Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

18 DE marzo DE 2022

La alimentación en el marco del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer

Ricardo Migueláñez. @Rmiguelanez

El Pleno del Parlamento Europeo aprobó recientemente –el pasado 16 de febrero- una resolución relativa al “Refuerzo de Europa en la lucha contra el cáncer: hacia una estrategia global y coordinada”, en base al informe sobre la lucha contra el cáncer (Comisión Especial de Lucha contra el Cáncer, Comisión BECA).

El texto final fue aprobado por una mayoría de 381 votos a favor, entre ellos casi todos de los eurodiputados españoles, y 276 en contra, hace referencia como factores de riesgo “al consumo de tabaco y el consumo “nocivo” o excesivo de alcohol, a la mala alimentación, así como a un índice de masa corporal elevado, a un estilo de vida sedentario y a la contaminación ambiental, comunes a otras enfermedades crónicas y considerando, por tanto, que la prevención del cáncer y las medidas de reducción de riesgos deben aplicarse en el contexto de un programa integrado de prevención.”

El Partido Popular Europeo, a través de la eurodiputada Dolors Montserrat, se congratuló de haber frenado la “criminalización” del vino, al cava o a la cerveza, al evitar que el informe calificase su consumo moderado y responsable como perjudicial para la salud, y tras demandar que se diferenciara claramente del consumo abusivo o “nocivo” de alcohol.

El texto del informe evitó también que en las etiquetas de las botellas se incluyeran advertencias (“warnings”) sanitarias, similares y tan duras como las impuestas a productos como el tabaco.

En cambio, sí fue aceptado que se permitieran para resaltar la importancia de su consumo moderado, como se intenta potenciar desde el sector, ligado a la ingesta de alimentos de la Dieta Mediterránea, calificada como patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

De hecho, en los considerandos de la resolución del PE se cita expresamente que la Dieta Mediterránea “se conoce como una dieta sana y equilibrada, que desempeña un papel protector en la prevención primaria y secundaria de las principales enfermedades degenerativas crónicas”, lo que es un punto a favor de continuar divulgando y expandiendo la misma entre los consumidores.

El informe subraya que “cuanto menor sea la cantidad de alcohol consumida, menor será el riesgo de cáncer, (…) y que el consumo “nocivo” de alcohol constituye un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer (…), recordando que el estudio al que se refiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que el nivel más seguro de consumo de alcohol en lo que respecta a la prevención del cáncer es la ausencia total de su consumo e insiste en la necesidad de tener esto en cuenta a la hora de diseñar y aplicar políticas de prevención.”

Las enmiendas incluidas en el texto inicial del PE fueron acogidas con satisfacción por dos de las principales CC.AA. productoras de vino. En Castilla-La Mancha, su consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, celebró tales matizaciones como muy necesarias en relación con el consumo de vino, puesto “que diferencian su consumo moderado del abusivo, lo cual es ya de por sí un éxito relevante para esta región, la principal productora del mundo.”

En La Rioja, su presidenta, Concha Andreu, se mostró también de acuerdo con las enmiendas introducidas, porque obedecían a una “petición muy razonable, ya que incluir esa moderación del consumo en el etiquetado, que lleva implícita la aprobación de las enmiendas, nos parece que es perfecta y correcta.”

Consumo moderado y responsable

La resolución europarlamentaria apoya el objetivo, que se ha propuesto la Comisión Europea, de intentar reducir al menos un 10% del consumo nocivo de alcohol para 2025 y anima tanto a la CE, como a los Estados miembros a promover acciones  (relacionadas con la publicidad, patrocinio o comunicaciones comerciales) que ayuden a reducir y a prevenir los daños relacionados con el consumo excesivo y nocivo en el marco de una estrategia revisada de la Unión sobre el alcohol, incluida una estrategia europea de alcohol cero entre los menores, que venga acompañada, en su caso, de propuestas legislativas, pero a la vez que respete el principio de subsidiariedad y la legislación nacional existente sobre la edad mínima para el consumo de alcohol.

En este contexto, el informe apoya también facilitar “una información más completa a los consumidores, mediante la mejora del etiquetado de las bebidas alcohólicas para incluir información sobre el consumo moderado y responsable, y la introducción del indicador obligatorio de la lista de ingredientes y la información nutricional, así como utilizando el etiquetado digital.”

La influencia de la comida

La resolución europarlamentaria subraya que “la comida tiene una influencia significativa en la salud de las personas y que la evidencia científica demuestra que el consumo de alimentos en raciones de tamaño inadecuado repercute negativamente en la salud y puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer”, pidiendo la realización de “campañas integrales sobre nutrición, en consonancia con la Estrategia “De la granja a la mesa” de la Unión.”

El texto hace hincapié en el papel de fomentar una dieta sana para limitar y prevenir la incidencia y recurrencia del cáncer, y en que los riesgos pueden reducirse mediante una mayor ingesta de verduras de origen sostenible y alimentos de origen vegetal, como la fruta y la verdura frescas, cereales y hortalizas.”

Y, en este sentido, “acoge con satisfacción tanto la próxima revisión del programa escolar de la UE de distribución de frutas, hortalizas y leche, como de la política de la Unión en materia de promoción de los productos agrícolas” y hace referencia a la necesidad de adoptar a escala de la Unión un etiquetado nutricional armonizado y obligatorio en la parte frontal del envase, desarrollado a partir de pruebas científicas independientes y sólidas.”

El informe también recoge una petición a la Comisión para que atienda varias demandas del Parlamento Europeo, con el fin de mejorar el procedimiento de autorización de la UE para los plaguicidas y pone el acento en la práctica de actividades físicas y deportivas a lo largo de toda la vida para limitar la incidencia y la recurrencia del cáncer, para lo cual acoge con satisfacción el lanzamiento de la campaña de la Unión “HealthLifestyle4all”, que incluye la promoción del deporte, la actividad física y las dietas saludables.

En relación al Pacto Verde Europeo, la resolución europarlamentaria considera que el mismo “contribuye significativamente a la prevención del cáncer, mediante la reducción de la contaminación del aire, el agua y el suelo, y de la exposición de sustancias químicas, por lo que pide que se integre una evaluación del impacto de las políticas sobre la incidencia del cáncer en las Estrategia “De la granja a la mesa” y en la Estrategia de sostenibilidad de las sustancias químicas y en las Estrategias para una contaminación cero y para un entorno sin sustancias tóxicas.

En este punto, pide a la Comisión también que “vele por que la PAC acompañe a los agricultores en la transición para reducir la ingesta de residuos de plaguicidas.”

En esta línea, el informe destaca “la necesidad de la plena aplicación de la Directiva revisada sobre el agua potable y la aplicación y el cumplimiento de la Directiva Marco sobre el Agua, que reducirá las concentraciones en las aguas superficiales y subterráneas de determinados contaminantes que podrían contribuir a la incidencia del cáncer.”

El informe de la Eurocámara destaca que son múltiples y muy diversos los factores de riesgo que inciden directa o indirectamente en la aparición de los distintos típicos de cánceres. Uno de ellos, por supuesto, es la mala o deficiente alimentación y, dentro de la misma, las dietas, que deben ser más saludables y contemplar un mayor consumo de fruta y hortalizas frescas, cereales y una moderación en los consumos de aquellos alimentos que, sin ser “per se” perjudiciales para la salud, sí lo son si su ingesta es excesiva (“nociva”) y no moderada.

En definitiva, un documento más orientado a hacer cumplir la hoja de ruta de las instituciones europeas establecida en la Estrategia Farm To Fork, que potenciará la demonización de determinados alimentos y bebidas, y que por lo tanto hará necesario que los sectores se movilicen para tratar de contrarrestar sus efectos. Ahora la duda es el calendario que se prevé para todo esto, sobre todo teniendo en cuenta la que está cayendo hoy en día con motivo de la crisis energética y la invasión de Ucrania.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas