Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

25 DE junio DE 2021

Veterinarios, compromiso con el medio ambiente

Ángel Marques Ávila. Periodista

En España, a finales de 2020, hay registrados  cerca de  34.576 veterinarios colegiados agrupados en los 52 colegios provinciales. Se dedican fundamentalmente a labores de salud pública, sanidad y bienestar animal, clínica de grandes y pequeños animales, seguridad alimentaria, investigación, fauna silvestre y docencia, entre otras ramas. Más de 10.000 veterinarios han trabajado para mantener el abastecimiento y la seguridad alimentaria durante el estado de alarma, atendiendo  a animales en granjas y clínicas.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid cuenta con más de 4.100 colegiados, más de la mitad ejercen como clínicos de animales de compañía. El 62% son mujeres, el 38% hombres. El grupo mayoritario (31,8%) se encuentra entre 23 y 35 años. La edad media es de 44,7 años. El 41 % procede de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, 33% de la Universidad Alfonso X El Sabio y 26% de otras facultades. En 2020 se dieron de alta 350 colegiados, 265 mujeres (75,7%) y 85 hombres (24,3%).

SALUD HUMANA Y ANIMAL

Luis Alberto Calvo, Presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, nos dice que " el concepto One Health, que defienden nada más y nade menos que la OMS, la FAO y la OIE, se remonta a la década de los 60 del pasado siglo, pero esa visión global tan propia de la veterinaria ya estaba presente en las primeras escuelas de Europa hace más de 200 años. Salud humana, salud animal y medio ambiente están claramente interrelacionadas. Por eso debemos abordar problemas como la actual pandemia con un enfoque amplio, holístico, multidisciplinar, así como los desafíos sanitarios que va a tener que afrontar el mundo en las próximas décadas. No valen medidas aisladas porque hay una única salud compartida. La globalización, el cambio climático y la alteración de ecosistemas aceleran la aparición de enfermedades emergentes, el 70% de las cuales provienen de animales.

Y nos añade que "lo resume a la perfección el lema de la profesión veterinaria en España: Hygia pecoris, salus populi (la higiene de los animales, la salud del pueblo). Somos la base de la pirámide de la salud pública gracias nuestro trabajo cotidiano en diferentes ámbitos: en toda la cadena alimentaria (desde las propias granjas, la industria agroalimentaria y la distribución) para vigilar la trazabilidad y seguridad de lo que comemos; en la clínica de animales; en los puestos de inspección fronteriza; en investigación; en el control de espacios naturales y fauna silvestre, en la producción primaria... Prestamos un servicio vital a la sociedad y estamos encantados de hacerlo, aunque la mayoría de la opinión pública, por desgracia, lo desconoce.

En estos tiempos que tanto se habla del abandono del medio rural, de la mal llamada España vaciada, ahí estamos los veterinarios desarrollando nuestra labor para contar con una cabaña pecuaria bien atendida, bien cuidada y bien alimentada, mano a mano con los ganaderos. Gracias a los planes de trabajo de las explotaciones, a la selección genética, a los saneamientos, se aumenta la sanidad y el bienestar animal, lo que mejora en definitiva su rendimiento. Y también estamos en los mataderos, para vigilar un momento tan delicado, desde el punto de vista sanitario y de bienestar, como el del sacrificio, nos asienta el Presidente del COV.

LA PESTE PORCINA

En relación a las resistencia microbianas actuales, Luis Alberto Calvo, nosdice que es un fenómeno que nos preocupa sobremanera. Las previsiones apuntan a que, hacia 2050, podría ocasionar 10 millones de muertes, desbancando al cáncer como primera causa de fallecimientos. En España, gracias a un plan nacional específico, se ha logrado reducir su uso en ganadería casi un 60% entre 2014 y 2018, un porcentaje superior al de humanos. Existe una mayor concienciación al respecto y un control más preciso de la dispensación de antibióticos en animales gracias a sistemas electrónicos como PRESVET. Aún seguimos en niveles elevados que deben ir disminuyendo con el esfuerzo de todo. Nos encontramos ante un ejemplo muy elocuente de One Health, en el que la cooperación interprofesional es imprescindible.

La amenaza existe y está ahí. La PPA afecta ya a diez naciones europeas, entre ella Alemania. Ahora bien, la prevención disminuye el riesgo real, mediante un incremento de la vigilancia epidemiológica, una mejora de las medidas de bioseguridad en el manejo y transporte de animales, una sensibilización de ganaderos y cazadores, el control poblacional del jabalí... Hay un alto grado de coordinación entre el Ministerio y las comunidades autónomas, como no puede ser de otra manera en un sector puntero en innovación y compromiso con el bienestar animal como es la porcicultura, muy relevante para nuestra economía, en general, y para la producción ganadera, en particular, nos expone el Preside dente del COV.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

España casi exporta el 50% de lo que produce y el sector agroalimentario es el segundo en contribución al PIB después del turismo, un sector fuerte y dinámico, por lo que es fundamental la preparación en lo que se refiere a exportación e importación de productos, nos declara , Felipe Vilas Herranz ,Presidente del Colegio de Veterinarios de Madrid, (COLVEMA), y nos recuerda que" al menos seis de cada diez enfermedades infecciosas que afectan a las personas tienen su origen en los animales , y cada año, al menos cinco nuevas enfermedades potencialmente peligrosas para la especie humana proceden de los animales, incluida la transmisión a través de la cadena alimentaria. El intercambio de conocimientos especializados son más importantes que nunca para prevenir, detectar, contener y eliminar los riesgos para la salud pública y animal con potencial zoonótico, que además tiene un gran impacto en la seguridad alimentaria. La salud animal resulta esencial para garantizar la salud pública. 

El lema “La sanidad de los animales es la salud del pueblo”, que identifica a la profesión veterinaria desde hace más de un siglo, nunca ha estado tan vigente como en estos tiempos de coronavirus y pone de manifiesto que para prevenir enfermedades en los seres humanos debemos también atender a lo que sucede en el mundo animal, unido a lo que ocurre en el medio ambiente. Este enfoque colaborativo global que se conoce como One Health es en estos momentos doblemente necesario para afrontar la salud animal, la salud humana y la salud del medio ambiente, y los veterinarios, que contamos con una formación científica multidisciplinar jugamos un papel esencial en este planteamiento. Siempre hemos mantenido que la salud de los animales es la salud de todos. El ejercicio de la profesión veterinaria por su decisiva contribución a la salud de los animales y a la salud pública, fue reconocida en su día como “un Bien Público mundial” por la Organización Mundial de la Salud Animal en el sentido de que beneficia a todos los pueblos y a todas las generaciones venideras, nos comenta Felipe Vilas.

Según la legislación, corresponde a la profesión veterinaria el control sanitario y tecnológico en la producción y elaboración de alimentos de origen animal. Sin animales sanos, no hay alimentos seguros ni sostenibles. Los animales sanos son imprescindibles para la obtención de alimentos seguros, de calidad y a precios razonables que satisfagan las necesidades de abastecimiento de la población. A lo largo de toda la cadena alimentaria, ya sea en las granjas, en los mataderos, en los laboratorios, en definitiva de la granja a la mesa, hay un veterinario garantizando que todos los procesos sean los correctos. La alimentación de los animales de producción y los tratamientos sanitarios que reciben están directamente relacionados con la seguridad de los alimentos que consumimos, un campo en el que los veterinarios jugamos un papel clave. Es una faceta no muy conocida de la profesión en la que cada vez hay más oportunidades y que por nuestra formación y experiencia deberíamos tener un liderazgo mayor. 

En estos momentos, el mayor problema sanitario al que nos enfrentamos, que causa más muertes que los accidentes de tráfico, es la resistencia a los antibióticos. En Europa mueren más de 30.000 personas al año por esta causa, es una de “pandemia silenciosa”. Hay que reconocer el esfuerzo de todos los sectores  para reducir el uso de antibióticos y los buenos resultados del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN). La venta de antibióticos veterinarios en España se ha reducido significativamente en los últimos años. Hay que recordar que su control siempre debe pasar por los veterinarios que aseguran su uso prudente y que  con su labor contribuyen a reducir el riesgo de desarrollo y diseminación de resistencias. Debemos utilizarlos tan poco como sea posible y tanto como sea necesario para mantener el bienestar animal. Hay que asumir que debemos mejorar la información y la concienciación de la población sobre su uso, hacer más pedagogía,  reforzar la vigilancia y reducir la incidencia de infecciones con medidas preventivas.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas