Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Las denominaciones de calidad, todo un sello de garantía

A lo largo y ancho de toda la geografía española encontramos alimentos específicos de cada zona que han sido protegidos legalmente para preservar su autenticidad, son los que pertenecen a una Denominación de Origen Protegida (DOP), a una Indicación Geográfica Protegida (IGP) o a una Especialidad Tradicional Garantizada (ETG). Su diferenciación con otros productos de su mismo sector se debe a la gran calidad que consiguen tener.

Los alimentos de calidad diferenciada gozan de buena salud y así se constata si observamos los datos del sector. Según los últimos datos de los que disponemos (2008), el valor económico de estos productos, excepto los vitivinícolas, ascendía a más de 982,68 millones de euros. Por grupos, los transformados cárnicos tienen la mayor facturación, un 18,36%, seguido de los quesos (15,39%), las frutas (14,35%), los jamones (13,20%) o el aceite de oliva virgen (10,30%), entre otras categorías. Dos años después, el consumo de estos alimentos sigue creciendo y sus previsiones de futuro continúan siendo optimistas.

¿Por qué consumir un alimento con DOP?

Cuando compramos un alimento amparado por una de estas figuras no sólo estamos adquiriendo un alimento con todas las garantías que nos asegura su regulación, sino que, además, contribuimos al desarrollo e impulso de la economía en las distintas zonas rurales, todo ello sin olvidar el gran favor que se le hace a la labor de conservación de nuestro patrimonio gastronómico y, en definitiva, cultural.

Además, cada vez son más las tendencias en la restauración que apuestan por utilizar esta gran variedad de productos para elaborar distintas recetas, unas veces tradicionales y, otras, pertenecientes a la cocina más vanguardista y de diseño.

Cómo distinguir los sellos de calidad

A menudo tendemos a confundir tres conceptos que, a pesar de tener aspectos en común, son muy distintos entre sí. Estas son sus principales diferencias.

Denominación de Origen Protegida

Se entiende por "Denominación de Origen" el nombre de una región, de un lugar determinado o, en casos excepcionales, de un país, que sirve para designar un producto agrícola o un producto alimenticio originario de dicha región o país. Su calidad o características se deben fundamental o exclusivamente al medio geográfico al que pertenecen, con sus factores naturales y humanos propios y su producción, transformación y elaboración se realizan en la zona geográfica delimitada. Su protección se extiende a nivel comunitario.

Indicación Geográfica Protegida

Este concepto se distingue fundamentalmente del anterior en que establece los productos agrícolas o alimenticios de una zona o país que posea una cualidad determinada, una reputación u otra característica que pueda atribuirse a dicho origen geográfico y cuya producción, transformación o elaboración se realicen en la zona geográfica delimitada. Su protección se extiende a nivel comunitario, al igual que la Denominación de Origen.

Especialidades Tradicionales Garantizadas

Designa aquellos productos que se distinguen por utilizar materias primas tradicionales o ser elaborados por procedimientos tradicionales.

Una DOP para cada tipo de alimento

En el ámbito nacional, podemos encontrar productos alimentarios agrupados por marchamos de calidad en casi todos los ámbitos. Aceites, carnes, frutas, pescados, productos de pastelería, quesos o vinos, todos tienen algún sello de calidad entre sus variedades. Si atendemos a las Comunidades Autónomas, son decenas los ejemplos que podemos enumerar en cada una de ellas. Cada uno asegura que compramos y consumimos un alimento único, que no admite imitaciones y que se diferencia claramente entre que los que no tienen esta certificación dentro de su sector.

La Cereza del Jerte, el Jamón de Huelva, el Melocotón de Calanda, o la Ternera Gallega son sólo algunos ejemplos de un grupo característico de alimentos, todos ellos  símbolo de que la calidad regulada de los sellos bajo los que se agrupan asegura la conservación de sus propiedades únicas y permite mantener la confianza por parte del consumidor.

 

Más información:

www.marm.es

www.alimentacion.es

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas