DíaMundialdelAgua 2023
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

24 DE mayo DE 2022

Así es el mercado del jamón en Australia

Redacción Qcom.es

El sector de la producción de embutidos y carne curada en Australia supone unos ingresos de 4.000 millones de AUD (2.700 millones de euros), con un crecimiento del 0,3 % en los últimos 5 años. Además, se espera que esta tendencia continúe, con una previsión de crecimiento en los próximos 5 años del 0,5 %. Australia se sitúa en el puesto 17 de los países con una mayor producción de carne de cerdo, que ha aumentado durante el último trimestre de 2021 en un 0,1 %, hasta superar las 112 toneladas.

El sector de la producción de carne de cerdo presenta una alta concentración, en la que las cuatro principales empresas representan el 60 % de los ingresos del sector. En los últimos años, las principales empresas se han consolidado, adquiriendo a productores más pequeños con el objetivo de reducir costes, aumentar su rentabilidad y su competitividad. Cabe esperar que esta tendencia se mantenga, y por tanto la concentración del sector continúe en los próximos años.

Respecto a la demanda interna, el consumo de carne cerdo en Australia supera a su capacidad de producción, por lo que la gran mayoría de esta carne se destina a satisfacer la demanda local, con únicamente un 9 % dirigido a mercados internacionales. En este sentido, cada vez es mayor la dependencia de las importaciones para satisfacer esta creciente demanda.

El consumo de carne de cerdo en Australia tiene una tendencia estable, aunque ligeramente decreciente durante los últimos 5 años. En 2020 el consumo fue de 20,21 kg per cápita, este estancamiento puede venir provocado por una mayor preocupación por la salud, lo que supone un aumento del consumo de otras carnes, como la de pollo o la opción por la comida de origen vegetal. El consumo de embutidos y carnes curadas, entre los que se incluye el jamón, está aumentando y es la forma más habitual de degustar la carne de cerdo destacando el bacón y el jamón cocido, con un consumo anual de 11,7 kg per cápita. Además, esta tendencia se ha visto favorecida por un incremento en la demanda de productos gourmet, de alta calidad y más saludables, lo que hace que los productores adapten su oferta siguiendo estas tendencias e introduciendo productos orgánicos y con un menor porcentaje de grasa o de sal.

En el caso del jamón y el beicon, los productores locales deben enfrentarse a una creciente competencia externa, destacando Estados Unidos, Italia y España como principales países proveedores. Las importaciones de jamón a Australia han venido aumentando progresivamente durante los últimos dos años tras un retroceso en 2019 de un 30 % en valor. A pesar de que aún no se ha alcanzado el nivel de importaciones de 2018, las importaciones superaron en 2021 los 27 millones de USD (24,6 millones de euros) lo que supone un incremento del 7 % respecto al año anterior, así como los 2.000 kg, aumentando en un 8 % el dato del año previo.

La práctica totalidad de la carne exportada de España a Australia consiste en jamón serrano, ibérico y paleta. Estas importaciones han aumentado en 2 millones de USD (1,8 millones de euros) en el último año, lo que supone un crecimiento de un 18 %. En términos generales, los precios del jamón procedente de España, tanto serrano como ibérico, son más elevados que los del producto local. En el caso del jamón serrano la diferencia de precios es menos significativa. Sin embargo, cabe destacar que a medida que más marcas de jamón españolas van entrando en el mercado australiano, el precio tiene una tendencia decreciente.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas