SYNPTNC
Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Zumos y néctares: Fruta lista para consumir dónde y cuándo quieras

Redacción Qcom.es

La falta de tiempo, la conciliación de la vida familiar y laboral y los nuevos hábitos de consumo, han creado nuevas demandas en el mercado. Por ello, las empresas de alimentación trabajan cada vez más para cuidar sus procesos de calidad e innovación, mediante la tecnología aplicada, con el objetivo ofrecer a los consumidores productos listos para tomar en cualquier momento del día.

En este sentido, para Alfonso Mena, Secretario General de la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (Asozumos) "Las empresas fabricantes de zumos y néctares no son una excepción y, considerando el escaso consumo de frutas y hortalizas, se han puesto en el mercado productos que constituyen una opción ideal adaptada a las nuevas costumbres de los consumidores. Los zumos son fruta líquida y, como tal, representa una fuente diaria de nutrientes dentro de una dieta equilibrada y debidamente hidratada”.

Asozumos participa activamente en la campaña de retirada de fruta que se desarrolla en la Unión Europea para tratar de ayudar a los productores europeos ante el veto ruso y quiere aprovechar la ocasión para explicar cómo se elaboran los zumos, con objeto de transmitir a los consumidores las distintas etapas por las que pasa la fruta durante su proceso de elaboración hasta convertirse en un zumo comercial, mostrando la apuesta del sector por la calidad, la higiene y la seguridad en cada fase de la transformación.

Antes de comenzar la explicación, es importante centrarnos en el marco normativo que regula esta actividad. En este sentido, el Real Decreto 781/2013, de 11 de octubre, es el que establece normas relativas a la elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad de los zumos de frutas y otros productos similares destinados a la alimentación humana. En esta norma se prohíbe absolutamente la adición de azúcar a los zumos de frutas comerciales desde el pasado 28 de octubre de 2013, lo cual ha sido una demanda de la propia industria.

Durante el proceso de elaboración se hace un seguimiento de la fruta en el campo hasta que se recoge en el punto óptimo de madurez. La producción y la transformación son etapas totalmente conectadas entre sí.

No obstante, antes de pasar a la línea de procesado, la fruta es analizada para garantizar que cumple con todos los estándares de calidad establecidos, más tarde se procesa previo su lavado enérgico con agua que garantiza la higiene de todas las piezas.

Tras ello, las frutas pasan por una cinta donde se eliminan las que no son aptas para la elaboración de zumo, asegurando que solamente la fruta idónea se convierta en un zumo de calidad para los consumidores.

Después de este proceso, llega la extracción. En las frutas con hueso, primero se elimina el hueso y luego la piel; mientras que a los cítricos se les quita la corteza para obtener el zumo y después se les extrae la pulpa.

Finalmente, es el turno de la pasterización y el envasado, dos fases comunes a todos los tipos de frutas. En concreto, la pasterización constituye un tratamiento térmico que asegura que el producto no se altere y pueda ser conservado en las condiciones óptimas hasta su fecha de consumo preferente. De esta manera, el zumo ya está listo para ser envasado y transportado a los lineales de los supermercados.

No obstante, dependiendo del tipo de fruta existen diferentes etapas en el proceso de elaboración ya que se puede obtener zumos o cremas. En concreto, a partir de la naranja se elabora zumo que puedeser consumido como tal; mientras que las frutas como el melocotón, la pera, el albaricoque o el tomate por su consistencia no pueden ser consumidas directamente y se presentan como néctares o en combinados de frutas, en purés y cremas.

Algunas frutas como la naranja, la piña y otras frutas tropicales pueden ser sometidas al proceso de concentración después de la extracción. Para ser más exactos, durante el concentrado se elimina una parte del agua del zumo o de la crema y se obtiene un producto con menos contenido de agua,  así  este tipo de zumo posee una mayor concentración de los componentes de la fruta y puede transportarse o almacenarse con menos coste. En el momento de ser envasado se reincorpora la cantidad de agua extraída en el proceso de concentración para obtener el zumo, siguiendo estrictas normas de reconstitución que garantizan la idoneidad del producto obtenido.

La industria de zumos y néctares es el único sector agroalimentario europeo que tiene implantado un sistema de autocontrol para la defensa de la calidad y la autenticidad de sus productos que ofrece a los consumidores las máximas garantías de calidad y seguridad alimentaria a la hora de establecer sus decisiones de compra y consumo.

El sector europeo de zumos de frutas y néctares se encuentra a la vanguardia de la industria agroalimentaria en la defensa de la autenticidad y de la calidad de sus productos, así como de la libre competencia entre las empresas.

De esta manera, Asozumos reafirma la importancia de conocer el proceso de elaboración de cualquier alimento y en este caso de los zumos de fruta comerciales y el compromiso de nuestros asociados con la formación de los consumidores que, estamos convencidos, redundará en una mejor alimentación para todos.

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas