Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Los 'súper' y los productos frescos salen airosos del sexto año de crisis

Gema Boiza. Periodista. @GemaBoiza

La transformación en el consumo que ha traído consigo la crisis económica sigue pasando factura al sector de la distribución española, que en el último año se dejó por el camino un total de 388 comercios, principalmente tradicionales, según se desprende del informe anual Nielsen 360 que hace una radiografía de qué, cómo y dónde llenan el carro los españoles.

En concreto, ese documento revela que los hipermercados mantuvieron su cifra prácticamente estable en los 444 establecimientos, mientras que los supermercados grandes vieron incrementar su universo en 100 nuevas unidades y los de menor tamaño también crecieron en número fundamentalmente a través de la fórmula de franquicia.  

Una evolución que explica que los supermercados concentren un 72% de la venta de gran consumo y hayan crecido más de un 2% sobre el año anterior. Los hipermercados, por su parte, aglutinaron el 16% de las ventas, mientras que, en el lado opuesto, los establecimientos de menor tamaño y oferta comercial, fueron los que se llevaron los resultados más negativos.

No fueron los únicos. El canal especialista de perfumería/droguería también ha sufrido, según los datos de Nielsen, las consecuencias de la crisis: las perfumerías libreservicio vieron descender su número en casi 700 establecimientos en los últimos cinco años, mientras que las tradicionales perdieron unos 3.000 puntos de venta.

Todos estos cambios dan razones de peso para que Gustavo Núñez, director general de Nielsen en la Península Ibérica, asegure que “muchos compradores optan por hacer compras más frecuentes, gastando menos en cada una de ellas, con el fin de controlar su gasto”. Y es que según sus cifras, los consumidores acuden entre dos y tres veces por semana a sus establecimientos habituales a llenar una cesta que antes era más bien un carro.

Más cestas y menos carros de la compra

Una cesta en la que sigue teniendo un especial protagonismo la marca blanca, cuya cuota de mercado ha vuelto a crecer en 2013 situándose en un 38%. Eso sí, Nielsen asegura que su crecimiento, del 0,9% del último año, ha sido inferior al registrado en anteriores ejercicios.

Independientemente de las marcas, el informe de esta compañía global de información y medición cifra en 50.000 millones de euros el valor de los productos de gran consumo que los españoles compraron en 2013. Una cifra que supera en un 0,2% la de 2012 y, dado que en términos de volumen se observó un descenso del 0,9%, Nielsen concluye que el precio medio de la cesta de la compra en 2013 se encareció un 1,1%.

En el reparto del gasto en productos de gran consumo, los españoles dedicaron 31.000 millones de euros a alimentos envasados, lo que representa un 1,4% más que en 2012. La segunda partida en importancia fueron las bebidas, a las que destinaron un total de más de 7.800 millones, lo que supone una caída del 0,8% respecto al ejercicio anterior. Por su parte, las ventas de cuidado del hogar descendieron un 1,1% en el año 2013, las de belleza cayeron alrededor de un 5% y, por último, las de higiene personal casi un 2%.

En su análisis, Nielsen 360 también revela que los españoles consumieron en 2013 algo más de 14.000 millones de euros en productos frescos, lo que supone un 2,5% más que en 2012. “Este dato revela que pese a las estrecheces económicas, los frescos continúan siendo uno de los grandes irrenunciables de la cesta de la compra. Los españoles siguen apostando por la alimentación saludable más tradicional y prefieren mantener en su dieta la carne, el pescado o las frutas y verduras”, asegura Gustavo Núñez.

Dejando a un lado las categorías de productos que más consumen, Nielsen también indica que el 88% de los consumidores españoles compra en modo “piloto automático”, es decir, planificando lo que necesita antes de ir a la compra. Una compra a la que de media acude 150 veces al año con un gasto medio de 15 euros en cada ocasión.

La vuelta a la madriguera

En el capítulo del consumo fuera del hogar, Nielsen360 también constata que se ha resentido, hasta el punto de repetirse la tendencia de los últimos años: la  “vuelta a la madriguera’. Una tendencia por la que el consumidor prefiere contener su gasto consumiendo en casa buena parte de lo que antes gastaba fuera.

La principal consecuencia de esta transformación es que en el últimoaño la hostelería perdió 6.923 establecimientos. Por categorías, la más sacrificada fue la de los bares y cafeterías, que vio desaparecer 3.063 locales, seguida de la del ocio nocturno, cuyo número descendió en 1.625 establecimientos (el mayor descenso en términos relativos), y de los hoteles y restaurantes, que se dejaron 1.316 unidades por el camino.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas