SYNPTNC
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

22 DE enero DE 2024

'Los invernaderos solares se han convertido en un medio de vida para los residentes de la zona'

Entrevista a Juan Tomás Cano, presidente de HORTIESPAÑA

¿Qué beneficios medioambientales y sociales aportan los invernaderos solares?

El invernadero solar es una estructura con una cubierta translúcida que capta toda la energía y la luz solar, permitiendo proteger nuestros cultivos de condiciones meteorológicas adversas, como la lluvia, el frío o los fuertes vientos.

Al crear un microclima, conseguimos una mayor producción de nuestros cultivos de frutas y hortalizas en cualquier época del año, sin recurrir al uso de combustibles fósiles ni renunciar a su calidad y su sabor.

Así generamos una mayor productividad, con un coste muy competitivo, favoreciendo una economía circular mediante una óptima gestión de recursos tan escasos como el agua y la reutilización y reciclaje del mayor número posible de los elementos implicados en el proceso productivo.

De esta forma, la producción de frutas y hortalizas y su cultivo bajo los invernaderos solares de Almería y Granada se caracteriza por la reducción de la huella hídrica, un menor número de emisiones contaminantes, la sostenibilidad de estas estructuras de cultivo y también destaca por el reparto igualitario de la riqueza, así como por su repercusión social y la distribución equitativa de la riqueza.

Beneficios sociales

Los invernaderos solares se han convertido, no solo en una forma de explotación agroalimentaria, sino en un medio de vida para los residentes en esta zona y los datos registrados en relación con el desarrollo de empresas en el territorio así lo demuestran.

Las más de 30.000 hectáreas bajo plástico se distribuyen entre 15.000 familias de agricultores,  que se dedican a la producción con 2,5 hectáreas de media y la generación de más de 110.000 puestos de trabajo. En este modelo se da una escasa concentración de la propiedad de la tierra, favoreciendo el reparto igualitario de la riqueza y crecimiento del PIB. El trabajador inmigrante y la mujer juegan también un papel fundamental en el sector. Las mujeres representan el 71% del empleo en empresas de comercialización y el 30% en campo. Las contrataciones de inmigrantes suponen ya un 65% del total de empleos. Más del 90% de los agricultores cuentan con formación reglada.

Con una población en constante aumento, ¿será este modelo de producción clave para asegurar la alimentación a toda la sociedad?

Por supuesto que sí. El modelo de invernadero solar se presenta con una alternativa sostenible desde el punto de vista social, económica y medioambientalmente. De hecho, desde Almería y Granada se producen alrededor del 25% de todas las frutas y hortalizas que necesita Europa, pudiendo alimentar durante todo el año a más de 500 millones de ciudadanos europeos.

¿Qué importancia tiene el cooperativismo en el modelo de producción para el sector?

La evolución económica de la horticultura ha venido también acompañada del desarrollo de entidades de tipo asociativo o cooperativo, además de empresas de comercialización local estrechamente ligadas a los procesos de producción. En conjunto, la región andaluza supone el 35% de la producción hortofrutícola nacional. En cuanto a la comercialización exterior, Andalucía es la principal zona de suministro de frutas y hortalizas a la Unión Europea, con unas ventas que han supuesto en la última campaña cerca de 5.000 millones de euros, es decir, aproximadamente la mitad del volumen total de las exportaciones agroalimentarias de la región, según los últimos datos de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. 

¿En qué momento se encuentra el empleo respecto al resto de Europa?, ¿qué supone este modelo para el medio rural en nuestro país?

Como te decía anteriormente más de 15.000 familias de agricultores viven del sector hortofrutícola y es el motor de empleo de esta zona del sur de España generando más de 110.000 puestos de trabajo.

Hablando de empleo, ¿qué importancia tiene la mujer en el campo y por lo tanto en este modelo de producción?

El papel de la mujer en la agricultura es de gran importancia puesto que ha contribuido a que el sector agrícola español logre las magnitudes económicas y sociales actuales. Sin embargo, al no gozar del suficiente reconocimiento jurídico, económico y social, su trabajo se ha visto muchas veces invisibilizado.

En el sector hay mujeres agricultoras, socias de cooperativas, técnicos e ingenieras, agrícolas, envasadoras y manipuladoras, jefas de línea, comerciales y directivos de comercializadoras. Aunque cada vez son más las mujeres que están tomando protagonismo en el sector, aún queda mucho trabajo por hacer en este sentido y las líneas de trabajo, por tanto, deben ir orientadas a aumentar esta representatividad de la mujer. El 70% del personal empleado en empresas de comercialización y manipulado es mujer y un 1/3 de socios cooperativistas es mujer.

¿De qué forma promociona Hortiespaña las bondades de la horticultura bajo invernadero solar?

La promoción es uno de los principales objetivos de esta Interprofesional, y en estos años la Organización ha estado trabajando para lograr que se reconozca públicamente los logros que han conseguido los productores de frutas y hortalizas bajo invernadero del Sureste español. Nos hemos centrado en poner en valor las producciones de invernadero, su sostenibilidad social, económica y medioambiental; así como, promover la calidad de los productos amparados por HORTIESPAÑA.

Actualmente estamos desarrollando un programa simple de promoción e información ‘Es de Invernadero. Frutas y Hortalizas Sostenibles de Europa’ que tiene como objetivo llegar a los consumidores finales para que puedan conocer de manera clara y directa las contribuciones que ofrecen los invernaderos solares. 

Durará tres años (hasta febrero de 2026). Se ejecutará en España y Alemania, con una inversión total de 2 millones de euros. Está cofinanciado por HORTIESPAÑA y la Unión Europea, dentro del marco de promoción de productos agroalimentarios ‘Enjoy, It’s from Europe’.

El foco central de esta acción se ha fijado en la sostenibilidad y en la comunicación de los beneficios del invernadero solar para la producción de frutas y hortalizas frescas. El ahorro de agua, la absorción de CO2, el control biológico o el efecto albedo - rebajar la temperatura media del territorio en donde se ubican los invernaderos- son algunos de los principales argumentos que transmitiremos a la sociedad en general y a nuestros clientes en particular.

Por último, ¿qué retos tiene la organización de cara a futuro?

Como siempre digo son muchísimos los retos a los que la Interprofesional se enfrenta. Quizás en este periodo nos estemos centrando en dos fundamentales para el futuro: sostenibilidad y rentabilidad. La sostenibilidad porque está dentro de nuestro ADN de los cultivos de invernadero y es una de sus grandes fortalezas y de la que podemos presumir con orgullo, dando a conocer al mundo nuestro sistema de producción, tanto a administraciones como a consumidores. Y rentabilidad porque es imprescindible para seguir cumpliendo con la primera. Si nuestra agricultura deja de ser rentable, dejará de ser sostenible, es más: dejará de ser, a secas. Y no podemos permitir que un modelo agrícola, que es ejemplo en todo el mundo de hacer bien las cosas desde el punto de vista social y ambiental, deje de seguir siendo sostenible también económicamente.

Además de estos persisten retos que se están acometiendo también. El agua es un tema que nos preocupa mucho; hay que seguir trabajando en la gestión de los residuos que generamos, buscar nuevas fórmulas de gestión de restos vegetales y plásticos; trabajar más en la higiene rural; avanzar en competitividad y rendimiento de los cultivos y continuar con el crecimiento de la agricultura ecológica, entre otros.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas