Comenzar la búsqueda
 

buscar

Búsqueda en los contenidos de la web
El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

Periódico Digital Qcom.es: El punto de encuentro de la cadena agroalimentaria

14 DE septiembre DE 2018

MGEA, un pasaporte a la dirección agroalimentaria

Eduardo García. @_DeDomingo

El sector agroalimentario español, caracterizado por su dinamismo, y que incluye tanto las ramas productivas del sector primario como de la industria agroalimentaria, generó un valor añadido de 62.000 millones de euros en 2017, un 3,5% más que el año anterior. Se trata de uno de los motores de nuestra economía, un sector que fomenta el empleo, además de uno de los más comprometidos con la innovación.

Esta cifra representa una contribución de España al valor añadido del sector agroalimentario europeo del 11,4%, solo por detrás de Francia, Alemania e Italia. En el conjunto del país, el sector aporta el 5,8% PIB de la economía española, un porcentaje muy superior a la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 3,6%.

Por todo ello, la formación, el reciclaje y la actualización es imprescindible para la industria alimentaria, y el Master en Gestión de Empresas Agroalimentarias (MGEA) es el pasaporte para descubrir profesionales que aseguren el futuro del sector.

La Fundación LAFER en su compromiso para el impulso y el desarrollo de la competitividad de las empresas continua desarrollando este programa formativo, en colaboración con la Universidad Nebrija y con el apoyo del sector agroalimentario. A lo largo de sus ya ocho ediciones, se ha consolidado como una iniciativa referente nacional, dirigida a futuros directivos y mandos intermedios, interesados en adquirir y perfeccionar conocimientos de gestión, necesarios para desarrollar una exitosa carrera en el sector.

Los alumnos

Alejandro Falo, 23 años, graduado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos en Universidad de Zaragoza y que ha realizado la 8ª Edición del Máster, da cuenta de la importancia que este master tiene en la formación. “El MGEA me ha aportado una visión global del sector agroalimentario, complementando así, mi formación técnica y científica. No solamente me ha ayudado a entender cómo funciona el sector en general, sino que ha proporcionado amplios conocimientos de las diferentes áreas y departamentos de la industria agroalimentaria, de los que carecía mi carrera, como son aspectos financieros y normativos, habilidades directivas, de marketing y comunicación o gestión de Recursos Humanos", comenta.

Si tuviera que resaltar algo, añade, "destacaría el hecho de haber compartido clases y haber trabajado con grandes profesionales de diferentes subsectores agroalimentarios provenientes de todo el ámbito geográfico nacional y, además, el privilegio de aprender de excelentes docentes y directivos, que han compartido sus conocimientos y experiencias proporcionando herramientas de gestión que me han ayudado a mejorar mis habilidades y competencias. El sector agroalimentario es un pilar importantísimo dentro de la economía española que necesita profesionales y gente formada como nosotros que lo sustenten y le hagan crecer”.

Alejandro estaba desempleado al comenzar el curso, y durante el mes de junio se ha incorporado como jefe de tienda de Carrefour donde tendrá las funciones de la gestión de compras y/o relación con proveedores, gestión de personal, entre otras funciones. Y es que se trata de un Master que abre puertas en el desarrollo profesional porque permite ocupar puestos de más responsabilidad.

Como él han pasado más estudiantes. Miguel Aguilera, alumno de la 7º edición afirma de este master ser "el complemento perfecto para los mandos intermedios de los departamentos técnicos porque te dota de unas herramientas de gestión como puede ser marketing, finanzas, comercial que no has aprendido durante toda tu carrera profesional", algo que también corrobora Natalia Gil, Técnico de Calidad de Grupo Rodilla, quien sostiene que "el Master te ayuda a explotar y sacar el máximo partido a tus habilidades, capacidades directivas, gestión del tiempo y de personas. Son áreas que se dejan un poco olvidadas y creo que es importante pulir y cuidar si queremos convertirnos en los profesionales que todos queremos llegar a ser al final".

Una oportunidad de desarrollo para las empresas

El conocimiento, al igual que lo adquieren los alumnos, también lo alcanzan las empresas.  Calidad Pascual ha patrocinado en los últimos años el Master en Gestión de Empresas Agroalimentarias (MGEA) liderado por la Fundación LAFER junto con la Universidad Nebrija. Para una empresa agroalimentaria como Pascual, la participación en este tipo de programas ha supuesto la posibilidad de reforzar el binomio Universidad-Empresa en aras de favorecer la profesionalización de los gestores del sector agroalimentario.

Profundizar en contenidos como el marco legislativo del sector, la gestión empresarial en la cadena agroalimentaria y los fundamentos de la actividad comercial y de marketing suponen proporcionar a los participantes una visión integral sobre los retos del sector. Para los alumnos de Calidad Pascual que han participado en las pasadas ediciones, este programa ha supuesto la posibilidad de ampliar sus conocimientos más allá del área de especialización en la que venían desarrollando su actividad en la compañía. Ha supuesto, en este sentido, una oportunidad clara de desarrollo.

Apoyo a la formación

El fomento de la formación en el sector no es cosa baladí. Foro Interalimentario y la Fundación LAFER suscribieron el pasado mes de junio un acuerdo de colaboración en el marco de la 9ª Edición del Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias (MGEA), con el objetivo de fomentar la formación en el sector. Desde su creación, uno de los objetivos prioritarios del Foro Interalimentario es el impulsar y fortalecer el sector agroalimentario con la finalidad de fomentar una mayor eficiencia y sostenibilidad de la cadena agroalimentaria española.

"Resultado de este compromiso que venimos cumpliendo de forma real y tangible, consideramos que ello pasa ineludiblemente por una formación de calidad y excelencia de los profesionales del sector agroalimentario. Sin formación no se puede hablar desarrollo e innovación en este sector. Pero para que las empresas agroalimentarias puedan competir con éxito dentro de unos mercados globalizados, cada vez más cambiantes y con la adaptabilidad como necesidad, se exigen profesionales específicamente bien formados en el sector agroalimentario y capaces de aportar valor para afrontar cualquier situación", indica el director general del Foro Interalimentario, Víctor Yuste.

Por este motivo el Foro Interalimentario apuesta, desde hace 8 años, por el Máster de Gestión de Empresas Agroalimentarias de la Fundación LAFER, constituido como un gran referente en este ámbito por su especificidad y excelente programa académico. "El sector agroalimentario es uno de los motores principales de nuestra economía, aportando riqueza, empleo y dinamizando el medio rural en el que todos los eslabones –sector primario, industria y distribución- debemos trabajar en colaboración y con una visión de cadena para satisfacer los hábitos y necesidades del consumidor", añade Yuste.

Otras organizaciones como Cooperativas Agro-alimentarias de España, ASAJA o FIAB, en base a acuerdos que mantienen con la Fundación LAFER y en su compromiso por impulsar y desarrollar la competitividad de los profesionales del sector agroalimentario, se suma a la lista de entidades que apuestan por favorecer la concesión a socios y trabajadores de becas descuento sobre el precio de la matrícula.

Un programa de visitas

En esta dirección se mueve también Grupo Siro. “En Grupo Siro estamos firmemente comprometidos con la formación en el sector agroalimentario. Apostamos por el talento de las personas e invertimos en él, como gran activo que potencie su desarrollo profesional y personal y, a la vez, nos ayude a garantizar nuestra continuidad empresarial. Para ello, promovemos la formación a través de distintas vías como, por ejemplo, mediante acuerdos de colaboración con universidades y escuelas de negocio, con la motivación de poder incorporar ese talento a nuestras compañías. Uno de estos acuerdos de colaboración es el que mantenemos desde hace años con Fundación LAFER, renovado por última vez el 26 de abril de 2018, cuyo objetivo es fomentar la inserción del talento en la empresa agroalimentaria y favorecer la empleabilidad y las carreras profesionales de los estudiantes del Máster en Gestión de Empresas Alimentarias que la Fundación LAFER impulsa desde 2010", comenta la directora de Relaciones Institucionales, Carmen Cobian.

"Como parte de este acuerdo, cada año abrimos las puertas del Centro de Innovación y Desarrollo Alimentario de I+dea en El Espinar (Segovia), para que los alumnos del Máster tengan una visión práctica de la innovación agroalimentaria y puedan conocer “in situ” esta experiencia de la mano de los profesionales que desarrollan su trabajo en el Centro", añade. Y es que los estudiantes no sólo se forman con la teoría. Parte del programa de este master incluye visitas organizadas a diferentes centros, entre ellos el centro logístico de Ciempozuelos de Mercadona, el laboratorio de AENOR, y el centro de producción de Complejo Industrial de Calidad Pascual en Aranda de Duero y la granja en Fuentespina.

La certificación, a cargo de AENOR

Además de ser el director de industria agroalimentaria y distribución de AENOR, David Verano pertenece al claustro de esta novena edición e imparte el módulo sobre Gestor de Normas y Protocolos de calidad y seguridad alimentaria en la industria (BRC, IFS, ISO 22000). Los objetivos de este módulo, explica, son que los alumnos del Máster MGEA tengan una adecuada formación sobre un aspecto vital hoy en día en la empresa alimentaria: la certificación. Si una empresa quiere ser competitiva y, sobre todo estar presente en la distribución moderna, es fundamental disponer de una certificación por tercera parte reconocida, capaz de generar confianza en su cliente.

"La certificación quiere decir dos cosas: que esa organización se esfuerza por el trabajo bien hecho, y se ha sometido a un examen voluntario de un tercero, y que puedo confiar en ella. La certificación aporta al sector agroalimentario seguridad, calidad y confianza. Asegura, por ejemplo, la trazabilidad desde el origen y ofrece un control sistemático de los distintos eslabones de la cadena alimentaria. Además, garantizan la inocuidad de los alimentos. Asimismo, facilitan el acceso a los mercados", informa David Verano.

En los últimos años el conocimiento de los esquemas de certificación cada vez es algo que la alta dirección debe conocer; no sólo son aspectos que correspondan a los Departamentos de Calidad sino que es necesario que esta apuesta por la mejora continua empape a todos los departamentos y procesos de una organización.

"Los análisis de laboratorio realizados por un tercero independiente acreditado en ISO 17025 como es AENOR Laboratorio juegan un papel clave en la calidad y seguridad alimentaria de los productos alimenticios y en general en la verificación de los sistemas de autocontrol(APPCC). AENOR Laboratorio cuenta con unas instalaciones dotadas de la más alta tecnología y con personal altamente cualificado. La visita al Laboratorio es sin duda un complemento clave al módulo de Calidad del Máster ya que cualquier empresa que quiera ser competitiva y dar confianza al sector debe disponer de un laboratorio de análisis fiable. En la visita se hace hincapié en la importancia de los tres tipos de análisis: Físico químicos, microbiológicos y sensoriales", concluye David.

Un claustro de primer nivel

Y es que si de algo puede presumir MGEA es del profesorado de primerísimo nivel. El claustro de esta novena edición cuenta con profesionales como Pedro Barato, presidente nacional de Asaja; Teresa Cartujo, portfolio manager sector agroalimentario de Banco Santander; David Castaño, director de operaciones de Calidad Pascual; Mauricio García Quevedo, director general de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB); Carlos Gómez Arroyo, director general de Rabobank; Luis Plá, director de la división de calidad de Mercadona; y Rafael del Rey, director general del OEMV, entre otros.

Tener unos 'maestros' de tan alto nivel es algo que los estudiantes han valorado durante las ediciones del master. Para los alumnos como Miguel Sánchez Sánchez, responsable de Soporte Organización en COBADU del curso 2017/2018, "el nivel de los profesores está siendo extraordinario y gracias a ellos estamos profundizando en materias en las que son auténticos expertos, que además lo viven con pasión. Ha habido clases que han sido una auténtica delicia donde todo el tiempo me parecía poco para seguir escuchando".

Y es que algo que diferencia a este master es que año tras año, los profesores son evaluados por los alumnos, y aquellos que no han logrado conectar con estos últimos en niveles de exigencia y de excelencia que se piden son reemplazados. Si en la enseñanza hay que valorar algo, afirma Jorge Jordana, director del master, es el programa y el talento en los profesores. "Tenemos los mejores profesores que podemos encontrar, personas que están en las propias empresas, dirigiendo las áreas que imparten en sus módulos. Personal en activo, investigadores, y eso hace que la enseñanza sea viva y directa, puesta al día y absolutamente irrepetible".

MGEA se trata, en definitiva, de un máster muy práctico y completo y del que Jordana se siente extremadamente orgulloso ya que "una de las cosas que más me enorgullecen es que una parte notable de los planes de negocio que tienen que presentar en el examen final nuestros alumnos, los vea realizados y funcionando en el mercado". Un master que abre la puerta a nuevos horizontes, un pasaporte a la dirección agroalimentaria del que todos los alumnos tienen la misma visión: "Nos ha cambiado la vida".

Qcom.es no se responsabiliza ni se identifica necesariamente con las opiniones expresadas por sus colaboradores, limitándose a convertirse en canal transmisor de las mismas