Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

28 DE enero DE 2020

Emprendimiento para la repoblación rural

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

Somos muchos los que pensamos que para afrontar el reto demográfico hay que abrirse a un amplio abanico de oportunidades y soluciones posibles. Unas serán válidas para unas determinadas zonas, pero esas mismas es posible que no den resultado en otras.

De un tiempo a acá, se han dado a conocer algunas de estas iniciativas y una de las que nos parece de más interés en este ámbito es la que el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en principio junto con una quincena de empresas de diversos sectores, tres fundaciones y 16 grupos multidisciplinares, ha puesto en marcha recientemente.

Se trata de la denominada Plataforma Temática Interdisciplinar Alternativas Científicas Interdisciplinarias contra el Despoblamiento Rural, resumida en el acrónimo Alcinder y que pasa por ser un instrumento de transferencia del conocimiento científico a la sociedad para desarrollar iniciativas de emprendimiento con las que contribuir a fijar población en áreas geográficas castigadas por el abandono del rural.

Al frente de la coordinación de Alcinder están Carmen Martínez, responsable del Grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia (MBG-CSIC), y José Luis Santiago, investigador de su equipo.

Es una plataforma abierta a la incorporación de más empresas, fundaciones o grupos de investigación, siempre que compartan el objetivo común de facilitar alternativas para la creación de micro-empresas rentables en el medio rural, que combinen la tecnología puntera con los recursos naturales, agrícolas y ganaderos, la cultura y el paisaje y el capital humano.

El carácter multidisciplinar de esta plataforma se observa en las numeras líneas de investigación planteadas y que abarcan, entre otras, desde las ciencias agrarias, veterinaria, acuicultura, informática, telecomunicaciones, mecánica, robótica, química, hasta la microbiología, salud, farmacología, alimentación, nuevos materiales, energías sostenibles, economía, turismo y pasando también por otras como la historia, arte, demografía, sociología, urbanismo y vivienda.

En un primer momento, el ámbito de actuación de esta plataforma incluye los territorios rurales despoblados del Noroeste peninsular y las CC.AA. de Galicia, Asturias y Castilla y León, pero la intención del equipo impulsor del proyecto es “abrir las puertas” y extenderlo paulatinamente a empresas de otros sectores, más grupos de investigación y agentes sociales de áreas y territorios de la denominada España vaciada, con tasas muy elevadas de despoblación.

La plataforma también se abre a establecer sinergias con otras entidades de características similares a Alcinder para sumar fuerzas en la búsqueda de soluciones al reto demográfico al que se enfrenta la sociedad española.

En palabras de la coordinadora de Alcinder, Carmen Martínez, a los medios, “el proyecto tiene un horizonte para su desarrollo de tres años, aunque confiamos en que tendremos, a medio plazo, algunas opciones reales para poner encima de la mesa.”

Según Martínez, “estamos convencidos de que revertir la alta regresión demográfica que sufre el medio rurales es posible. En el caso de Galicia hay recursos como, por ejemplo, el de la producción de aceite de oliva singular y de calidad, que tiene un enorme recorrido, con variedades de olivos autóctonos, adaptados al territorio y que está despertando el interés de muchos pequeños emprendedores, interesados en plantar y elaborar aceite”.

Para la coordinadora de esta plataforma, “sabemos que nuestro objetivo es ambicioso y que no es fácil, pero nos hemos puesto manos a la obra y estamos convencidos de que la ciencia y la investigación pueden aportar opciones y transferir conocimientos para tratar de frenar la despoblación, yendo siempre de la mano de las empresas y de los propios habitantes del rural, ya que de ellos dependerá en gran medida este proyecto.”

Declaración de Gredos

Otra reciente iniciativa en este ámbito, aunque de carácter más institucional, es la firmada en el Parador Nacional de Gredos (Ávila) a mediados de enero, denominada “Declaración por la Innovación y el Emprendimiento para la Repoblación Rural y Territorial”, bajo la organización de las asociaciones Territorio Emprendimiento y Startup Village, con la colaboración de la Diputación Provincial de Ávila.

Se trata de un pacto nacional suscrito en el marco de la celebración los días 16 y 17 de enero de la Conferencia Europea de Diputaciones Provinciales, Comunidades Autónomas y Administración General del Estado (19 Diputaciones provinciales, 8 CC.AA., más de un centenar de alcaldes, mientras que la Administración General del Estado no pudo asistir al no haber aún responsable en este ámbito), emprendedores y entidades privadas, colectivos sociales y ciudadanía, con el objetivo de favorecer el bien común, la cohesión social, la vertebración territorial y un buen modelo de convivencia.

A grandes rasgos, la Declaración de Gredos promueve, de acuerdo a lo que se establece en materia de Desarrollo Rural en la Constitución Española y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, “la igualdad de oportunidades y el libre ejercicio de derechos de la ciudadanía en todo el territorio, con independencia de que se trate de un residente rural u urbano”.  Se trataría no solo de mantener y fijar población, sino sobre todo de atraer nueva.

Como indicó en su presentación, Carlos García, presidente de la Diputación de Ávila, “los 15 millones de personas, que viven en el medio rural quieren levantar la voz, reivindicar que queremos ser ciudadanos de primera, queremos servicios básicos para nuestros vecinos y que las Administraciones fijen criterios de reparto que tengan en cuenta la despoblación y la dispersión, que las personas que viven en nuestros pueblos tengan una oportunidad".

Esta Declaración recoge nueve principios fundamentales, que deben dictar y dirigir la actuación de los poderes públicos, como promover las condiciones para que la libertad y la igualdad de las personas y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas, también a la hora de elegir el lugar de residencia y trabajo, removiendo los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de toda la ciudadanía en la vida política, económica, cultura y social.

Estos deben promover igualmente la prosperidad del medio rural, incentivando la transición ecológica y la economía circular, todo ello con un enfoque integrado de desarrollo rural, así como recortar la brecha digital y física de los territorios y garantizar una plena conectividad territorial, con una adecuada cobertura de Internet de banda ancha (fibra óptica) y de telefonía móvil (4G) en todos los municipios, fomentando la digitalización del sector agroalimentario y forestal y del medio rural.

Los poderes públicos deben actuar también en fomentar el emprendimiento en todas sus vertientes y, en particular, el emprendimiento tecnológico, y avanzar en la simplificación normativa y administrativa y de las trabas burocráticas para los pequeños municipios, con el fin de facilitar la gestión de los Ayuntamientos.

En otro punto, estos poderes deben garantizar la conservación y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea el régimen jurídico y su titularidad, así como el turismo sostenible rural de interior.

Por último, se aboga por un modelo de Gobernanza inclusivo, que determinará la acción coordinada de todas las Administraciones públicas, entidades privadas y tercer sector, tanto nacionales (CC.AA., Diputaciones y municipios), como de la Unión Europea, para crear un Plan Estratégico específico a cada lugar (municipal, comarcal, autonómico) y un Cuadro de Mando Integral para su seguimiento.

Mapas de prioridad demográfica

Una tercera propuesta de interés es la que reclamó Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Diputación de Zaragoza el pasado 20 de enero, para elaborar mapas de prioridad demográfica y la puesta en marcha de agencias de desarrollo que promuevan políticas activas y luchen contra la despoblación en el medio rural, dado que “no tiene sentido hablar de despoblación a nivel provincial, ante las grandes diferencias que existen entre una áreas y otras de la misma provincia.”

Aunque referidas a Aragón, unas de las Comunidades Autónomas donde el problema de la despoblación rural es más acuciante, la propuesta de Sánchez Quero es válida y extensible a otras partes del territorio nacional.

El presidente de la Diputación de Zaragoza reivindicó recuperar la Ley del Desarrollo Rural Sostenible de 2007 que, aprobada durante la legislatura del presidente Zapatero, fue luego abandonada por falta de impulso institucional y presupuestario por los sucesivos gobiernos de Rajoy. Así como también, la puesta en marcha de un proceso de simplificación legal y administrativa en el medio rural para erradicar los obstáculos que existen para el desarrollo de proyectos e iniciativas privadas.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas