el consumidor y el entorno social, económico y medioambiental en el que desarrollamos nuestra actividad.

Somos conscientes de los retos que afrontamos, pero estamos muy satisfechos con nuestra labor, convencidos de todo lo que la industria nacional del dulce puede aportar a la economía y la sociedad españolas. Hemos conseguido mantener la tendencia de crecimiento de los últimos años, lo que nos consolida en el conjunto de la industria de alimentación y bebidas, el primer sector industrial del país.

Como presidenta de Produlce estoy particularmente orgullosa de la labor de representar a un sector como el del dulce en nuestro país. Solo en el último año el número de asociados ha aumentado con siete nuevas adhesiones, lo que pone de manifiesto que el trabajo de la Asociación está en el buen camino. Igualmente, demuestra inequívocamente el compromiso de las empresas del sector, desde la más pequeña a la de mayor tamaño, con el desempeño como industria, intentando en todo momento aportar valor a la economía y a la sociedad a la que servimos.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas