SYNPTNC
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

14 DE diciembre DE 2022

Planas valora positivamente el resultado en la negociación pesquera de la Unión Europea

Redacción Qcom.es

La madrugada del lunes al martes se cerraba el “maratoniano” Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) que comenzó en Bruselas el pasado domingo para alcanzar un acuerdo sobre los totales admisibles de captura (TAC) y cuotas para 2023 en aguas comunitarias y no pertenecientes a la UE; y la gestión del esfuerzo pesquero en el Mediterráneo.

En el Mediterráneo, España ha logrado mejorar las posiciones iniciales y revertir el recorte de los días de pesca a la mitad, al del 7 % al 3,5 %, siempre y cuando la flota adopte una de estas dos compensaciones: apostar por medidas de mejora de selectividad, con redes que mejoran el paso de alevines o acatar una veda de 4 semanas consecutivas. Además, se ha eliminado la veda al palangre, pesca a la que no se exige una reducción mayor de esfuerzo pesquero. Mientras que el TAC para la gamba roja pasa del 7 al 5 %.

Planas ha explicado este voto en contra de la propuesta para el Mediterráneo en la existencia de una “discrepancia de fondo” con la Comisión Europea sobre cómo conseguir el rendimiento máximo sostenible previsto en el plan de gestión plurianual para 2025. “La Comisión quiere continuar un cronograma de reducción de días de pesca, y entendemos que esa no es la vía adecuada, sino que con la selección de las artes podemos conseguir el mismo resultado y con un menor impacto económico y social”, ha explicado. El ministro ha recordado que por esta vía España logró alcanzar el rendimiento máximo sostenible en los caladeros del Atlántico en 2019, un año antes de que fuera obligatorio”.

En el caladero nacional del Atlántico, la cuota conseguida en merluza sur para los barcos españoles en 2023, se sitúa en 9.953 toneladas, “la mejor cifra de los últimos 8 años y la segunda mejor del siglo”, en referencia a la cifra histórica alcanzada en 2014, cuando se lograron 10.409 toneladas. Unos 1.200 barcos del Cantábrico (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco) se van a ver beneficiados de este incremento, que casi duplica la cuota asignada en la negociación de 2022 y supone un incremento del 10 % sobre la revisada recientemente en octubre.

En lo que se refiere a la caballa, que también es una especie de gran interés para los barcos españoles, “se remonta la situación”, con dos grandes hitos. Aumenta un 20 % la cuota de 2023, hasta 29.439 toneladas. Además, unos 800 barcos que capturan esta especie dejan atrás la penalización de 5.544 toneladas anuales que se descontaba automáticamente de la cuota asignada a España desde 2016.

Para la anguila, especie para la que se planteaba una veda fija de 6 meses, que, de facto, suponía el cierre de la pesquería, se ha conseguido mantener la actividad de la flota. La gestión de esta pesquería corresponde en exclusiva a las comunidades autónomas, puesto que se desarrolla en aguas interiores y continentales.

A falta de que se confirmen las cifras, en aguas compartidas entre la UE y Reino Unido, habrá mejoras de relevancia en merluza norte, que aumenta más un 5%; el rape de la zona 7 (Gran Sol), que sube un 11 %; gallo de la zona 7 (Gran Sol), se eleva un 14 %. Enbesugo y en bacalao se mantiene la cuota, cuando para ambas pesquerías se proponía un TAC cero.

Disponer de cuotas para estas dos especies es importante para evitar el denominado “efecto estrangulamiento” de la flota, ya que tanto el besugo como el bacalao se pescan de forma accidental con la pesquería principal: merluza, gallo de Gran Sol y rape de Gran Sol. Las capturas accidentales son aquellas que hay que desembarcar obligatoriamente en puerto y para las que es perentorio disponer de cuota.

Respecto al jurel del oeste, especie cuya situación biológica es delicada, se ha logrado mantener abierta la pesquería, lo que permite la continuidad de la actividad de esta flota, formada por 400 barcos, que podrá pescar 3.271 toneladas de forma accesorias o accidental, un resultado positivo, según Planas, ya que inicialmente se planteaba el cierre.

Acuerdo "no satisfactorio" para Andalucía

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha afirmado que el acuerdo alcanzado entre los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para 2023 es “muy perjudicial para Andalucía”. Sobre al impacto concreto en el sector andaluz, ha comentado que su departamento está estudiando “los pormenores” con el fin de conocer “en qué afecta económicamente” a la flota de la Comunidad Autónoma y analizar “qué podemos hacer al respecto”.

Carmen Crespo ha explicado que el acuerdo alcanzado a nivel comunitario “no es satisfactorio” para el arrastre del Mediterráneo porque, “después de un 17,5% de reducción durante todos estos años, ahora se le aplica un 7% más” que complica la rentabilidad de 92 barcos afectados. Ha calificado la situación como el reflejo de “una negociación frustrada” que conlleva además el establecimiento, por primera vez, de una cuota a la gamba roja que supone un 5% menos de capturas. “Es una medida muy perjudicial para el sector”, ha recalcado la consejera, que considera que se está aplicando “un doble castigo a la flota mediterránea andaluza” que no tiene justificación, ya que los informes científicos apuntan a que el caladero se encuentra en buenas condiciones. En el caso de las embarcaciones dedicadas a la captura de cigala en el Atlántico, Crespo ha comentado que la decisión de los ministros europeos supone “una triple reducción que es inasumible por parte del sector”. La consejera ha detallado que “la reducción del 36% se suma al recorte del año pasado del 30% y a todo lo que hemos sufrido este invierno” con la prohibición impuesta al arrastre para faenar en determinadas zonas de este océano, entre las que se encuentran ciertas aguas del Golfo de Cádiz.

La consejera ha insistido en que “se están tomando decisiones en base a estudios científicos que no están actualizados” y ha apuntado que, en ocasiones, estas medidas están dañando al sector europeo “sin razones” e impulsando la importación de productos pesqueros de terceros países.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas