Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

13 DE enero DE 2022

'Gracias a nuestro clima, muchas de las producciones son en ecológico, con la ventaja competitiva que ello supone'

Qcom.es.- En la actualidad, ¿cuál es la situación del mercado de almendra y avellana en España y en el mundo?

Pere Ferre.- A nivel mundial, y según datos del Consejo Internacional de Frutos secos y Desecados (INC), la producción mundial de almendras en la campaña 2020/2021 fue de 1.684.395 toneladas. Estados Unidos es el líder mundial, representando el 79% de la producción, seguido de España y Australia, que representan, respectivamente, el 7% de la cuota de mercado. Las exportaciones globales se sitúan, según la misma fuente, en 1.084.221 toneladas, siendo Estados Unidos el responsable del 65% de las exportaciones, seguido de España con el 10%, lo que demuestra que somos uno de los principales actores de este mercado. En cuanto a la avellana, hablamos de una producción mundial de 512.100 toneladas, liderada por Turquía con el 65% de la producción. En este caso, España no es uno de los principales protagonistas del mercado global, puesto que nuestras producciones rondan las 5.500 toneladas anuales.

Q.- Ahora que comienza 2022, ¿qué balance general hace del pasado año en cuanto al sector se refiere?

P.F.- A nivel asociativo, estamos contentos de haber podido recuperar la presencialidad en determinados momentos del año. Con todo, estamos igualmente contentos de la repercusión que tuvo nuestro Encuentro de la Almendra y la Avellana que celebramos por primera vez en formato telepresencial. Ha sido un año intenso de trabajo en la que hemos seguido desarrollando líneas de investigación desde el punto de vista sanitario, así como asentando las bases de las futuras acciones de promoción de nuestra almendra en los mercados internacionales.

Q.- En los últimos 5 años, ¿cómo ha evolucionado el crecimiento de hectáreas en el cultivo del almendro y avellana en nuestro país?

P.F.- Aún no disponemos los datos correspondientes al año 2021, por lo que tomamos la referencia el año anterior. En cuanto al cultivo del almendro, la superficie ha pasado de 548.604 hectáreas en 2015 a 718.540 hectáreas en 2020, por lo que hablamos de un notable incremento, concretamente de un 30%. Buena parte de las nuevas hectáreas son explotaciones en regadío. No debemos olvidar que, gracias a nuestro clima, muchas de las producciones son en ecológico, con la ventaja competitiva que ello supone en los mercados, y parte de este crecimiento viene certificado como tal. Por su parte, en avellano el cultivo ha permanecido estable durante este periodo en torno a las 13.000 hectáreas, la práctica totalidad de ellas en la comunidad autónoma de Cataluña.

 

Q.- ¿Puede afectar al mercado a corto plazo esta situación continuada en los últimos años?

P.F.- Pensamos que el mercado todavía puede absorber la oferta existente. Entre 2015 y 2019, en el caso de la almendra, el consumo global ha pasado de 1.075.294 a 1.379.056 toneladas, lo que supone un crecimiento del 28%. Comparando los últimos ejercicios, el consumo global creció un 5,75%. Hay que tener en cuenta que, en una sociedad en la que la salud y la sostenibilidad son temas que preocupan cada vez más a los consumidores, almendras y avellanas tienen mucho que decir al respecto, pues su consumo está avalado científicamente por sus valores nutricionales. Además, es un cultivo plenamente sostenible que fija población en los entornos rurales, un factor que el consumidor también valora. En definitiva, creemos que el consumo puede seguir aumentando en los próximos años, tanto el producto en boca como su utilización en la industria alimentaria para completar otros productos elaborados. La situación es positiva, teniendo en cuenta además que el año que viene se prevé una reducción en la oferta global, en el caso de la almendra, debida principalmente a la sequía vivida recientemente en Estados Unidos.

Q.- ¿Qué perspectivas de futuro tiene para el presente año?

P.F.- Como comentaba anteriormente, en Estados Unidos se espera una cosecha más corta de almendras, con lo que la producción mundial se prevé inferior a la de 2020/21, estimándose en poco menos de 1,6 Mt, con un descenso del 8% y de casi 140.000 toneladas menos. En el caso de la avellana, se prevé una producción global de 541.130 t, un 6,7% más que el año anterior. Dejando de un lado las cifras, 2022 va a ser un año especial para nosotros, pues celebraremos el 75 aniversario de la constitución de Almendrave. Lo conmemoraremos con distintas acciones que daremos a conocer dentro de muy poco. También esperamos poder comenzar a desarrollar acciones de promoción de la almendra ibérica, para dar a conocer a nivel europeo sus ventajas con respecto a las de otros orígenes.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas