Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

"El sector de las leguminosas se encuentra inmerso en un círculo vicioso, donde la falta de rentabilidad imposibilita la inversión en mejora"

¿Qué es LegSapiens y cómo surge la iniciativa?, ¿qué objetivos tiene este grupo?

Es un grupo operativo, que surge de la iniciativa de diferentes entidades, que son conscientes de la necesidad de ofrecer a los agricultores soluciones que mejoren la rentabilidad de cultivos tan importantes como las leguminosas grano.  Estamos ante cultivos tradicionales, que ofrecen un efecto muy positivo tanto desde el punto de vista agronómico como nutricional, y que en las últimas décadas han sufrido un enorme retroceso. El nivel de innovación y mejora aportado tanto por el ámbito privado, como el público, ha sido muy escaso comparado con otras alternativas, lo que sin duda ha tenido un efecto muy negativo en su desarrollo, y en estos momentos su rentabilidad está muy condicionada por la competencia de productos importados. El principal objetivo de LegSapiens, es avanzar en la mejora de la rentabilidad de estos cultivos desde el punto de vista agronómico, poniendo a su disposición diferentes innovaciones. Pero además y siendo conscientes que esta mejora de la rentabilidad será imposible si no viene acompañada del aumento del consumo por parte del consumidor, el grupo pretende hacer un esfuerzo adicional en comunicación, para poner en valor los grandes efectos positivos de estos cultivos.

Las leguminosas son una de las bases de la Dieta Mediterránea y un cultivo tradicional, ¿cree que el consumo en España es el recomendado o debería incrementarse?

Según los datos publicados por el Panel de Consumo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo por persona y año en hogares en 2020 fue de 3,91 kg. Como dato positivo es necesario destacar que con respecto al año pasado el consumo ha subido más de 0,5 kg/persona y año, pero nos encontramos muy lejos de las recomendaciones que nos hacen desde las instituciones sanitarias y nutricionales. Según estas recomendaciones cada persona debería consumir alrededor de 11 kg de legumbres por persona y año, de manera que aunque en el Panel de Consumo no se contabilice el consumo fuera del hogar, nos encontramos muy alejados de esas cifras. Otro dato que es importante destacar es el escaso porcentaje que supone el valor en euros que dedican las familias a estos cultivos. A pesar del gran aporte nutricional que suponen, el gasto en legumbres solo supone el 0,44% del gasto total en alimentación. Por este motivo entendemos que el futuro de las legumbres en España, tiene mucho recorrido, y desde LegSapiens queremos aportar nuestro esfuerzo para que ese futuro sea mejor.

¿Cuál es la situación de producción en España de este cultivo y su potencial exportador?

En cuanto a las legumbres en España es necesario destacar por orden de importancia los siguientes cultivos; garbanzos, lentejas, alubias, guisantes, habas, y aunque en mucho menor proporción cultivos como la soja. La producción de estos cultivos es bastante heterogénea campaña tras campaña, ya que principalmente se desarrollan en superficie de secano, y por tanto muy limitados por las condiciones climatológicas. La superficie de lentejas y alubias es algo más estable, aunque en los últimos años se ha observado una tendencia a la baja en el caso de las lentejas. La superficie de garbanzo ha sufrido variaciones más destacadas con un incremento en años pasados que en la actualidad estamos perdiendo. Principalmente nos encontramos con cultivos deficitarios y donde destacan de manera clara las importaciones sobre las exportaciones. De hecho, una de las principales características de estos cultivos, es el gran nivel de importaciones de terceros países que limitan el desarrollo del cultivo nacional.

¿Cómo aplicará el grupo la innovación y la tecnología a este tipo de cultivo?

El sector de las leguminosas se encuentra inmerso en un círculo vicioso, donde la falta de rentabilidad imposibilita la inversión en mejora, que a su vez no facilita la generación de valor en la cadena de las legumbres. Por eso es necesario aportar inversión pública que ayude a desatascar esta situación. En España contamos con varios cultivos más o menos adaptados a las diferentes zonas de producción, con problemáticas dispares. Por eso el grupo operativo ha considerado oportuno establecer diferentes sistemas innovadores en cada zona, para tratar situaciones particulares. En la cuenca del rio Ebro, las innovaciones van a estar más centradas en cultivos como el garbanzo, guisante, alubia o soja, con la idea de establecer alternativas viables a las rotaciones típicas basadas en el maíz, con una reducción de insumos utilizados, mientras que se mejoran las condiciones de los suelos. En la zona de influencia del río Duero, y del centro de la Península, se han programado innovaciones relacionadas tanto con producción convencional como ecológica, que abarcan la mejora del material vegetal, dosis y fechas de siembra, control de malas hierbas, etc.

¿Qué papel juegan las leguminosas en la agricultura sostenible, protección del medio ambiente, seguridad alimentaria y nutrición?

Sin duda, nos encontramos ante unos cultivos que desde estos puntos de vista solo aportan beneficios. Los efectos positivos que las leguminosas ofrecen a los suelos agrarios, implican un aumento del contenido de materia orgánica, facilitan el manejo y control de hierbas adventicias, reducen las necesidades de abonado y mejoran la productividad de cultivos futuros. La introducción de leguminosas en la rotación es una de las prácticas más sostenibles que puede llevar a cabo un agricultor, y por ello, en el Plan Estratégico de la PAC, vamos a poder contar con un apoyo tanto a través de los ecoesquemas como de las ayudas asociadas. Además las legumbres forman parte de la base de la dieta mediterránea, ofreciendo unas características nutricionales destacadas por todo la comunidad científica.

En las últimas décadas la superficie de leguminosas en Andalucía ha ido disminuyendo, siendo reemplazadas por otros cultivos que se han adaptado mejor a los avances tecnológicos y resultan más rentables al agricultor. En el futuro, y dados sus avances en investigación, ¿será posible que esta tendencia disminuya?

El principal problema de las leguminosas es la falta de rentabilidad para los agricultores. La única manera de revertir esta situación, es ofrecer al agricultor un cultivo rentable, con un manejo adaptado a las características de cada zona. Las leguminosas ofrecen varias ventajas, tanto en aspectos agronómicos, como de reducción de costes de producción, pero presentan como gran problema las dificultades en su comercialización y en la valorización del producto. El agricultor necesita que las legumbres generen valor a lo largo de la cadena, y el precio de las legumbres se sitúe en niveles de renta favorables para las explotaciones agrícolas.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas