SYNPTNC
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

11 DE octubre DE 2022

El mercado del vino en Dinamarca

Redacción Qcom.es

En Dinamarca, el mercado de las bebidas alcohólicas se divide en tres grupos: la cerveza, el vino y las bebidas espirituosas. En 2021, este mercado aportó unos beneficios aproximados de 6.278 millones de euros. Históricamente, la cerveza ha sido y sigue siendo la bebida alcohólica más consumida en términos de volumen, cerca de los 400 millones de litros en 2021. Sin embargo, si nos referimos al consumo de bebidas alcohólicas en términos de valor, el vino se sitúa como líder absoluto del mercado, el cual representa en 2021 el 58,2 % de las ventas del mercado, frente al 23,6 % alcanzado por la cerveza. 

Dinamarca, pese a ser un país con una población de 5,78 millones de habitantes, es un mercado interesante para el sector del vino. Este cuenta con una amplia oferta de vinos, los cuales son importados tanto de países tradicionalmente productores como Francia, España o Italia, así como de países que en los últimos años se han ido consolidando como fuertes exportadores de caldos. Ejemplo de ello son: Chile, Estados Unidos o Sudáfrica. 

En términos de volumen, las exportaciones danesas de vino en 2021 ascendieron a 37,41 millones de litros. Casi la totalidad del vino exportado desde Dinamarca fue vino tranquilo, un 95,51 % sobre el total. De este porcentaje un 40,96 % corresponde a vino embotellado y un 30,05 % a grandes formatos como el bag-in-box. Los principales países de destino de las importaciones danesas fueron Suecia, Alemania, Finlandia y Países Bajos. En términos de valor, por su parte, las exportaciones de vino ascendieron a 242,74 millones de euros. El vino tranquilo representó el 85,45 % del total de estas exportaciones, las cuales han seguido una tendencia creciente en los últimos años, hasta aumentar más del 100 % con respecto al año 2017. Suecia, Alemania y Suiza son los principales países de destino de estas exportaciones.

Por su parte, las importaciones de vino en términos de valor alcanzaron la cifra de 808,07 millones de euros en 2021, aumentando un 20 % con respecto al año anterior. La segunda partida con una mayor cifra de importaciones en términos de valor en 2021 es la del vino espumoso. Cabe señalar que esta ha superado a la partida de vino tranquilo a granel (históricamente con mayor cifra de importaciones), dado que en los últimos años la tendencia hacia un mayor consumo de vino espumoso se ha incrementado. Concretamente sus importaciones aumentaron en un 64,49 % en el periodo 2017-2021. 

De todos los países, los principales proveedores de Dinamarca en términos de volumen fueron Italia, Francia y España, acumulando estos tres primeros el 52,77 % de la cuota total de importaciones de vino. Los siguen países cada vez más consolidados en el mercado del vino como lo son Australia y Chile. Entre estos 5 países, acumularan el 71 % del total de las importaciones de vino en términos de volumen. Cabe destacar, que dos países con una cuota importante en el mercado danés como son Chile y Sudáfrica han visto sus exportaciones menguar en el país nórdico un 16,36 % y un 14,82 % respectivamente, en beneficio de Estados Unidos, la cual ha incrementado sus exportaciones en un 28 %. 

Los precios de los vinos en Dinamarca son superiores a la media de la Unión Europea debido principalmente a la alta carga impositiva y los márgenes comerciales aplicados tanto por los importadores como los distintos distribuidores en el país. De hecho, dados los impuestos especiales al vino y a los diferentes tipos de envase, el IVA del 25 % y los márgenes aplicados, el precio en origen de una botella de vino se puede ver multiplicado hasta por 4 en Dinamarca. 

En cuanto a la estructura de la distribución, en Dinamarca las ventas en términos de volumen se realizan principalmente a través del canal off-trade. Así pues, en 2021 las ventas de vino realizadas a través de este canal acumularon aproximadamente el 86 % de la cuota total, frente al 14 % de las ventas en el canal on-trade. 

El consumidor danés sitúa a la mayor parte de los vinos españoles en la franja de calidad media-baja. Por lo general, los considera a precios muy competitivos y con buena relación calidad-precio. Al situarse en la franja de precios media-baja, los principales países competidores de los vinos españoles serían los países tradicionalmente no productores del Nuevo Mundo como Chile, Sudáfrica o Australia. 

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas