Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

25 DE junio DE 2021

Helado, producto delicioso y nutritivo

Ángel Marqués Ávila. Periodista

El mercado español de helados, tras pasar durante los dos últimos años por un proceso de reestructuración y de inversiones múltiples -en capacidad de producción e I D i-, se ha convertido en uno de los más dinámicos del canal de gran consumo. Con un volumen de ventas de 140 millones de kilos y un valor de 500 millones de euros.

BAJA EL CONSUMO 

En 2020 ha decaído la cantidad de kilos ingeridos de helados y granizados un 40,8% con respecto al año anterior, situando el volumen en 22.830,53 miles de kilos. De igual forma disminuyen las consumiciones de estos productos fuera de casa (40,8%), siendo la cantidad de 190.254 miles de consumiciones realizadas de helados y granizados. El consumo de esta categoría gira en torno a 5,12 veces por año y su variación con respecto al año anterior disminuye un 27,1%. El porcentaje de españoles que consumió helados y granizados durante el 2020 se posicionó en 53,52%, habiendo disminuido en 11,7 puntos con respecto al año anterior. El consumo medio por individuo se situó en 0,67 kilos de helados y granizados fuera de casa durante el año 2020, una cantidad que varía en negativo un 41,1% con respecto al periodo previo, según el último Informe de Consumo Alimentario en España, publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Durante el 2020 y el primer semestre se producido una retracción en el volumen total de compras de helados y granizados, dicha situación viene determinada por la situación sanitaria que vive España, que ha condicionado los hábitos de consumo, especialmente fuera de los hogares, así en las zonas Centro y Levante son las regiones con el consumo más intensivo de helados y granizados con un 16,8% y 12,2% respectivamente más de lo esperado según su peso poblacional. Pues en población representan el 9,4% y 15,4% respectivamente mientras que son responsables del 11,0% y 17,3% del volumen consumido. En volumen absoluto es Andalucía la región que más kilos consume de estos productos y Barcelona metropolitana está igualada con la media de España.

El consumo medio en España es de 0,67 kilos/litros por persona y año de helados y granizados. Las regiones que superan a la media son las siguientes: Levante, Madrid metropolitano y Resto Centro. Siendo esta última región la que se posiciona con el consumo per cápita más alto de todas, con 0,11 kilos/litros por persona.

PASIÓN

Grupo Alacant, líder en ventas en el mercado español, con 61 millones de litros de helados vendidos, nace en 1972 de la mano de 35 maestros heladeros que decidieron unirse para crear juntos las mejores recetas de helados. Actualmente esta Asociación cuenta con dos fábricas con 14 líneas de producción, que cuentan con avanzada tecnología y una capacidad para fabricar 90 millones de litros al año. 

Antiu Xixona y 4U Free From son las marcas a través de las que llegan al mercado, es empresa líder en España y los principales retailers europeos están entre sus clientes.

Este grupo  ha invertido 10,15 millones de euros en aumentar su capacidad y procesos productivos en las instalaciones donde la empresa desarrolla su actividad tanto en San Vicente del Raspeig (Alicante) como en Murcia. Esta cifra supone un 12% más que en el ejercicio anterior –8,94 millones euros- y destaca su ejecución, precisamente en el año 2020, durante la pandemia del Covid 19.

En cuanto a los resultados, ha cerrado una facturación de 96,95 millones de euros, cifra levemente inferior a la del ejercicio anterior que rondaba los 100 millones de euros. Este moderado descenso en la facturación está directamente relacionado con el cierre de la hostelería durante varios meses del año 2020, derivada de la crisis del Covid 19.

El director general de la compañía, Joaquín Lancis, reconoce que “la pandemia mundial por Covid-19 ha tenido efecto en los resultados del grupo, ha supuesto un esfuerzo por parte de todo el equipo y nos ha obligado a adecuar la producción a cada escenario que se abría, en función de las comunidades autónomas y de las diferentes regulaciones de horarios, capacidad de los establecimientos y aforos”.

Lancis nos apunta, no obstante, “que los resultados son positivos ya que nos permiten seguir afrontando nuestro nivel de inversiones previsto y seguir aumentando nuestra capacidad y mejorar nuestros procesos para ser competitivos. Además, no solo hemos incrementado el volumen de la inversión, sino que también hemos aumentado el equipo humano”.

En este sentido, esta compañía, la segunda en facturación de España de este sector ha incrementado el número de empleados que ha pasado de 417 en el ejercicio 2019 a 433 en 2020.

La Asociación De Industrias Alicantinas del Helado y Derivados también ha continuado a lo largo de los últimos meses su compromiso con la diversidad con la presencia en su equipo de hasta 11 personas con discapacidad superior al 33%. En este sentido, sigue colaborando con COCEMFE para la inserción laboral de este colectivo.

Joaquín Lancis espera que la campaña del verano del año 2021 “sea el momento de la recuperación. Esperamos que, con el avance de la vacuna en la población, la ampliación de horarios, aforos y espacios permita a nuestros clientes volver a la normalidad y al consumo habitual de helados”.

OPTIMISMO

En esta misma línea se ha expresado el Presidente de la Asociación Nacional de Heladeros de España (ANHCEA), Marcos Miquel, para quien el 2021 "Se presenta bastante optimista ya que se ha notado una respuesta muy positiva por parte de nuestros clientes hasta la fecha. Esperamos que si se abren las fronteras puede ser un verano muy bueno. Va a depender de las medidas restrictivas que ponga cada comunidad y municipio. Pero todas los índices nos marcan una muy buena temporada". Y nos apunta sobre el consumo en los últimos meses que "hay que marcar dos etapas diferentes, una cuando empezó la pandemia y teníamos la obligación de permanecer en nuestros domicilios y ahí si que aumentó considerablemente el consumo de helado en los supermercados, pero a partir de levantarse la posibilidad de salir de casa, hubo una respuesta muy positiva en las heladerías, y este año va en aumento, a pesar de no tener fiestas prácticamente la gente acude a cualquier acto y se ven las terrazas llenas.

Y nos cuenta con satisfacción al decirnos que el helado artesano en España, "está en un momento al alza, los empresarios procuran cada vez formarse más para distinguirse de la competencia y se ve el auge que tiene la formación de helados artesanos por la asistencia cada vez más importante de heladeros cada vez más jóvenes con inquietudes y que quieren hacer sus propias elaboraciones".

Pero se viene abajo cuando nos comenta los efectos que ha tenido en el sector el covid19 "la incidencia ha sido muy fuerte al principio, teniendo en cuenta que la administración nos prohibía el poder vender en nuestros establecimientos a pesar de que la ley nos amparaba para hacerlo, y tardaron mucho en reconocer que sí estaba permitido. Así que en el principio de la pandemia veíamos que se podía comprar helados artesanos en las panaderías, pastelerías y supermercados, y mientras obligaban a las heladerías a permanecer cerradas.

Marcos Miquel nos comenta que hay diferencias notables entre el helado industrial y el artesano, "tanto en los ingredientes utilizados como en el modo de fabricación. Hay mucha diferencia en el color, aunque cada vez más la industria está dejando de poner colores muy llamativos al ver que ese puede ser el primer punto que delate que no es artesano, otra gran diferencia es la cantidad de aire que tiene el helado industrial, es fácil su comprobación ya que cuando se pesa el industrial, al tener más aire pesa menos, por lo que estamos pagando aire a precio de oro. Aparte ahora tenemos la ventaja de poder ver nutricionalmente la composición de los helados y ahí varía mucho. Los helados artesanos normalmente contienen menos porcentaje de grasa y cada vez más están dentro de los alimentos saludables.

Pero este heladero, Marcos Miquel, que además de Presidente ANHCEA, es responsable de la heladería Miquel Gelaters de Denia (Alicante), nos dice que "la calidad de los helados artesanos españoles es de lo más alta y así se ve contemplando los resultados que se están obteniendo en la mayoría de participaciones que heladeros españoles cosechan en cuantos certámenes participan.

Este experto en helados artesanos , nos explica la importancia del helado en la gastronomía diciéndonos "en los restaurantes es el último de los servicios que se le ofrecen al consumidor, por lo que puede mejorar la calidad del resto de la comida además de crear un efecto de satisfacción en el consumidor al igual que pasa con el chocolate, por lo que si lo piden, y aquí si que se puede hablar de "desestacionalización" del helado, en los restaurantes se pide todo el año, cuesta más entrar en una heladería a pedir un helado en invierno, pero si se toma en los restaurantes.

Además cada vez más se está apostando por unos helados gastronómicos que son de difícil venta en una heladería pero sí que sirven de maridaje para muchos platos en buenos restaurantes.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas