SYNPTNC
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

16 DE julio DE 2019

La patata se sale

Redacción Qcom.es

La patata, la hermana pobre históricamente en la cesta de la compra ha alcanzado esta campaña unos precios record históricos con unas cifras que en la actualidad se sitúan en Castilla y León, Rioja o Albacete en una media de entre los 0,40 y los 0,45 euros para la patata de media estación que es la de mayor producción por encima de la tardía que se recoge a partir de otoño. Estas cifras contrastan con los 0,16 euros kilo en origen que se pagaban la campaña anterior para el mismo producto y, sobre todo, con los tres y  cuatro céntimos que se llegaron a pagar en la campaña de 2017. La razón de este comportamiento de los mercados no se halla en la existencia de una baja cosecha en España, sino en la falta de oferta habida en los meses precedentes en los demás mercados comunitarios por la mala cosecha anterior consecuencia de la sequía. Ello ha supuesto que los operadores de esos países hayan arrasado las producciones españolas de patata temprana en los últimos meses y con ello elevar hasta las cifras records todas las cotizaciones. El sector se lo ha encontrado.

El responsable de la división de patata en la Federación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas, FEPEX, Ramón Aguado confía que las cotizaciones se puedan mantener en unos niveles razonables cuando entre en los mercados la patata de esta campaña en los demás países comunitarios.

Según los datos manejados por el sector, en la última campaña las producciones en conjunto de los países comunitarios registraron un descenso de 17%. Esa reducción fue de más del 20% en España donde la producción de patata extra temprana se quedó en 86.000 toneladas en los tres primeros meses del año, de 370.000 toneladas de patata temprana ente los meses de abril y junio, de 833.000 toneladas de patata de media estación en estos meses verano y las 690.000 toneladas de patata tardía cuya recolección se realiza a partir de otoño con un volumen total por debajo de los dos millones de toneladas. En el resto de los países comunitarios esa situación dio lugar a la falta de existencias en los últimos meses para atender la demanda. Esta circunstancia hizo que en los últimos meses España haya sido el principal suministrador de patata a países productores como Alemania, Holanda o Francia con la patata temprana de Sevilla o Cartagena como protagonistas. La subida de los precios se ha mantenido, por el momento para la patata de media estación y en el sector se confía que los mismos se puedan mantener en buenos niveles ante la existencia en España de una cosecha similar a la anterior y a pesar de que en el resto de la UE se espera en los próximos meses un aumento de la oferta en el entorno del 4%.

La patata en España ha sido uno de las producciones con más oscilaciones pasando de años con elevadas producciones, superficies disparadas y precios por los suelos, a otra campaña siguiente con caídas de superficies precios a la baja y agricultores escamados. La producción se vio además fuertemente influenciada por la consideración por otros productores comunitarios como Holanda y posteriormente de Francia, como un mercado alternativo de sus excedentes fundamentalmente en los últimos mese del año.

Consecuencia de las importaciones y de las fuertes oscilaciones de los mercados, las superficies de cultivo cayeron de las más de 200.000 hectáreas a las actuales poco más de 70.000 hectáreas, España ha sido en las últimas décadas un país netamente importador de patata de otros países comunitarios especialmente en el segundo semestre del año por un volumen que en 2018 fue de 817.000 toneladas, muy especialmente de Francia que ha desplazado a Holanda como el principal proveedor. En dirección contraria, España exportó en 2018 menos de 300.000 toneladas de las que el 40% eran para Portugal. Este año España ha sido el proveedor de patata para los grandes países productores comunitarios en el primer semestre del año.

Según los datos manejados por Coag en la relación entre los pecios pagados en origen y en destino al mes de junio, el consumidor abonó un precio medio de un euro el kilo considerando un precio en origen de 0,34 euros.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas