Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

8 DE febrero DE 2022

Recuperación del empleo agroalimentario en el segundo año de la era Covid

Ricardo Migueláñez. @Rmiguelanez

El segundo año de la era Covid-19 sirvió ya para recuperar en parte el empleo en el sector agroalimentario de nuestro país (sector primario + industria de la alimentación, bebidas y tabaco), tras la resiliencia ante el ajuste sufrido en 2020, mucho leve que el llevado a cabo en otras actividades económicas, como las relacionadas con el canal Horeca, el turismo o el motor, de acuerdo a los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Habrá que ver lo que nos depara este 2022, una vez entre en vigor a finales de marzo la nueva reforma laboral, aprobada por el Gobierno a finales del pasado año y convalidada por los pelos en el Congreso el pasado 4 de febrero.

Una reforma en la que se ponen muchas limitaciones a la contratación temporal, con el fin de impulsar la figura del contrato fijo-discontinuo, pero que puede llevar a que los empresarios del sector agrario e industrial agroalimentario pierdan agilidad y flexibilidad a la hora de contratar; contraten probablemente menos al tener que soportar costes sociales más elevados que pueden llevar a una menor competitividad en los mercados. Y todo esto unido muchas veces a las enormes dificultades para encontrar mano de obra dispuesta, más o menos cualificada, a trabajar en el campo.

2021 sirvió para volver a crecer en el número de activos (personas en edad de trabajar), hasta un total de algo más de 1,55 millones de personas, con una mejora del 0,8% y de 12.100 personas, aunque gracias al sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y explotación forestal, pesca y acuicultura), que lo aumentó un 3,6% y en 34.600 personas, representando un 64,6% del total de activos agroalimentarios, mientras que, por el contrario, bajó un 3,9% y en 22.500 personas en el sector industrial de transformación.

El número de activos totales de la economía española se situó al final de 2021 en 23.288.800 personas. Algo más de 20,18 millones de personas (86,65%) estaban ocupadas y ligeramente por encima de 3,1 millones (13,35%) en situación de paro. La actividad disminuyo en el último trimestre del año en 158.900 personas (-0,7%), pero quedando en 224.700 personas (+0,97%) del mismo periodo de 2020.

El número de ocupados del conjunto de la actividad económica aumentó un 0,77% y en 153.900 personas en el último trimestre del año, pero sobre todo un 4,3% y en 840.700 personas con relación al año anterior, mientras que el de parados siguió el camino contrario, bajando en 312.900 personas (-9,16%) del tercer al cuarto trimestre de 2021 y en 615.900 personas (-15,56%) respecto a finales de 2020.

El sector agroalimentario representó casi un 6,7% del total de las personas activas en el ámbito económico, así como un 6,72% del total de los ocupados y un 6,22% de todas las personas en situación de desempleo o paro.

Imagen

La ocupación en el conjunto del sector agroalimentario subió en 2021 hasta 1.357.400 personas, con un aumento del 6,94% y de 88.220 empleados respecto al tercer trimestre del pasado, así como de un 4,54% y de 58.900 personas sobre el año anterior.

Sector primario

El número de activos en el sector primario volvió a superar el millón de personas a finales del cuarto trimestre de 2021, con un aumento del 3,6% y de 34.600 personas con relación a un año antes y de 45.300 personas más (+4,74%) sobre el trimestre anterior.

El sector agrario representa el 93,1% de todos los activos del sector primario, con 932.500 personas, tras aumentar un 4,5% y en 40.400 personas en 2021, mientras que de silvicultura y explotación forestal se mantuvo en un 3,1% del total y 30.900 personas, tras subir casi un 1% y en 300 personas, y el de pesca y acuicultura, con 37.800 activos (3,8%) bajó cerca del 14% en 6.000 personas.

La ocupación mejoró en el sector primario mejoró un 7,4% y en 58.000 personas, para quedar en 840.100 empleados, destacando el sector agrario, con 780.500, un 92,9% del total, con un alza de 65.300 empleos (+9,13%), frente a un aumento de 2.100 ocupados (casi un 8% más) en el sector silvícola, hasta 28.500 empleados en total y, por el contrario, un descenso del 23,21% y de 9.400 personas en el sector de la pesca y de la acuicultura, que se quedó en 31.100 ocupados.

En cambio, el paro bajó casi un 12,7% y en 23.400 personas para quedar en 161.100 personas, con Agricultura y Ganadería a la cabeza, con 152.000 parados (94,4% del total, con una disminución del 14,08% y de casi 25.000 desempleados, bajando en silvicultura y explotación forestal un 42,86% y en 1.800 personas, hasta 2.400 parados y subiendo, por el contrario, en 3.400 personas (+103,3%), hasta un total de 6.700 desempleados en el sector pesquero y acuícola.

Situación profesional

Otros datos reveladores vienen dados por la situación profesional del empleo en el sector primario durante el pasado año. Mejoran de forma importante los trabajadores por cuenta propia, pero también los asalariados en el sector privado.

Con los datos del INE, el número de trabajadores por cuenta propia en el sector primario aumentó un 8,1% y en 22.500 personas en 2021, hasta los 301.800. De estas, la mayoría eran empresarios sin asalariados o trabajador independiente, con 224.400 trabajadores y un aumento del 7,2% y en 15.100 personas, seguido de los empleadores, con 54.000 personas, con un alza del 13,7% y de 6.500 personas; de la ayuda en la empresa o negocio familiar, con 18.100 personas (+1,1% y 200 más) y de miembros de una cooperativa, con 5.400 (+20% y 900 personas).

El número de asalariados del sector primario subió en 35.500 personas (+7,1%) en el último año, hasta quedar en 538.300, la mayor parte del sector privado (+37.100 y +7,6%), frente a la disminución del 11,7% y de 1.600 personas, hasta 12.100, del sector público.

Industria agroalimentaria

La evolución del empleo en la industria agroalimentaria (industria de la alimentación, fabricación de bebidas e industria del tabaco) durante el pasado año fue peor que la del sector primario, debido al sector fabricante de bebidas, aunque logró resistir el embate de la crisis de la pandemia de Covid-19.

El total de activos en este sector se redujo en 22.500 personas (-3,93%), quedando en 549.300, sobre todo por el descenso en el sector fabricante de bebidas, donde baja en 10.400 personas (-16,4%) para quedar en 53.200, menos del 9,7% del total de los activos agroalimentarios, aunque baja también ligeramente un 2,7% y en 13.700 personas en la industria alimentaria, para quedar en 492.400 personas, casi un 90% del total agroalimentario. Se recupera en parte la industria del tabaco, con 3.700 activos, un 76,2% y 1.600 más que en el año anterior.

La ocupación en el sector industrial agroalimentario resistió en 2021, manteniéndose en niveles similares a los de 2020, creciendo casi un 0,2% y en 900 personas. Mientras que el empleo aumentó en 8.100 personas (+1,8%) en la industria alimentaria, hasta 464.100 ocupados (88,3% del total) bajó casi un 14% y también en 8.100 personas en la industria fabricante de bebidas, quedando en 50.200 personas. La industria del tabaco aportó durante el pasado año unas 900 personas (+42,86%), hasta quedar en 3.000 ocupados.

El desempleo en el sector industrial agroalimentario, calculado por la diferencia entre número de activos y de ocupados se redujo en 23.400 personas (-42,2%), hasta quedar en apenas 32.000 personas desempleadas, de las cuales 28.300 (-36,1%) estaban en la industria de alimentación; otras 3.000 en la industria fabricante de bebidas (-43,4%) y 700 en la industria del tabaco.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas