Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

17 DE mayo DE 2024

Impulsando el desarrollo

Mauricio García de Quevedo. Director general de FIAB
 

La industria de alimentación y bebidas es estratégica para la economía y el empleo y vital para los ciudadanos, a los que proporcionamos alimentos y bebidas esenciales.

Hemos consolidado nuestra posición como primer sector industrial del país y por poner un ejemplo de nuestra evolución basta mirar las cifras de producción. Si en el año 2010 apenas alcanzábamos los 85.000 millones de euros, según los datos de nuestro último Informe Económico en 2023 la producción de la industria española de alimentación y bebidas ha alcanzado un valor de 162.459 millones de euros. Datos que sin embargo suponen un descenso del  -2,6% con respecto a 2022 como consecuencia de la inflación y su impacto en el consumo.

Somos también un agente imprescindible para impulsar el desarrollo económico y social de la llamada España Vaciada y contribuimos de manera decisiva a luchar contra la despoblación y promover la cohesión territorial de nuestro país.

El 74% de las industrias de alimentos y bebidas están ubicadas en localidades de menos de 50.000 habitantes y de los más de 2 millones de empleos directos e indirectos que genera el sector a nivel nacional, el 15% se localiza en estas zonas.  Podemos decir con orgullo que la actividad asociada al sector se relaciona directamente con el mantenimiento de prestaciones y servicios básicos, como centros de salud, colegios, oficinas bancarias, tiendas y otros establecimientos.

También nos caracterizamos por ser un sector innovador en constante evolución para adaptarse y adelantarse a las nuevas necesidades y gustos de los consumidores.

Y por supuesto también somos una industria sostenible, con una vinculación muy estrecha con el entorno, que avanza desde hace años hacia modelos de producción respetuosos y eficientes, protegiendo los ecosistemas y recursos de los que depende para poder realizar su actividad a largo plazo.

Otra de nuestras características es nuestra fuerte apuesta por la internacionalización. Así, las exportaciones de la industria española de alimentación y bebidas alcanzaron en 2023 un valor de 47.620 millones de euros. España se mantiene como uno de los principales exportadores de la industria de alimentación y bebidas a nivel mundial y en quinta posición entre los principales exportadores de la Unión Europea, solo por detrás de Países Bajos, Alemania, Francia e Italia. Sin embargo, el complejo escenario internacional ha impactado en el sector, que ha experimentado un cambio en su ritmo de crecimiento del valor de las ventas al exterior, que pasa del 6% en 2022 al 3,4% en 2023. Un cambio de tendencia que también se refleja en una disminución del 6,6% en el volumen de las exportaciones.

Las tensiones geopolíticas y la crisis global que arrastramos desde hace años, con acontecimientos como el Covid-19, la invasión de Ucrania o más recientemente el conflicto de Oriente Próximo generan incertidumbre y una inflación de costes que sufren ciudadanos y empresas.

El mercado agroalimentario sigue estando muy tensionado por unos costes elevados, agravados por los efectos de la sequía y los episodios meteorológicos extremos. La presión sobre la cadena de suministro sigue existiendo, algo que empeora por los costes medioambientales que se han incorporado, como el impuesto a los envases de plástico.

La industria española de alimentación y bebidas, y el resto de la cadena alimentaria, ha demostrado ante todos estos retos un gran comportamiento que creo que ha merecido el reconocimiento del conjunto de la sociedad española. 

Sin embargo, en los últimos tiempos estamos sufriendo ataques injustificados en los que se demoniza sin justificación ingredientes o productos y que impactan directamente en la reputación del sector y sus empresas y trabajadores. También somos víctimas de bulos y noticias falsas que no solo hacen daño a la imagen de nuestra industria, reconocida en todo el mundo, sino que provocan confusión y alarma social entre la ciudadanía.

Por eso, como sector creemos que es imprescindible mejorar el conocimiento de nuestra industria entre los consumidores y promover la información veraz, científica y contrastada sobre alimentación, nutrición y salud.

También apostamos por el impulso a la autonomía estratégica del sector, lo que nos permitirá afrontar con seguridad y solidez retos y acontecimientos similares a los que hacía referencia anteriormente. Y por supuesto, desde la colaboración público-privada también consideramos que deben ponerse en marcha políticas públicas y medidas legislativas y fiscales que permitan al sector seguir siendo el motor de la economía española y la imagen de España en el mundo.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas